Cannibal Corpse y Suicide Silence en la Sala Rock City (Valencia)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Fotos: Reaktiu

Por segunda vez en menos de dos meses teníamos la oportunidad, gracias a la promotora Frontline, de disfrutar del directo de dos formaciones punteras en sus estilos. Al frente de la expedición iban Cannibal Corpse, referente del death metal americano más auténtico desde finales de los 80. Abriendo la noche Suicide Silence, una de las bandas más populares dentro del deathcore que se presentaba con Eddie Hermida como frontman, en lugar del difunto Mitch Lucker. En definitiva, dos formas de entender el metal extremo nacidas con casi veinte años de diferencia.

Con bastante puntualidad y frente a un público mayoritariamente joven, al menos en cuanto a las primeras filas, los californianos Suicide Silence salieron a escena. Más allá de la estética propia del género y de que no es un estilo que personalmente controle en exceso, he de decir que me pareció una actuación tremendamente sólida. Se notan inmediatamente los kilómetros y las giras que lleva la banda a sus espaldas en la soltura y solvencia que muestran en la ejecución y en la interacción con un público que estaba muy por la labor de darlo todo.

Cannibal Corpse y Suicide Silence en la Sala Rock City (Valencia)
Eddie Hermida ejerce su papel frontman con un buen equilibrio entre la brutalidad que exige el género y una serie de movimientos muy medidos. Fotografía: Reaktiu

Nunca llegué a ver en vivo a Mitch Lucker, por lo que no puedo comparar, pero me gustó cómo ejerce Eddie Hermida su papel frontman, con un buen equilibrio entre la brutalidad que exige el género y una serie de movimientos muy medidos que le dan un aire elegante. Además, tiró de orígenes hispanos para comunicarse con el público en un castellano más que decente. Algo que la gente agradeció tanto durante la actuación como posteriormente en la terraza de la sala, donde el grupo estuvo de charla con los fans.

Una vez más el sonido de la Sala Rock City estuvo a la altura de las exigencias, y donde yo preveía algo de barullo, se podía distinguir con bastante nitidez cada instrumento, dentro del volumen que se presume en estos casos. En el lado contrario, el público se mostró bastante entregado, llegando a formar incluso un circle pit, y dejándose las gargantas en temas como ‘Fuck everything‘, ‘Wake up‘ o los finales ‘You can’t stop me‘, de su último trabajo ‘You only live once‘.

Setlist: Unanswered, No Pity For a Coward, Fuck everything, Inherit the crown, Wake up, Slaves to Substance, Disengage, You Can’t Stop Me, You Only Live Once.

Tras la protocolaria pausa para preparar el escenario, cambiando íntegramente la batería, comparecieron las cinco bestias de Buffalo que desde hace casi treinta años responden al nombre de Cannibal Corpse. Aunque pasaron hace poco por Madrid y Barcelona, había ganas de meterse una buena ración de death metal en el cuerpo, y su actuación no defraudó en absoluto. Con su imponente presencia en el escenario, dieron un repaso a su discografía de más de hora y media, con una mayor presencia de temas de su último disco y del clásico ‘Tomb of the mutilated‘, que deparó los mejores momentos de la noche.

Mención especial merece siempre George ‘Corpsegrinder’ Fisher, y su descomunal cuello. Desde la inicial ‘Scourge of Iron‘ hasta el desparrame final de ‘Devoured by Vermin‘, el hombre no para de hacer headbanging a un ritmo imposible de seguir por un humano medio-alto. Quizá por eso mismo, porque lo da todo de principio a fin, se molestó un par de veces cuando el público no hizo demasiado caso a sus introducciones. Así pasó cuando al hablar del nuevo disco con motivo de ir a tocar ‘Kill or become‘ la gente seguía de charla completamente a su bola. Fisher reaccionó diciendo ‘ahora es cuando yo os hablo del nuevo disco y vosotros gritáis ¡yeah!’. Aun tuvo que hacer comentarios parecidos un par de veces más. Y eso y poco más fue la interacción que hubo entre el grupo, muy en su sitio, y el público.

“Una gran noche de metal extremo junto a dos bandas que representan dos generaciones de un mismo espíritu”

Por lo demás, hubo festival generalizado con temas como ‘Addicted to Vaginal skin‘, ‘Sadistic embodyment‘ o ‘I cum blood‘ y por supuesto con las finales A Skull full of maggots y la celebradísima ‘Hammer Smashed face‘. El sonido mantuvo el nivel anterior y permitió disfrutar de un setlist ejecutado con total precisión.

Setlist: Scourge of Iron, Demented Aggression, Evisceration Plague, Stripped, Raped and Strangled, Disposal of the Body, Sentenced to Burn,Kill or Become, Sadistic Embodiment, Icepick Lobotomy, Addicted to Vaginal Skin, The Wretched Spawn, Dormant Bodies Bursting, I Cum Blood, Unleashing the Bloodthirsty, Make Them Suffer, A Skull Full of Maggots, Hammer Smashed Face, Devoured by Vermin.

En definitiva, una gran noche de metal extremo junto a dos bandas que representan dos generaciones de un mismo espíritu. Además, la buena asistencia de público permite soñar con que se mantenga la tendencia de volver a incluir a Valencia en el circuito de giras de cierto calado.

Cannibal Corpse y Suicide Silence en la Sala Rock City (Valencia)
Desde la inicial ‘Scourge of Iron’ hasta el desparrame final de ‘Devoured by Vermin’, Fisher no para de hacer headbanging a un ritmo imposible. Fotografía: Reaktiu

Lo más visto...