Crónica y fotos de Rob Zombie con Def Con Dos y Powerman 5.000 en Madrid

Fecha: 23 de junio, 2014
Lugar: Sala La Riviera (Madrid)
Organiza: Rocknrock

Este mes hemos podido disfrutar con la exclusiva oportunidad de ver a Rob Zombie en nuestro país. La visita pasaba por Barcelona – donde también recogió el Gran Premio Honorífico del Festival de Sitges – y Madrid, hasta donde nos desplazamos para gozar en persona del «Zombie Horror Picture Show» a muy pocos metros de distancia.

Crónica y fotos de Rob Zombie en Madrid
“Aunque resulta imposible fijarse en su actuación pasando por alto de quien es hermano, el joven de los Cummmings supo agradar y convencer” Fotografía: Mike

Alrededor de las 19:30 Spider One y sus resucitados/reformados Powerman 5000 inauguraban la jornada sabiendo imprimir la energía necesaria par que tanto seguidores como desconocidos disfrutaran a base de pegadizos ritmos industriales. Gozaron de un sonido equilibrado, y engancharon uno tras otro algunos de los mejores hits que grabaron a finales de los 90 entre temas de esta segunda juventud como la inicial y efectiva ‘Invade, Destroy, Repeat‘.

Aunque resulta imposible fijarse en su actuación pasando por alto de quien es hermano, la verdad es que SO supo agradar y convencer. El concierto resultó fluido, al igual que la llegada de público a la sala, y tanto el joven de los Cummmings como el resto fueron lo suficientemente comunicativos, llegando a charlar un rato con el público gracias al “spanglish” de Gustavo ‘X51’ Aued. Las primeras filas rebotaban con ganas mientras otros se iban asegurando el puesto entre la barandilla del primer piso y los puntos cardinales de la sala. Algunos de los temas más celebrados tuvieron lugar en el tramo final con: ‘Bombshell‘, ‘Supernova Goes Pop‘ o ‘When Worlds Collide‘ importados directamente de su etapa de mayor esplendor.

Pasadas las 20:00, los resurgidos y veteranos Def Con Dos partían con la ventaja de jugar en casa, y además con el aliciente para sus fans de ser la única fecha prevista para el resto del año en la capital. Salieron con un sampler sonando de fondo y mientras personificaban la portada de su último disco al llevar encima unas máscaras de gas con el extremo del filtro convertido en arma automática. Tras un pequeño problema de sonido que subsanaron bromeando al grito de «sabotaje» y la rápida intervención de los técnicos, la banda arrancó a salto limpio con ‘España es idiota‘, precisamente de este reciente lanzamiento.

“Tras ver que ya tenían sala en plena ebullición Def Con Dos desglosaron algunos de los himnos más populares de su discografía”

Acto seguido y tras ver que ya tenían la sala en plena ebullición desglosaron algunos de los himnos más populares de toda su discografía; temas cuyo mensaje sigue gozando de una plena vigencia y que forman parte ya de nuestra cultura popular como: ‘Ultramemia‘, ‘De Cacería‘, ‘A.M.V.‘ o la celebrada ‘El día de la bestia‘ son la respuesta de DCD a un contexto social que encaja a la perfección con su personal mezcla de letras afiladas, metal corificado y rap. Comunicación total de público y banda que se despidió a toda máquina a base de un medley que engancharon con la coreada ‘Armas pal pueblo‘.

Rob Zombie

Y con la llegada de RZ [aproximadamente sobre las 21:30] se desató la locura. Las ya conocidas lonas que suelen instalar al fondo del escenario, y que van ilustradas con monstruos clásicos del cine de terror, envolvían en ese momento a sus legítimos portadores mientras dejaban caer las primeras notas de ‘Teenage Nosferatu Pussy‘. La banda venía presentando su disco del año pasado ‘Venomous Rat Regeneration Vendor‘ [8’5/10], y aunque por las características de la localización no se pudo disfrutar de toda la parafernalia que suelen desplegar en otros lugares, tanto su exclusiva imagen como la ejecución en conjunto sí presagiaban una gran noche. Con la percusión de Ginger Fish ya irrumpiendo, Piggy D y RZ se situaban en sus puestos mientras John 5 hacía su respectiva entrada moviéndose con ceremonia, y luciendo un espectacular atuendo mezcla de androide y cazador de vampiros.

Crónica y fotos de Rob Zombie en Madrid
RZ era una nube de flecos y repetidos giros mientras La Riviera se convertía en un fiestón electrolux con clásicos como: ‘Living Dead Girl’ o el hit de la era White Zombie ‘More Human than Human’. Fotografía: Mike

Intentar describir como fan y fotógrafo algo como ‘Superbeast‘ a tan poca distancia del escenario es cuanto menos complejo. A la presión en el pecho de la base rítmica se le sumaba la ferocidad y carácter de toda la formación, mientras al mismo tiempo una agitada reacción de las primeras filas provocaba el delirio colectivo. RZ era una nube de flecos y repetidos – pero calculados – giros mientras La Riviera se convertía en un fiestón electrolux con clásicos bailongos como: ‘Living Dead Girl‘, la reciente ‘Dead City Radio…‘, el hit de la era White Zombie ‘More Human than Human‘ – que llegó precedido por un breve solo de batería – o el reparto de globos gigantes ocurrido en ‘Sick Bubblegum‘.

Entre canción y canción la banda se comportaba de forma relajada con un surtido de intervalos espontáneos, pero con un set pensado en general para no reducir la intensidad salvo por el bajón de ‘House of 1000 Corpses‘. De dicha narcosis nos sacarían sin embargo gracias a la explosiva ‘Meet the Creeper‘, una acelerada ‘Never Gonna Stop‘ o el clásico ‘Thunder Kiss ’65‘ que sonó seguido de un breve solo protagonizado por el aclamado John 5. En el apartado de versiones pudimos escuchar ‘Am I Evil?‘, algo del ‘School’s Out‘ o la festiva, aunque a mi me repatea, ‘We’re an American Band‘.

“Tras hacerse un poco de rogar Rob Zombie nos dejó todo un misil como ‘Scum of the Earth’ que culminó arrastrando a todo el aforo”

Buen sonido en general, y con un fin de fiesta apoteósico, donde un Zombie tan agradecido como desatado terminó encaramándose con una linterna por todas las barras de la sala, y desplazándose por el escenario envuelto en una capa improvisada con la bandera de España al ritmo de la ineludible ‘Dragula‘. Tras hacerse un poco de rogar nos dejaron – para el bis – todo un misil como ‘Scum of the Earth‘ que culminó arrastrando a todo el aforo.

Particularmente me quedé con ganas de contemplar algo más grande a nivel de escenografía, aunque esa sensación admito que se terminó desvaneciendo gracias a la posibilidad de verles tan cerca. Pasadas las once de la noche, la sala – que presentó una buena asistencia – se despejó rápidamente, y nos quedamos con la sensación de avidez por acudir a próximos conciertos del grupo sin la necesidad de salir del país.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp