Crónica y fotos de Scorpions con H.E.A.T. en Madrid
Crónica y fotos de Scorpions con H.E.A.T. en Madrid

Scorpions con H.E.A.T. en el Palacio Vistalegre de Madrid

Crónica y fotos de Scorpions con H.E.A.T. en Madrid
Crónica y fotos de Scorpions con H.E.A.T. en Madrid

Más sobre

Muchas eran las ganas que teníamos de ver a Scorpions, sobre todo, desde que anunciaron su retirada hace un par de años, con una gira mundial de despedida, tardaron tiempo en anunciar fechas para España y muchos nos temíamos que no pasarían por nuestro país, supongo que las promotoras no se arriesgaban a traerlos por miedo a no tener la acogida esperada y no vender las suficientes entradas previstas (recordemos que sus últimas visitas a nuestro país no llegaron a llenar), pero nada más confirmar la primera fecha (con Steel Panther de teloneros) y poner las entradas a la venta, las entradas volaron y se llegaron a agotar las de pista a las dos horas de ponerse a la venta y el resto de entradas a los pocos días después, por lo que unas semanas más tarde, volvieron a anunciar una nueva fecha para el día anterior, esta vez con los suecos H.E.A.T. de teloneros y agotando entradas nuevamente.

Los alrededores del recinto de Vistalegre se encontraban a rebosar de heavies y rockeros venidos de todas partes, ¡qué gustazo y qué buen ambiente! Inmensas colas humanas que llenaban las calles divididas en diferentes partes que apenas se distinguía el final ya que se encontraban esparcidas por tramos en distintas calles que si no preguntabas no sabrías dónde ir, pero sí había gran multitud de policías y despliegue de coches policiales (yo misma me sorprendí, ¡ni que se tratase de un atentado terrorista! Oiga, ¡que los heavies somos buena gente!), tampoco había carteles informativos, hecho que solventaron al día siguiente ya que los pusieron y estuvo mejor organizado.

La apertura de puertas estaba prevista a las 19:00h y solo se retrasó unos 15 minutos. Poco a poco, la gente fue entrando y el recinto se fue llenando. H.E.A.T. salieron puntuales a las 20:00h, los suecos transmitieron fuerza y energía, con temas frescos y ochenteros, una banda joven que se está ganando con creces ser una de las mejores bandas revelación de los últimos tiempos y que tomarán el relevo de las míticas bandas que se despiden.

«H.E.A.T. demuestran no ser solo un grupo de chicos guapos y simpáticos, al mismo tiempo también son capaces de transmitir esa gran profesionalidad que pocas bandas noveles poseen»

Comenzaron con ‘Breaking the Silence‘, seguida de ‘Better Off Alone‘. Por desgracia, no arrancaron con buen sonido, aunque afortunadamente fue mejorando y pudieron sonar excelentes en sus escasos 45 minutos de actuación, en la que no faltaron temas como: ‘1.000 Miles’, la estupenda ‘Beg Beg Beg’, ‘Danger Road’ o ‘Downtown’. No les faltaron ganas y nos deleitaron con temas propios, con un Erik Grönwall excelente a la voz y que no paró de moverse y contonearse durante toda la actuación (es increíble la vitalidad que tiene este chico). Mencionar el gran trabajo del guitarra Eric Rivers, la potente fuerza de Crash a la batería, la simpatía del bajista Jimmy Jay y a Jona Tee, al que apenas pudimos escuchar a los teclados.

Demuestran no ser solo un grupo de chicos guapos y simpáticos, al mismo tiempo también son capaces de transmitir esa gran profesionalidad que pocas bandas noveles poseen. Presentaron la nueva ‘A Shot At Redemption‘, de su nuevo álbum que saldrá a la venta a mediados de abril y que será ya el cuarto álbum de la banda.

No pudo faltar su hit ‘Living On The Run‘, con el que todos disfrutamos y saltamos, cerraron con ‘It’s All About Tonight‘, dejándonos con un buen sabor de boca y con ganas de verlos en un show durante más tiempo, se prevé que lo hagan por el mes de octubre para presentar su nuevo trabajo, pero antes pasarán por el festival Leyendas del Rock en el mes de agosto. Un diez para H.E.A.T.


Crónica y fotos de Scorpions con H.E.A.T. en Madrid
A pesar de que los años no perdonan y ya no se les ve tan enérgicos como antaño, [Scorpions] estuvieron pletóricos, especialmente Rudolf, que no dejó de moverse de un lado a otro por el escenario. Fotografía: Carmen Rockdríguez

Scorpions

Tras haber calentado motores con H.E.A.T. era el turno de ver a las estrellas de la noche, la mítica banda de rock alemana Scorpions, con la que muchos hemos crecido escuchando sus clásicos temas. Con un escenario gigante, con varias pantallas LED y un gran despliegue de luces, comenzaron proyectando imágenes de su concierto en el festival de San Bernardino allá por el 83. Tras esto, la plataforma que contenía la batería de James Kottak se elevaba y salían al escenario Rudolf Schenker, Matthias Jabs, Pawel Maciwoda y Klaus Meine.

Comenzaron con ‘Sting In The Tail‘, de su último álbum homónimo, con la portada del mismo proyectada en las pantallas, sin pausa, continuaron con ‘Make It Real’ de su Animal Magnetism. Al grito de ‘¡España!’, Klaus nos preguntaba si había alguien ahí para comenzar con ‘Is There Anybody There?’, seguida de ‘The Zoo’ y enlazada con la fantástica instrumental ‘Coast To Coast’, que tan perfecta queda en sus directos.

A pesar de que los años no perdonan y ya no se les ve tan enérgicos como antaño, estuvieron pletóricos, especialmente Rudolf, que no dejó de moverse de un lado a otro por el escenario, haciendo poses y poniendo caras, posando para su público y fotógrafos, alternando temas con su preciosa colección de guitarras (eché de menos especialmente la que tiene tallada el rostro de los hermanos Schenker). A Matthias le vi más sonriente y espontáneo que en otras ocasiones, demostrando un excelente trabajo y habilidad a las seis cuerdas. La voz de Klaus sigue estando en perfectas condiciones, y nos lo demostró en temas más lentos como en la preciosa ‘The Best Is Yet To Come‘, que tocarían después de la gran ‘Loving You Sunday Morning’, excelente tema rescatado de su Lovedrive. A continuación se dirigieron todos, incluido Kottak a la percusión, a interpretar en acústico y desde la pasarela las baladas ‘Send Me An Angel‘ y ‘Holiday’.

Tras emocionarnos con sendas baladas, era hora de dar tralla con ‘Raised On Rock’, tema de su último álbum y que escucharlo en directo supone todo un derroche de adrenalina. Siguieron con ‘Tease Me Please Me’ y ‘Hit Between The Eyes’, temazos de su Crazy World, con los que dieron paso al ‘Kottak Attack‘, un espectacular momento de batería donde Kottak interpreta los temas que van retransmitiendo con sus respectivas portadas de discos, elevado en la plataforma de más de dos metros de altura, y donde nos enseñó su estado más loco terminando por quitarse la camiseta y mostrarnos su espalda totalmente tatuada con las letras ‘Rock and roll forever‘.

«Creo que fuimos todos los que pensamos que fue un concierto muy corto, y más aún sabiendo que es el de despedida tal como anunciaron»

Crónica y fotos de Scorpions con H.E.A.T. en Madrid
Volvieron dando caña con el mítico ‘Blackout’, y con un Rudolf imitando al personaje de la portada del disco, con tenedores en los ojos. Fotografía: Carmen Rockdríguez
Volvieron dando caña con el mítico ‘Blackout‘, y con un Rudolf imitando al personaje de la portada del disco, con tenedores en los ojos, corriendo de un lado a otro con su guitarra humeante, magnífico Rudolf. Continuaron con otro tema instrumental, esta vez de la mano del señor Jabs, ‘Six String Sting‘, para despedirse a lo grande antes de los bises a gritos de ‘Big City Nights‘. Para el final, y no podía ser de otra manera, nos dejaron con las clásicas ‘Still Loving You‘ y ‘Wind Of Change‘ (ésta con estribillo en español), baladones que por mucho que los hayamos escuchado, siguen poniéndonos la carne de gallina y más aún en directo, y es que Scorpions puede presumir de un directo excelente. Concluyeron con ‘Rock You Like A Huricane‘, donde todo el palacio se levantó a gritos y despidiendo a esta gran banda.

Debemos dar gracias a la buena acústica que se percibió en el recinto, que nos permitió disfrutar de un buen sonido. Sobre el escenario pudimos comprobar la perfecta armonía y unión de los miembros de la banda, los cuales no dejaron de sonreír en ningún momento y de mostrar miradas cómplices entre ellos.

Creo que fuimos todos los que pensamos que fue un concierto muy corto, y más aún sabiendo que es el de despedida tal como anuncian (aunque no queramos creer que lo dejen y ronde la idea o deseo de que pudieran hacer algún concierto más por aquí –ojalá-), y que faltaron muchos temas que podrían haber tocado, temas fantásticos como ‘In Trance’ o ‘Will Burn The Sky’ o el ‘No One Like You’ o ‘Dynamite’ que nunca faltaban en sus conciertos, o de sus más recientes trabajos, como Unbreakable o Humanity, que se echaron de menos en este show, pero lo que es evidente es que se trata de una banda que recordaremos siempre por su unión y saber estar, con clásicos que perdurarán siempre y, por supuesto, una de las mejores bandas de rock de todos los tiempos. ¡Hasta siempre Scorpions!

Crónica y fotos de Scorpions con H.E.A.T. en Madrid
Sobre el escenario pudimos comprobar la perfecta armonía y unión de los miembros de la banda, los cuales no dejaron de sonreír en ningún momento. Fotografía: Carmen Rockdríguez

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp