Abel Fernández, director en Toxicvision Films

Abel Fernández, director en Toxicvision Films, «Cada trabajo tiene algo que te hace pensar que ha valido la pena»

Abel Fernández, director en Toxicvision Films

Más sobre

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Abel Fernández es el primer director que se somete a nuestro especial detrás de las cámaras. Le conocimos gracias a su trabajo como realizador para Toxicvision Films, y su trayectoria abarca un buen número de rodajes dentro y fuera del ámbito estatal. Repasando su obra vemos grupos que van del deathcore más extremo hasta el rock urbano puro. Sus referencias suelen demostrar como sería la puesta en escena de las bandas, aunque sin descartar un componente de historia adaptado a cada proyecto, y por qué no decirlo, también algunas pistas de lo que serían sus influencias personales.

Tanto por su parte, como por todo el equipo que forman la productora, llama la atención el grado de compromiso, y posterior camaradería, que logran adquirir con sus clientes.

Desde hace 4 años estás al frente y formas parte del equipo que conduce la productora independiente Toxicvision Films. Cuéntanos un poco más acerca de cómo te metiste en el mundo del videoclip…

Buenas. En primer lugar agradecer a Laestadea el seguimiento del trabajo de Toxicvision. Nuestro primer trabajo fue ‘My Salvation‘ de Far’N’Hate, pero tuvimos un largo periodo en el que no realizamos ningún otro videoclip, ya que nos dedicamos a cortometrajes y colaborar con series que nunca vieron la luz. Afortunadamente, y tras un cambio en la estructura de todo el equipo, fue más fácil reenfocarnos hacia los videoclips, ya que varios de los nuevos miembros también tenían background musical y no les parecía un sacrilegio ni preferían rascarse la huevada esperando a que Hollywood les llamase. Para nuestro regreso fueron cruciales ‘Words in Whiskey‘ de Wis(h)key y ‘One Last Warning‘ de Stained Blood, que fueron los que nos situaron en el panorama.

Si te dedicas al audiovisual, y has perdido gran parte de tus años en un local de ensayo o sobre un escenario con un grupo, ¿qué mejor manera para unificar ambos mundos que dirigir videoclips? (aprovecho para decir el nombre del grupo y avergonzar a mis ex compañeros que siguen con su carrera musical: Paintone, buscadlo y entenderéis porqué decidí que mi futuro estaba en ayudar a otros grupos).

«Si te dedicas al audiovisual y has perdido gran parte de tus años en un local de ensayo o sobre un escenario, ¿qué mejor manera para unificar ambos mundos que dirigir videoclips?»

¿Cómo te gusta trabajar a la hora de dirigir a los músicos?, ¿cuáles serían los pasos a seguir para definir la historia y el aspecto en general del conjunto?

A diferencia de otros realizadores, y sin decir que sea mejor o peor el método, no me gusta falsear excesivamente la actitud de los músicos ya que, en un momento u otro, han de defender su trabajo en directo. Ir a ver un grupo por su actitud escénica en los videoclips y encontrarme con una versión descafeinada me decepciona totalmente. En cuanto al trabajo con los grupos, cada uno es un mundo, tienen sus referentes, sus ideas, pero siempre empezamos intentando que salgan enanos o Carmen de Mairena, por desgracia ninguno lo acepta, pero todo les parece mejor después de descartar esas opciones.

¿Sueles trabajar sobre la idea del grupo, o prefieres aportar tu propia historia según te inspira la banda y el tema que hayan elegido?

Como decía antes, cada grupo es un mundo. Los hay que te contactan con una idea previa y solo esperan que la plasmes, otros te dan libertad absoluta, y en algunos casos, somos nosotros los que le hemos ofrecido directamente una idea absolutamente diferente, o incluso descabellada, y el grupo la ha aceptado. Simplemente intentamos que el grupo esté contento con nuestro trabajo y cuanto más fluidas son las conversaciones, más fácil es el proceso.

«Ir a ver un grupo por su actitud escénica en los videoclips y encontrarme con una versión descafeinada me decepciona totalmente»

¿Dirías que los músicos lo podrían tener un poco más “fácil” de cara a interpretar un papel por el hecho de estar acostumbrados a actuar sobre el escenario?

Diría que no, en absoluto. Siempre hay excepciones, y encuentras a gente que ha nacido para estar frente a una cámara; pero es mucho más habitual que los propios miembros del grupo te pidan que sean actores los que aparezcan en la historia ya que no se ven cómodos. Salva de Stained Blood es una clara excepción, ya que ha nacido para ser la Leticia Sabater de la escena nacional, o Josh de Our Omega que, a pesar de no actuar en su videoclip, ha formado parte de un cortometraje que estamos a punto de acabar. Debe haber algo freudiano en esto de los baterías con facilidad para desnudarse a la hora de sentirse cómodos.

¿Cuál ha sido la situación más absurda o demencial con la que te has encontrado?

Hay una que tenemos grabada a fuego. Durante el rodaje de ‘One Last Warning‘ contamos con la colaboración de Barcelona Roller Derby junto a longboarders y jugadores de hockey. A pesar de estar haciendo descensos, y cargar violentamente unos contra los otros, no tuvimos ningún herido, sin embargo, Maggie Love puso el patín en el suelo para calentar, antes incluso de grabar, encontró una piedra y cayó fracturándose la clavícula. De repente tuvimos que prescindir de parte del equipo para llevarla al hospital, ella misma contactó con otras compañeras para que la substituyesen y no se tuviera que cancelar el rodaje.

También nos hemos encontrado con la directora de la Casa de la Seda, la localización modernista donde grabamos ‘Red Dyed Mask‘ de Alone in Roswell, que tuvo un microinfarto al ver llegar los extras con el equipo y multiplicar por 10 lo que había asumido que sería. Entre nosotros le llamamos un Gilliam a lo inesperado y, en el fondo, cuando capeas el temporal, es gratificante.

«Cada grupo es un mundo, tienen sus referentes, sus ideas (…) Simplemente intentamos que estén contentos con nuestro trabajo y cuanto más fluidas son las conversaciones, más fácil es el proceso»

Y en el plano personal, ¿qué dirías que es precisamente lo más gratificante de tu trabajo?

Superar las adversidades, conseguir ir más allá de nuestras propias expectativas con presupuestos que para otros cubren el café, trabajar con grandes profesionales y, especialmente, ver como nuestro trabajo apoya a grupos que creen en el suyo. Eso, y cada vez que un grupo con el que has trabajado cree en ti para su siguiente videoclip, o un nuevo grupo te contacta y te menciona cual de tus trabajos les ha llevado a ponerse en tus manos.

¿Te ha sucedido alguna vez que un grupo se “llevase” parte de su actuación en vídeo para mostrar después en sus posteriores conciertos (indumentaria, maquillaje, atrezo…)?

Nos ha sucedido algo mucho mejor. Our Omega utilizan el tema que compusimos para el making of de su videoclip como intro de los conciertos y Stained Blood tienen una camiseta basada en los jugadores de hockey de ‘One Last Warning‘. Guspira seguro que se habrían llevado las máscaras de Hannibal Lecter, Darth Vader, Stormtrooper o V, pero son de colección personal y ¡¡¡¡¡¡no se tocan!!!!!!

¿Cuánto tiempo puede llevar, aproximadamente, realizar y rematar un videoclip en términos generales?

Todo depende de la dificultad a nivel de producción, edición y postpo. El rodaje, raramente excede los 3 días, pero lo demás varía dependiendo de a qué nivel nos deja el grupo complicarnos la vida.

Un proyecto del que te sientas particularmente orgulloso…

El que me ayuda a recordar porque me metí en esto es ‘Pandemic Schizophrenia‘ (One Minute Silence) por ser el primer videoclip con un grupo internacional y por ser un grupo del que era fan. El resto de trabajos, cada uno tiene algo que te hace pensar que ha valido la pena y elegir uno sería injusto.

«Un videoclip es una declaración de intenciones, es el modo de expresar que crees en tu trabajo, que, a pesar de ser underground, en muchos casos, no es un pasatiempo sin aspiraciones»

Si no es top secret, ¿nos puedes contar con qué equipo trabajas?

La verdad es que es sencillo, un Cinexin y uno mono titi que se encarga desde el guión hasta la edición, pasando por operar cámara. Ese mono titi no tiene precio, es un genio. En cuanto a equipo humano, en cada uno de nuestros videoclips se pueden leer sus nombres en los créditos, sabemos que no es algo habitual, pero nos gusta agradecer a aquellos con los que trabajamos su esfuerzo y dedicación.

¿Hay algún género musical que tengas vetado? o ¿crees que podrías rendir exactamente al mismo nivel en cualquier otro estilo?

Por una obscena cantidad de dinero o, en su defecto, un par de containers repletos de estofado de seitán, estoy dispuesto a grabar hasta a Cañita Brava cantando zarzuela. Eso sí, creo que puedo rendir mejor en metal, post rock, rock alternativo o algunos estilos de música electrónica debido a mis referentes y a mi supuesto estilo.

¿A qué grupo has soñado siempre con hacerle un video? y ¿qué vídeo mítico de todos los tiempos te gustaría haber dirigido?

Siempre he querido grabar un videoclip para Cult of Luna o Neurosis, Tool también está entre mis sueños humedos pero Adam Jones los tiene más que cubiertos, por lo que Karnivool serían los siguientes en la lista y tenemos la suerte de estar trabajando actualmente con Arakeye, un grupo australiano que está en la línea de estos últimos. En cuanto a videoclip mítico Tool – ‘Stinkfist’ o ‘Living Dead Girl’ de Rob Zombie me habrían dejado totalmente satisfecho. De los últimos videoclips que he visto, sin duda, ‘The Motherload’ de Mastodon es por el que habría vendido a uno de mis hermanos.

Fuera del metal, mataría por haber dirigido cualquier trabajo de Chris Cunnigham, especialmente sus videoclips para Aphex Twix.

Para terminar, y teniendo en cuenta que hoy en día plataformas como YouTube también son una fuente de ingresos para músicos y agencias, nos gustaría saber, en tu opinión, qué aporta un vídeo a la promoción de un grupo. Y, si alguien quiere saber cómo es grabar un video contigo, ¿dónde puede echar un ojo a tus trabajos?

Un videoclip es una declaración de intenciones, es el modo de expresar que crees en tu trabajo, que, a pesar de ser underground, en muchos casos, no es un pasatiempo sin aspiraciones. En nuestro caso tenemos la suerte de que varios de nuestros trabajos han traspasado las fronteras estatales, y han ayudado a que los grupos reciban ofertas que difícilmente les habrían llegado sin que su videoclip se hubiese visto en otros países.

Sin embargo, también puede ser un arma de doble filo, y puedes encontrarte a grupos con poca ética a los que no les importa inflar sus visitas en YouTube a base de pagar para llamar la atención de una discográfica y, a posteriori, sus conciertos parecen sacados de «28 days later».

Si alguien quiere contactarnos (como habréis visto hablo en plural, ya que sin mis compañeros sería imposible llevar a cabo nuestros trabajos) podéis visitar tranquilamente nuestra web (www.toxicvisionfilms.tv) o visitar nuestro Facebook (enviamos un par de donuts rellenos por cada like demostrado).


Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp