Bullet + Striker + Stallion en la sala Rock City

Bullet, Striker y Stallion en la Sala Rock City (Valencia)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Fotografías: Reaktiu [www.reaktiu.com]

Noche de sonidos clásicos la que pudimos disfrutar hace uno días en Valencia, de la mano de tres jóvenes formaciones venidas de ambos lados del charco. Un cartel apetecible que, sin embargo, contó con una modesta acogida por el público valenciano. Algo que es tristemente habitual.

Los primeros en salir a dar el cante fueron los germanos Stallion. Y para su desgracia, se llevaron el primer golpe de una sala con poco más de cincuenta personas y un ambiente bastante frío en general. Hasta el punto de que el propio vocalista tuvo que bajar del escenario para empujar, literalmente, a la gente hacia el escenario. Quizá llevados por la situación o quizá por la falta de rodaje, al quinteto no se le vio excesivamente interactivo, salvo al mencionado vocalista, Paul, y al bajista, Niki. Durante su actuación desgranaron principalmente su único disco de estudio, ‘Rise and Ride‘, alcanzando sus mejores momentos con la speedica ‘Estigmatized‘, ‘Watch out‘ y en la final ‘Canadian Steel‘.

Bullet + Striker + Stallion en la sala Rock City (Valencia)

Tras el protocolario cambio de escenario comparecieron ante los allí reunidos los canadienses Striker. Tenían el mismo exiguo escenario, limitado por el espacio que ocupaba el montaje de Bullet, pero la diferencia con sus antecesores fue perceptible desde el primer minuto. Sorprendieron ya de principio, con una estética retro en la que destacaban las auténticas Reebok Pump del batería y las mallas con diseño de vidriera de uno de los guitarristas.

«Atrincherados en la versión más speedica del heavy y el power metal de los ochenta, Striker dejó una actuación trepidante y sin fisuras»

Bullet + Striker + Stallion en la sala Rock City

Atrincherados en la versión más speedica del heavy y el power metal de los ochenta, y presentando su tercer disco de estudio, ‘City of gold‘, el quinteto dejó una actuación trepidante y sin fisuras. El enlace de los temas apenas dejaba unos segundos para tomar aire. Además, sobre las tablas se mostraron mucho más resolutivos y experimentados, realizando movimientos coordinados entre las guitarras y, en general, provocando una mayor interacción del público. Hasta el punto de que pasada la mitad del show, y empujados por el calor de la animosa ‘All for one‘ se formaron varios moshpits, modestos en cuanto a número pero intensos en cuanto a movimientos. Para mi sin duda los mejores de la noche.

«El show de Bullet estuvo regado de un compendio de temazos que hizo las delicias del público (…) Himnos que iban desde el rock con riffs de guitarra que recordaban a los de AC/DC hasta temas que facturaban un heavy ochentero y primigenio»

Bullet + Striker + Stallion en la sala Rock City (Valencia)

El broche final a esta noche retro lo pusieron los suecos Bullet. Si hay algo que pueda decir de su show es que cumplieron a la perfección el papel de cabezas de cartel de la gira. Desde sus atuendos a las poses, pasando por las coreografías a tres mástiles o los solos de guitarra a dúo, los suecos demostraron que era el suyo el nombre que figuraba en lo alto del cartel. Para terminar de ensalzar el concierto, el grupo echó mano de parafernalia diversa, como el afilador de cuchillos que Dag Hel Hoffer utiliza en vivo en ‘Storm of Blades‘, el altavoz poseído de ‘Turn it up loud‘ o la escena del yunque y el martillo de corchopán de ‘Hammer Down‘. Para el final dejaron una última estampa, con las dos guitarras y el bajo en alto dibujando la frase ‘Bite the bullet’ con las tres palabras dibujadas en su parte trasera.

Y por supuesto, más allá del componente estético, su show estuvo regado de un compendio de temazos que hizo las delicias de un público que, ahora sí, se mostraba más cercano y entregado. Himnos que iban desde el rock con riffs de guitarra que recordaban a los de AC/DC hasta temas que facturaban un heavy ochentero y primigenio de los primeros Judas Priest o Accept.

«Si tengo que ponerle un pero [al concierto de Bullet] es, sin duda, que no me llegó a emocionar. Esperaba tener delante de mí a un frontman carismático y vivir un show que me dejara sin aliento. Nada más lejos de la realidad»

Bullet + Striker + Stallion en la sala Rock City
«Desde sus atuendos a las poses, pasando por las coreografías (…), los suecos demostraron que era el suyo el nombre que figuraba en lo alto del cartel». Fotografía: Reaktiu

Sin embargo, si tengo que ponerle un pero a su concierto es, sin duda, que no me llegó a emocionar. Y me explico: esperaba tener delante de mí a un frontman carismático y vivir un show que me dejara sin aliento. Nada más lejos de la realidad. Dag Hel Hoffer es, voz aparte, uno de los vocalistas con menos movilidad que he visto en directo y el concierto, a base de pausas, pequeños solos y los montajes que mencionaba más arriba no tiene la continuidad que ofrecieron, por ejemplo, Striker. Y esto hizo que, al menos yo, perdiera parte de la ‘tensión’ que se vive en un directo.

Aun así, la sensación global de la noche fue positiva, salvo por el siempre inquietante dato de asistencia de público. Si digo que había unas setenta personas en la sala estoy siendo generoso. No creo que fuera excusa la coincidencia con el fútbol o que fuera entre semana. Es un mal endémico que puede que pronto nos vuelva a sumir en la oscuridad.

PUBLICIDAD

También te puede interesar...

Comentarios