Nightwish 'Endless Forms Most Beautiful'
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Seguramente este nuevo trabajo de Nightwish es uno de los más esperados de la banda, sobre todo en estos últimos años, no solo por los casi 4 años que han pasado desde el lanzamiento de ‘Imaginaerum‘, sino también por el cambio de cantante donde Annette Olzon fue sustituida por Floor Jansen (After Forever, Revamp), aumentando las ya altas expectativas que había sobre un posible regreso del grupo a su exitosa época con Tarja Turunen, y para lo que Floor mostraba unas cualidades más que adecuadas, o quizá un nuevo paso adelante, un nuevo salto evolutivo del grupo. Estaba claro que las expectativas eran altas, quizás demasiado, pero ¿habrán podido Tuomas y los suyos llegar al nivel esperado?

Shudder Before The Beautiful‘ es la elegida para arrancar el disco, un tema directo cargado de melodía con un gran trabajo orquestal muy al estilo de lo que la banda nos ha mostrado desde ‘Once‘, hasta aquí todo bien, pero no todo es así, y es que cuando entra Floor parece que las líneas vocales de la canción están compuestas para la manera de cantar de su predecesora, y donde Floor no demuestra ni la mitad de la capacidad que nos mostró en cualquiera de sus anteriores grupos. ‘Weak Fantasy‘, al contrario, nos trae unos riffs machacones marcando el ritmo de la canción con una parte central con aires folk, donde se nota la incorporación definitiva como miembro del grupo de Troy Donockley y una parte orquestal donde Marco Hietala entra en acción con su potente voz, un recurso infalible desde hace muchos años.

«¿Estamos ante un mal disco? La verdad es que no, hay canciones muy buenas como ‘Shudder Before The Beautiful’ (…) pero a nivel compositivo no ha habido ni el más mínimo avance por parte de Huolopainen»

Élan‘ es un medio tiempo melódico, algo que también es habitual en los trabajos de Nightwish, y donde una vez más vuelven esos aires celtas que en este disco han cogido protagonismo. ‘Yours Is An Empty Home‘ incorpora un trabajo orquestal digno de una BSO de película junto a unas agresivas guitarras y una Floor Jansen quien, a juego con Hietala, nos trae unas melodías vocales un poco más agresivas que lo visto hasta ahora. ‘Our Decades In The Sun‘ es una suave balada centrada en la voz de Floor Jansen donde brilla con luz propia. ‘My Walden‘ recupera los aires celtas de anteriores temas, ya no solo en los arreglos folk, gran trabajo con los violines y flautas, sino que en este caso viene acompañado tanto del trabajo de las guitarras como de las melodías vocales convirtiendo sobretodo la parte final del mismo en un tema de folk rock.

Endless Forms Beautiful‘ nos muestra un tema rockero sin muchas ambiciones y con unos marcados riffs de guitarra que recuerdan en cierta manera a los que tanto éxito les dieron en ‘I Wish I Had An Angel’. ‘Edemah Ruh‘ inspirada en la serie de libros “Crónicas del Asesino de Reyes” es una canción de marcados tintes melódicos y donde una vez más, Floor hace que el tema suba de nivel con su gran trabajo. ‘Alpenglow‘ es un tema sinfónico con un buen trabajo orquestal donde lo más destacable es el estribillo, junto al duelo muy bien elaborado entre flauta y guitarra que incorpora en su parte central.

The Eyes Of Sharbat Gula‘ es un tema instrumental de casi seis minutos con cierto aire oscuro, y que la verdad sea dicha, no aporta nada al disco, y menos cuando a continuación tenemos ‘The Greatest Show On Earth‘, la canción más larga en la historia de Nightwish con sus casi 24 minutos de duración, y donde los primeros cinco también van a ser instrumentales, tras lo que nos encontramos, al igual que en la breve intro del disco, una nueva narración del científico británico Richard Dawkins, tras lo que continúan mostrándonos todas las facetas de la banda, partes orquestales, otras agresivas con duetos entre Floor y Marco, coros sobrecargados y todo ello entremezclado con diferentes sonidos de la naturaleza pero aun así, por mucha variedad que hayan intentado darle, se hace larga, la verdad es que unos minutos menos de duración habrían mejorado substancialmente el tema.

‘Élan’ es un medio tiempo melódico, algo que también es habitual en los trabajos de Nightwish, y donde una vez más vuelven esos aires celtas que en este disco han cogido protagonismo.

En definitiva, ¿estamos ante un mal disco? La verdad es que no, hay canciones muy buenas como ‘Shudder Before The Beautiful‘, o en su estilo ‘Our Decades On The Sun‘ o ‘Edemah Ruh‘, pero, y creo que es la primera vez, hay un tema de auténtico relleno como ‘The Eyes Of Sharbat Gula‘ que sumado al exceso de duración de ‘The Greatest Show On Earth‘ hace que el disco se haga largo. Si a eso le sumamos que a nivel compositivo no ha habido ni el más mínimo avance por parte de Huolopainen, con canciones que recuerdan a otras de anteriores trabajos, y un uso de la voz de Floor Jansen en muchos casos discreto, sin aprovechar todo su potencial, lo reducen a un buen trabajo, pero muy lejos tanto del potencial del grupo o de lo que se cabría esperar. Ahora tocará esperar a verlos en directo para ver que tal funcionan las canciones nuevas en vivo, y por desgracia parece que nos limitaremos a verlos en el Rockfest de Barcelona, ya que parece que la espectacular gira en la que vienen acompañados por Amorphis y Arch Enemy no pasará por estas tierras.


Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp