El ambiente futbolero hacía mella en las calles de Madrid, y teniendo en cuenta que la sala Shoko está cerca del estadio Vicente Calderón, fue toda una odisea llegar al concierto tal día como este, durante una final de Champions histórica entre el Atlético y el Madrid.

Motivo por el cual mucho nos temíamos que se hubiera visto afectada la afluencia de público, sin embargo, y para nuestra sorpresa, el recinto estaba repleto de gente aguardando para ver a la diosa del metal, Doro Pesch celebrando sus 30 años de carrera, y durante su actual gira europea que bautizaron como ‘30 Years Strong and Proud‘. Eso sí, curioso era ver a la gente enganchada a sus teléfonos móviles –e incluso con auriculares y radio- para no perder detalle del acontecimiento deportivo.

Como teloneros actuaron sus paisanos nulldB, una banda de nu metal de la que solo pudimos ver su último tema. Mostrando un curioso atuendo, el bajista Matthias Hottinger vestido con falda escocesa y el guitarrista Michael Matveev, con la mitad de su cuerpo pintado de negro, a buen seguro cumplieron con las expectativas depositadas en ellos para caldear el ambiente.

«Disfrutamos de una magistral actuación de una leyenda viva, y Doro demostró que mantiene su voz en excelentes condiciones, estando espectacular a sus 49 años»

Pasadas las 21:00h, y bajo un telón gigante con la portada del ‘Raise Your Fist‘, Doro salía al escenario al son de ‘I Rule The Rules‘, exuberante y enérgica, estaba claro que iba a desglosar la mayor parte de su set con temas de su etapa con Warlock; entre los que no podían faltar ‘Earthshaker Rock‘ o ‘Burning The Witches‘ – donde, para regocijo de las primeras filas, bajó al foso mientras cantaba y saludaba-. El show continuó con ‘Fight For Rock‘, ‘Metal Racer‘ y ‘Raise Your Fist In The Air‘, que comenzó con un “os quiero mucho” que tuvo que leer de su “chuleta”. Tras estos trallazos sería el turno para la hermosa balada ‘Without You‘, que a pesar de bajar el ritmo, quedó preciosa y nos encantó. Con ‘True As Steel‘ el guitarra Bas Maas nos deleitó con varios riffs mientras estaba tirado por el suelo. No pudieron faltar los imprescindibles ‘Burn It Up‘ y ‘Für Immer‘, coreados por todo el recinto, y con una eufórica Doro que no paraba de sonreír y mostrar su gratitud.

Crónica de Doro en la Sala Shoko de Madrid
Sin duda, Doro vino a confirmar que sigue siendo la reina del metal por excelencia, título gratamente merecido. Fotografía: Carmen Rockdríguez

Tras ‘Out Of Control‘ fue el turno del solo de batería protagonizado por Johnny Dee, donde la banda se retira y regresan jaleados por el típico “¡oé, oé, oé, oé!”, y es que la rubia alemana no deja de agradecernos el cariño que nos tiene, y el cual es totalmente recíproco. Continuaron con el tema del Wacken ‘We Are The Metalheads’, y con las enérgicas ‘Bad Blood‘ y ‘Revenge‘, muy cañeras y bien recibidas. No pudo faltar el homenaje a su querido DIO con la cover de ‘Egypt (The Chains Are On)‘, muy emotiva y que, escuchada a su voz sonaba espectacular.

Para la última parte del show dejaron uno de los himnos más populares de Warlock, la esperada ‘All We Are‘, que hizo participar a toda la sala, y ‘Warriors Soul‘ -pedida por un fan que se encontraba en las primeras filas-. Tristemente, tuvieron que terminar de manera repentina con la balada ‘Above The Ashes‘, ya que se excedían de hora y la sala debía abrir como discoteca. Doro se deshacía en agradecimientos y no quería irse, mientras se despedía sonaba ‘It Still Hurts‘, el tema que grabó junto a Lemmy Kilmister, y que improvisó una capella mientras la sacaban casi a rastras del escenario.

Con relación al listado de canciones, este se nos hizo corto, y es que entre tanta gratitud, nos quedamos sin unos cuantos temas que no les dio a tiempo a tocar. Echamos de menos también la cover que suelen incluir del ‘Breaking The Law‘ (Judas Priest). No obstante, disfrutamos de una magistral actuación de una leyenda viva, y Doro demostró que mantiene su voz en excelentes condiciones, estando espectacular a sus 49 años, además, la acompaña una banda que demuestra que congenian a la perfección. Sin duda, vino a confirmar que sigue siendo la reina del metal por excelencia, título gratamente merecido.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp