Crítica de Strangers 'Emotions'
Crítica de Strangers 'Emotions'
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En noviembre de 2013, esta banda madrileña de rock melódico rescataba la ilusión de la prensa española independiente de tener más material exportable. En un panorama con bandas como Eden’s Lost, Blue Dynazty, Jolly Joker y Erotic Psycho se añadía Strangers, un quinteto capitaneado por el guitarrista Miguel Martín, que en su debut cubría las necesidades nutritivas musicales diarias: destellos de Bon Jovi, Asia, Danger Danger, Motley Crue y H.E.A.T. con un buen inglés, temas pegadizos y emotividad para dar y regalar. Hoy lo reseñamos a propósito de su vuelta a la actualidad por su concierto del 12 de septiembre en We Rock (Madrid) junto a Dynazty y a Jolly Joker.

Martín y el teclista Carlos Giménez pueden ser los compositores, pero Strangers no sonarían como suenan sin la voz de Oscar O’Brien, que bien podría sostener un duelo con Jon Bon Jovi o Ted Poley. Y no lo decimos por decir: han mejorado notablemente desde que su solista femenina, un alter ego de Patricia Tapia, abandonó la formación.

«Este es un disco precioso y elegante para los amantes de bandas como Alias, White Lion, Giant, Foreigner, Cutting Crew o Journey»

Emotions‘ es el título de un disco de Mariah Carey y podríamos decir, quizá con cierta prepotencia, que el de los madrileños excita tanto nuestras terminaciones nerviosas como el de la diva del pop aunque O’Brien no haga sus gorgoritos. El álbum se abre con el single ‘Take Me Away‘, como podría haberse abierto por cualquier otro; una vez que lo pinchas, te engancha irremediablemente y llegas al duodécimo corte cuanto pensabas estar escuchando el segundo, por lo que acabas escuchándolos en bucle.

Este es un disco precioso y elegante para los amantes de bandas como Alias, White Lion, Giant, Foreigner, Cutting Crew o Journey, con coros adecuados, vocales medidos, guitarras expresivas y teclados mágicos. Probablemente en ese aspecto, la mayor joya sea la suavecita ‘Hold On To The Dream‘. Un regreso a lo mejor de los 80, con letras sobre el desamor,amores complicados, enamoramientos, sueños y pasión por el rock, la clásica música que te hace soñar.

Creemos no engañarnos cuando el comienzo y algunas partes de ‘Rocking You Tonight’ nos recuerda al ‘1.000 Miles’ de H.E.A.T e iremos más lejos, porque los teclados de todo el disco son comparables con la inspiración de Jona Tee. Pero en esta canción las guitarras suenan más aceleradas, con la impaciencia y el hambre español, y tamizadas con esos vocales bon jovianos: un ‘Freedom Rock’ bañado en ‘Slippery When Wet’ con crocanti de Strangers.

También saben endurecer las cuerdas y nos lo prueban en ‘Waiting‘ y en ‘Road From Hell‘, y suenan creíbles donde H.E.A.T se quedan cortos en ‘Tearing Down The Walls’: buena interpretación vocal y letras verosímiles. En la primera, en algunos momentos, evocan los teclados de ‘Cars’ de Gary Numan. En la segunda, caminan por la senda del ‘Shout To The Devil’ de Motley Crue y del ‘Slave To The Grind’ de Skid Row.

Quizá para no asustarnos y demostrarnos que su núcleo es lo melódico, cierran la colección con ‘Night In Paradise‘, con un estribillo pegajoso como algodón de azúcar. Serían extraños para nosotros hasta ahora, pero con este debut no lo serán por mucho tiempo si saben promocionarse.

El único punto flaco que le encontramos es la portada, que nos parece que no refleja bien la calidad que oculta dentro.

[Rating:8/10]

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp