Zombeavers, Jordan Rubin (2014)

Zombeavers, Jordan Rubin (2014)

Más sobre

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Zombeavers” (Castores Zombies o Castorzombies), es la típica película que se vende directamente a través del póster y el trailer, independientemente de nada más. Va dirigida a un tipo de público muy concreto, el que habitualmente consume y disfruta con mierda pura, como por ejemplo yo. El planteamiento es sencillo, un grupo de amigos/as tan salidos como subnormales intenta resistir el ataque de unos cuantos castores-zombie.

Ojo al dato, hasta 12 productores y 3 guionistas (incluido su propio, y debutante, director) estuvieron involucrados en Zombeavers. No sabría decir si lo hicieron en plan spoof, animados por la proliferación del prefijo «Z», o si solo tenían ganas de echarse unas risas imitando las cintas con bicho rabioso que tanto salió en los 70, pero el caso es que la película se hizo, y tiene distribución internacional.

Los protagonistas son un grupo de seis adolescentes (talla americana, de entre 22 y casi 30 años), tres chicos y tres chicas, que se van a pasar unos días de fiesta a la típica cabaña del lago, pero que nada más llegar descubren que la zona está empezando a ser atacada por un puñado de castores rabiosos y podridos. Todavía más llamativo que su diseño artesanal estilo puppet, me resultó la astucia de los roedores semiacuáticos, al margen de la condición zombi, y bastante superior a la de los seis adolescentes juntos. Poco que decir de ellos: el memo, el chulo y el guaperas, la niña buena, la sosa y la guarrilla.

Estudios como The Asylum llevan años dando luz verde a toda clase de proyectos absurdos, con mayor o menor acierto, pero siempre buscando el marco más demencial o el cruce más pirado. Ahí es donde casca Zombeavers, no es lo suficientemente exagerada, de gore muy justito, y tampoco carbura bien cuando intenta hacer gracia. Si pasamos por alto que son castores, no había un bicho más mierda, no creo que pudiera llegar siquiera a destacar entre los miles de parodias amateur que hay por YouTube.


Lo Mejor

  • Dura solo 70 minutos
  • Verla con amigos predispuesto a mofarte

Lo Peor

  • Los chistes de pedos y pollas metidos a presión
  • Es muy miserable se mire por donde se mire

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

También te puede interesar...