Sister Sin y Stuntmen en la Sala Fussion de Valencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Noche de rock y heavy metal la que vivimos el pasado domingo 27 de septiembre en Valencia. El motivo era dar la bienvenida a la potente formación sueca Sister Sin en su primer paso por la península. Y aunque la acogida no fuera quizá la esperada, creo que todos quedamos moderadamente satisfechos.

La primera noticia que nos dejaba el evento era la recuperación de la Sala Fussion para la causa metalera. Hacía años que no pasaba por ella, y parece que en los próximos meses será escenario de la visita por estas tierras de varias giras. Creo que es una buena noticia, en un momento en que hay más cierres de salas que aperturas y puesto que aporta una capacidad que hoy día no tiene ninguna otra sala. Y además, los precios de la cerveza son bastante razonables.

La segunda, por desgracia, era la escasa asistencia de público. Algo que, por otro lado, no ha dejado nunca de ser lo habitual en esta zona. Salvo contadas excepciones, pinchazos como estos son el pan nuestro de cada día. Además la sala tenía dispuestos en los laterales un gran número de sillones, lo que hacía que el público estuviera aún más disperso.

“Además de espectáculo, Sister Sin también ofrecieron un amplio repertorio de todos sus discos. Su sonido es perfecto para amantes del heavy clásico”

Los primeros en salir a batirse el cobre sobre el escenario fueron los locales Stuntmen. Se trata de un grupo joven que practica un rock enérgico y pegadizo. Aunque no lo conocía, resultaba sencillo dejarte llevar por los estribillos. Me gustaron los coros, la inclusión de unos cuantos solos y también la de los teclados. Por el contrario, los vi algo estáticos sobre el escenario en sus respectivas posiciones y algo distantes del público. Aun así, reconozco que dieron un buen concierto, dadas las circunstancias ya comentadas.

Crónica y fotos de Sister Sin + Stuntmen en Valencia
Era la primera gira de Sister Sin por España, y me hubiera gustado que se llevaran un mejor recuerdo. Aun así, no dejaron ni un ápice de energía por dar en su actuación. Fotografía: Metalicharly

Tras la pausa de rigor, comparecieron los protagonistas de la noche: Sister Sin. Esta era su primera gira por España y me hubiera gustado que se llevaran un mejor recuerdo. Aun así, no dejaron ni un ápice de energía por dar en su actuación. Al frente del despliegue, una de las destacadas en la nueva loa de frontwomans del metal, Liv Jagrell, que se comió con patatas es escenario con un gran repertorio de movimientos, contorsiones y posturas varias.

Pero además de espectáculo en movimiento también ofrecieron un amplio repertorio de todos sus discos. Su sonido es perfecto para amantes de siempre del heavy clásico como para los que comienzan a escucharlo, porque mezcla un sonido heavy inconfundible con un toque de actualidad. Como ejemplos, varios de sus singles más conocidos, como ‘End of the line‘, ‘Fight song‘, ‘24/7‘, ‘On parole‘ o ‘Better than them‘. El único pero al show fueron los problemas con el micro que tuvo Liv justo antes de la balada, ‘Morning after‘, en la que cantó acompañada del bajista Andreas Strandh al piano.

En definitiva, que los suecos Sister Sin estuvieron a la altura de unos artistas de nivel, sin tener en cuenta la pobre asistencia y dieron un concierto al que no se le puede pedir más. Buen heavy metal, muy buena actitud y un gran detalle saliendo a firmar y fotografiarse con los asistentes.

Etiquetas relacionadas

Lo más visto...