La Estadea Logo

H.E.A.T. en la Sala But de Madrid

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Fotografías: Carmen Rockdríguez

Gran noche la que vivimos el pasado viernes en Madrid. H.E.A.T. nos visitaban de nuevo, esta vez lo hacían con una gira para presentar su último disco ‘Tearing Down the Walls‘ (comentado aquí). Les gusta España y cada vez tienen más seguidores aquí, prueba de ello es la cantidad de público que aglomeraron una vez más.

Sus paisanos Sherlock Brothers empezaron caldeando el ambiente a las 20:00h. Media hora de actuación en la que el frontman André Andersson demostró ser un auténtico torbellino por el escenario. A pesar de que su estilo grunge nada tenía que ver con H.E.A.T. le pusieron mucha energía y cumplieron con una buena actuación, aunque el público no les respondió lo suficiente, y es que era obvio, la gente estaba allí para ver a H.E.A.T y eso se notaba en sus caras que denotaban a ratos aburrimiento y no prestaron la atención suficiente a la banda, esperando con ansia la salida a escena de la banda anfitriona.

A las 21:00h salieron H.E.A.T para comerse el escenario. Comenzaron con ‘Point of no Return‘, tema encargado de abrir su último disco, seguido de ‘A Shot At Redemption‘, canciones nuevas pero ya conocidas y cantadas por todos.

«H.E.A.T. comenzaron con ‘Point of no Return’, tema encargado de abrir su último disco, seguido de ‘A Shot At Redemption’ (…) Desde el minuto uno se metieron al público en el bolsillo»

Crónica y fotos de HEAT en Madrid

Desde el minuto uno se metieron al público en el bolsillo. Continuaron con una selección de su ‘Address The Nation’: con ‘Better Off Alone‘ destacaron los solos de teclado de Jona Tee y la guitarra de Eric Rivers. Con la bonjoveraHeartbreaker‘ aprovechan para cantar con el público. Un solo de guitarra de Rivers dio paso a ‘It’s All About Tonight‘, tema que parece el favorito de Grönwall. ‘Inferno‘ sonó tremendo, siendo una de las canciones más molonas en directo por su pegadizo estribillo. Para la música de ‘The Wreckoning‘ salió por un momento alguien disfrazado con una máscara antigás, y la balada que da nombre al disco – ‘Tearing Down The Walls‘ – puso tranquilidad a la noche. Siguieron desgranando el disco tema a tema, continuando con ‘Mannequin Show‘. Rescataron la buena ‘Late Night Lady‘ de su primer álbum, tema muy ochentero. Tampoco podía faltar su éxito ‘Beg Beg Beg‘, que fue toda una locura y con la que incluyeron también unos guiños al ‘Highway Star’ de Deep Purple. Como buen showman que es, Erik Grönwall no paraba de parlotear algunas frases en español como “buenas noches cabrones”, “el gato debajo de la mesa” o “quítame la ropa nena”. Los teclados de Jona Tee dieron paso a ‘All The Nights‘ muy emotiva, con un Erik espectacular a la voz. Continuaron con la sosegada ‘Downtown‘ y su “oh oh oh” con el que nos hicieron cantar. ‘Enemy In Me‘ sonó con el solo de batería de Crash, donde luego viene Grönwall y baila al son de la batería. Con la sensacional ‘Emergency‘ se despidieron la primera parte del concierto.

«H.E.A.T son una banda joven y llena de energía, con muy buen directo, un vocalista con una magnífica voz y que a la vez es todo un showman»

Crónica y fotos de HEAT en Madrid

Volvieron con las geniales ‘Breaking The Silence‘ y ‘Living On The Run‘, temas de su ‘Address The Nation‘ y que ya son como himnos de la banda, muy coreadas y bien recibidas. Cuando ya creíamos que se iban, para nuestra sorpresa nos regalaron ‘Laughing At Tomorrow‘ interpretada en acústico, con Erik Grönwall a la guitarra acústica y que quedó preciosa.

Hora y media de un show sin apenas descanso, un set list repleto de temas de sus dos últimos trabajos, aunque también echamos de menos algunos temas de sus dos primeros discos, los cuales apenas tocaron con solo dos canciones, y es que con la partida de Kenny Leckremo y Dave Dalone después, y con la ahora presencia aplastante de Grönwall quizás quieran dejar el pasado atrás.

H.E.A.T son una banda joven y llena de energía, con muy buen directo, un vocalista con una magnífica voz y que a la vez es todo un showman, un Eric Rivers a la guitarra que cada vez se le ve más suelto en el escenario, de hecho no paró quieto y le vimos más activo que nunca, un simpático Jimmy Jay al bajo, Jona Tee con su buena ejecución en los teclados y un chico duro como Crash a la batería, aunque esta vez le vimos más en un segundo plano. Además de ser chicos guapos, son majetes y no dudaron en salir a saludar a todo el que se quisiera pasar por el merchandising tras terminar el concierto.

Son muchas las razones por las que auguramos y deseamos un prominente éxito en su carrera musical, una banda que toma el relevo de grandes bandas del hard rock, y que se han hecho con un hueco importante en el panorama musical y esperamos que sea para largo. Grandes H.E.A.T.

Crónica y fotos de HEAT en Madrid

Etiquetas relacionadas