Route Resurrection Fest: At the gates + Wormed + Sound of Silence en Madrid

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Grupos: At the gates + Wormed + Sound of Silence
Fecha: Viernes 6 de marzo, 2015
Lugar: Sala Penélope (Madrid)
Fotografías: Estefanía García

Llevábamos meses planeándolo, deseando que llegara el día. La ciudad seleccionada para ver a At The Gates sería Madrid en la Sala Penélope, una cuestión de gastos de carretera en verdad. Y que sorpresa me llevé cuando los nombres de los grupos que acompañarían a estos grandes serían Sound of Silence y Wormed, tres pájaros de un tiro.

Como ya es tradición cuando nos vamos de concierto a Madrid, al llegar a las inmediaciones de la sala conseguimos aparcar en la misma calle a tan solo 150 metros de la puerta. Se veía ya la cola desde lejos, los primeros puntuales guardaban posición, la emoción se palpaba en el aire. Por fin entramos. No había estado antes en la Sala Penélope y había recibido diferentes opiniones de ésta, por lo que primero de todo una vuelta de reconocimiento.

Empezaban a disparar Sound of Silence, no había tenido la posibilidad de verlos anteriormente, ya hace un año me los perdí por cuestión de minutos en un concierto también en Madrid (la silla de ruedas no perdonaba). Una pena que la sala estuviera a medio gas. Me vais a permitir que os pregunte, ¿tanto cuesta llegar a los conciertos para ver el set completo? ¿De verdad hay gente que quiere perderse bandas con propuestas tan interesantes como las de esta noche en concreto?

“Entre el repertorio de Sound of Silence pudimos escuchar temas como ‘El comienzo de un triste adios’ o ‘Presa de desconfianza’ (…) La sensación, muy grata y sorprendente, estos chicos ganan muchísimo en directo”

Entre el repertorio de los asturianos pudimos escuchar temas como ‘El comienzo de un triste adios’, ‘Presa de desconfianza’, ‘Tronos sobre cráneos’, la gente tímidamente se empezaba a poner manos a la obra a lo que allí habíamos venido a hacer. Nefta animaba con energía a los presentes mientras seguían sin tregua con ‘Déjate guiar’. Ian a los mandos de la técnica consiguió que el sonido fuera de cara a la banda, cosa que no era fácil como más tarde pudimos comprobal. Pero volviendo a SOS, interesante trayectoria con 10 años y 4 trabajos de estudio a las espaldas, en los que la banda ha recorrido gran parte de la geografía española y compartido escenario con grandes, además de haber sido galardonados y mencionados en diferentes medios de relevancia. En el último empujón derramaron sobre la Penélope los temas ‘Viendo al cielo llorar’, ‘La resurrección de las 10 almas’, para cerrar con ‘Una lápida sin cementerio’. Un repaso a sus trabajos ‘El funeral de las 10 almas‘ (2009), y el último editado ‘El anochecer‘ (2013). La sensación, muy grata y sorprendente, estos chicos ganan muchísimo en directo, y ya era hora de dar fe de ello.

Tras un breve descanso, mientras Wormed se preparaban para salir al escenario, tuve la oportunidad de acercarme a hablar con Javi, bateria de Sound of Silence, que se llevó en la edición de 2014 de los premios AMAS la mención a mejor batería. Asturias, una tierra rica en grandes músicos y propuestas incesantes de apoyo a la escena del metal, a la que siempre es un placer volver.

“[Wormed fueron] Una obra maestra de contenido frenético y obscena complejidad. Me queda pendiente verlos para disfrutarlos plenamente sin preocupaciones técnicas”

Route Resurrection Fest: At the gates - Wormed - Sound of Silence

Pero volviendo al tajo, Wormed estaban preparados, las luces indicaban el inicio y el sonido atronador de los madrileños comenzó su andadura. Si tengo que ser sincera, y me gusta serlo, espero ver de nuevo a la banda con mejores condiciones de sonido. Es en estos momentos cuando echo de menos algunas cosas de mi tierra (dígase un buen concierto en Rock City). ¿Dónde quedan las salas donde disfrutar de las bandas, corregidas y bien explotadas a nivel acústica?. Una pena no poder entender las guitarras y que se me amontonara la batería, la sala no se hallaba preparada para la oscuridad y densidad del quinteto. Sin darme por vencida, de nuevo recorrí el recinto en busca de un punto más favorable para mis oídos, pero esta vez no hubo tregua. Pudimos presenciar la intensa brutalidad de la banda que defendieron una buena muestra de su último trabajo de estudio ‘Exodromus‘ (2013). Una obra maestra de contenido frenético y obscena complejidad. Me queda pendiente verlos para disfrutarlos plenamente sin preocupaciones técnicas.

Y por fin llegó el turno de At the Gates, todavía recuerdo la cara de felicidad de algunos cuando se anunció la ‘warm-up route‘. Demasiados años aguantando las ganas forzosamente. Y con la introducción de su último disco ‘El altar del Dios Desconocido‘ parecían abrirse las puertas al infierno, la sala ya al completo y el público con expectativas suficientes para desatar la furia que se había ido cocinando lentamente con las anteriores propuestas. Algo más de una hora de repertorio donde temas como ‘Death and the Labyrinth‘, ‘Slaugther of the Soul‘ o ‘Cold‘ iban contaminando nuestros oídos con cuidadas melodías de guitarra y una puesta en escena sin contemplaciones.

Empecé a despertar de la embriaguez de ver mis expectativas cumplidas y volví a la realidad, en la que me topaba de bruces con una sala no equilibrada. El quebradero de cabeza no fue pequeño, las primeras filas eran casi inaccesibles, en el centro de la sala las grandes columnas laterales hacían que no llegara ni una gota de voz. Salir a respirar al final de la sala, entre la mesa de mezclas y el merchan, tampoco era buena solución, faltaba potencia, o quizas es que con los años se me “afina el morro”… Había que tomar una decisión: ver o escuchar. Y todo esto mientras se iban desarrollando ‘Raped by the Light of Christ‘, ‘Eater of Gods‘, ‘Under a Serpent Sun‘. Ya os adelanto que nos quedamos con las ganas de escuchar algunos temas míticos. Pero como sabemos de sobra, no siempre llueve a gusto de todos.

“At the Gates abandonaron el escenario con un público embravecido y con ganas de al menos una tirada de una hora más de set, volvieron con ‘Blinded by fear‘ y ‘Kingdom Gone‘ que fueron las elegidas como broche final”

Me decanté por hacer unas tomas desde los diferentes angulos de la sala y entregarme plenamente a mis oidos. ‘Windows‘, ‘City of Mirrors‘, ‘Suicide Nation‘… la mejor elección sin duda, a la derecha de la primera y monstruosa columna lateral. En este emplazamiento encontré a buena parte representante del metal nacional entre el público, por ejemplo de bandas como Dredd o Allowance, presentes en la final de la ultima Metal Battle. Mientras luchaba por visualizar un poco de escenario seguían con ‘Heroes and Tombs‘, ‘Nausea‘, ‘The circular Ruins‘. La batalla era imposible de ganar, así que decidi dejar de luchar y rendirme a las condiciones para la parte final sobre las tablas de los Suecos. ‘World of lies‘, ‘The burning darkness‘ y ‘The book of Sand (The abomination)‘ completaron su set.

Abandonaron el escenario con un público embravecido y con ganas de al menos una tirada de una hora más de set, volvieron con ‘Blinded by fear‘ y ‘Kingdom Gone‘ que fueron las elegidas como broche final de la noche en esta gira española.

Un viaje fugaz, esta vez, que finiquitamos pasando por el TNT, a unos pocos minutos andando de la sala. 4 horitas nos separaban dela cama. Habíamos derrochado toda nuestra energía condensada en algo mas de 4 horas de metal extremo y las pertinentes horas de viaje y lo mejor de todo es que a pesar de algunos inconvenientes en la experiencia, repetiríamos con los ojos cerrados.


Lo más visto...