Pese a que no es una novedad del todo, no hemos podido resistirnos a la tentación de compartir este auténtico descubrimiento con todos vosotros. Esta formación japonesa combina sonidos modernos como el metalcore o deathcore, añadiendo incluso momentos del slam más porcino, con coros del típico pop japonés del más edulcorado. Si a eso le añadimos un videoclip bizarro como este, el resultado es una pieza más a nuestra colección de imprescindibles del país del sol naciente.


Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp