Jolly Joker con Shirocco en la Sala 16 Toneladas (Valencia)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Fotografías Jolly Joker : Metalicharly
Fotografías Shirocco: Sheila Segarra, Iris Fernández

El pasado viernes tuvimos cita con dos representantes de la escena rockera de Valencia. Siguiendo el aroma a bourbon llegamos a la Sala 16 Toneladas, una de las últimas en incorporarse a la lista de salas urbanas donde se programa rock. La sala está bien comunicada y tiene un tamaño muy adecuado para lo que puede requerir la demanda local. Por eso, con los más de 200 que nos juntamos daba una grata impresión de sala casi llena. Ojalá este proyecto pueda mantenerse en el tiempo.

Los primeros en subirse al escenario fueron Shirocco. Se trata de una joven banda que integra en sus composiciones muchas de las variantes de estilo que ofrece el rock. Así, sus temas van desde rock melódico moderno, rock alternativo, añadiendo chispazos grunge, arrancándose con momentos muy space rock… De todo un poco. Quizá sea todo la suma de los distintos miembros de la formación (tres de ellos hermanos), pero a mi, que no los conocía y no escucho mayoritariamente rock, esa diversidad de matices hizo que me costara un poco meterme en el concierto. Tampoco ayudó el sonido, que no estaba programado para ellos.

Me gustaron especialmente los dos temas nuevos que tocaron ‘Xybalba’ y ‘Eclipse’ y también las iniciales ‘Veneno’ e ‘Infinito’. El quinteto seguirá dando conciertos en breve, mientras preparan su nuevo disco. Seguro que a medida que vayan dando más y más conciertos irán soltando los nervios que se notaban en algunos miembros.

Jolly Joker + Shirocco en la sala 16 Toneladas (Valencia)

Tras una pausa que pareció eterna, comparecieron los protagonistas principales de la noche: Jolly Joker. Lo primero que llamó mi atención fue lo currado de la puesta en escena. Sobre el escenario, además de su logo, un luminoso que mostraba el nombre del grupo. Además, han cambiado la intro, y ahora antes de verles saltar al escenario suena, muy adecuadamente, Jolly Joker de The Gloomys. Son estos detalles los que demuestran que lo suyo va en serio, y que son capaces de subirse a cualquier escenario con garantía total de que el público va a quedar satisfecho. Ahí lo dejo, señores del Sweden Rock

A través de los temas de su setlist viajamos a través del tiempo hasta aterrizar en los ochenta. Su tremenda actitud se mezcla con el sonido del auténtico hard rock de aquellos años. De la esencia de ‘No place to go’ pasamos al sonido más Sunset Boulevard de ‘She Starts’. Siguieron desatando su buen rollo con Hey You y Perfect life para llegar hasta lo más macarra con ‘Fuck it all’. Siguieron subiendo la temperatura con el estribillo calentorro de ‘Showgirls’. También sonaron algunas versiones que dejan claro de dónde han mamado musicalmente estos tíos. Sonó primero Monkey Business (Skid row), mientras Lazy Lane escanciaba los primeros lingotazos de Jack Daniel’s a los sedientos fans que abrían las fauces desde primera fila. El repaso a su segundo disco, ‘Here come the Jokers’, siguió con Sidewalks, la cañera Ride On y Damned. Y luego comenzó el desmadre: para la versión de Yesterdays (Guns’n’Roses) contaron como invitado con Frank Suz (Babylon Rockets) a los teclados y el concierto derivó en fiesta. Para rematar, también hizo aparición Dany (Babylon Rockets), para robarle el protagonismo a Mr. Lane con una gran voz en ‘Dressed to Kill’.

Jolly Joker + Shirocco en la sala 16 Toneladas (Valencia)

“Jolly Joker están ya en un nivel superior, preparados para lo que se les ponga por delante. El grupo suena compacto, potente y muy rockero. Se notan las horas de local de ensayo y las tablas acumuladas”

Recuerdo que para ‘Rockin’ in Stereo’ había corrido ya bastante bourbon por la sala y con los bises, especialmente, ‘Full of beans’, cualquiera podía pensar que estábamos todos en California. Ese primer single es fiesta pura.

En definitiva, quedó claro que Jolly Joker están ya en un nivel superior, preparados para lo que se les ponga por delante. El grupo suena compacto, potente y muy rockero. Se notan las horas de local de ensayo y las tablas acumuladas. Derrochan la actitud que requiere su música, y lo hacen con una profesionalidad tremenda. Y es que, si hablamos de rock en 2015 no se trata de inventar nada nuevo, sino de dar espectáculo y hacer que la gente se lo pase tan bien como nos lo pasamos nosotros.

Etiquetas relacionadas

Lo más visto...