La Estadea Logo

Crónica: Leyendas del Rock 2015 – Parte I

Leyendas del Rock (Villena, Alicante) celebraba su décimo aniversario con cuatro días de festival, uno más que en ediciones anteriores, manteniendo el precio de los abonos y el día gratuito. Se pudo apreciar mucho más ambiente que el año pasado, aunque el temporal no acompañó demasiado, dejando momentos de extremo calor y otros de tormenta con mucho viento.

El miércoles llegué tarde al festival, coincidiendo con un pequeño aguacero que me impidió montar la tienda de campaña e instalarme en el camping con rapidez. Así solo pude presenciar a partir de Sepultura, bastante más flojos de lo que eran antaño, aunque con vitalidad y moviendo bastante a las masas, especialmente con los dos temas de su ‘Roots‘ con los que cerraron su actuación, tanto ‘Ratamahatta‘ como ‘Roots Bloody Roots‘. Entre los temas que tocaron estuvieron ‘Propaganda‘, ‘Breed Apart‘, ‘Arise‘, ‘Territory‘ y ‘Refuse/Resist‘. Como detalle gracioso, remarcar que me esperaba a Derrick Green con más pelo.

Rosendo cogió el testigo de los brasileños y también la lió parda. Daba igual que hubiera actuado hace poco en el Rock Fest de Barcelona, ya que siguió acogiendo a una barbaridad de personal que vitoreó sus temas, entre ellos: ‘Pan de Higo‘, ‘Agradecido‘, ‘Maneras de Vivir‘ y ‘Masculino Singular‘.

Medina Azahara sonaron correctos con su repertorio (incluso versionaron el tema de Triana ‘Abre la Puerta’), pero no puedo decir mucho más de ellos.

Finalmente, los heavys más horteras de Valencia hacían aparición en el escenario: Gigatron, con un despliegue de caña y humor al alcance de pocos. Desde su ‘Warrior of the Barrio‘ (versión íntegra) hasta ‘El Barbero de Vallekas‘ o ‘Speed Thrash Big Bang‘, pasando por sus covers ‘Grábame el de Slayer‘ (del ‘Livin’ On a Prayer’ de Bon Jovi), ‘Heavy Hasta la Muerte‘ (‘We’re not Gonna Take It’ de Twisted Sister) y ‘Caballón‘ (‘Carry On’ de Manowar) dieron todo el espectáculo que el público pedía, poniendo el cierre al día de puertas abiertas.

Leyendas del Rock 2015: Miércoles y Jueves
Evidentemente no es lo mismo sin Schuldiner, pero DTA hizo las delicias de los más exigentes

El jueves, primer día de pago, empezaba algo flojo de la mano de Amaranthe con su power metal más discotequero. Sonaron demasiado saturados respecto a los graves, especialmente por parte del bajo y las bases electrónicas. Aunque sus tres vocalistas estuvieron a un buen nivel me defraudaron bastante. También tuvieron algunos fallos técnicos con la guitarra y con el micro de la cantante.

Por suerte, estaban los teutones Destruction para reanimar la situación, y es que los thrashers empezaban fuerte con su ‘Curse the Gods‘, seguida de ‘Thrash till Death‘ y ‘Nailed to the Cross‘. Pese a que en un principio el micro de Marcel sonaba muy bajo, y que uno de los platillos de Vlaaver requirió asistencia de un técnico a mitad de canción, esto se arregló enseguida y permitió gozar de una buena dosis de thrash de la vieja escuela. Dos pogos simultáneos se originaron ya desde el principio y el ambiente mejoró notablemente.

Al acabar su actuación, los suecos Backyard Babies entraron en escena. Estos gozaron de mucho mejor sonido que Amaranthe, con unos instrumentos más equilibrados. La gente lo notó y se pudo ver con todo el público que pudieron reunir, el cual disfrutó de algunos temas como ‘Dysfunctional Professional‘, ‘Abandon‘, ‘The Clash‘ y ‘Nomadic‘.

En Sonata Arctica me tomé un descanso para volver a mitad de Death (DTA). Estos sonaron con bastante potencia y haciendo gala de su riqueza musical y su tecnicismo, especialmente por parte de un demoledor Gene Hoglan a las baquetas y del vocalista y guitarrista Max Phelps (Cynic y Exist), muy poco por debajo del legado Schuldiner. DTA tocó piezas como ‘Pull the Plug‘, ‘Symbolic‘, ‘Overactive Imagination‘ y ‘Trapped in a Corner‘.

Leyendas del Rock 2015: Miércoles y Jueves
Pese a su mal sonido, [Overkill] ejecutaron una notable performance y el público lo agradeció

Tras finalizar estos, tocaba otra ración de crudo thrash de la mano de los veteranos Overkill. La formación de New Jersey salió al escenario con un ‘Armorist‘ que no acabó de sonar bien (especialmente por la voz y la guitarra solista), y continuó su show con ‘Hammerhead‘, ‘Electric Rattlesnake‘, ‘In Union we Stand‘, ‘Bitter Pill‘ y ‘Welcome to the Gutter‘, entre otras. El micro de Blitz no sonó a la altura ni tampoco la guitarra de Dave Linsk, cuyos solos sonaron demasiado apagados y completamente eclipsados por los graves de la batería y el bajo de D.D. Verni. Aún con un sonido que dejó algo que desear, el público se mostró muy activo, montando unos increíbles mosh pits y llevando a la gente en volandas constantemente. Finiquitaron el concierto con su particular versión del ‘Fuck You‘ de Subhumans, como acostumbran a hacer.

Llegaba el turno de Within Temptation y el recinto empezaba a llenarse para recibir a una de las bandas más esperadas. La banda holandesa de metal sinfónico salía a las tablas con una gran puesta en escena (un proyector nos ponía en el fondo del escenario vídeos con las letras y videoclips de sus temas a la par que sonaban). Sharon den Adel lució increíble, tanto visual como musicalmente, engalanada con un corsé blanco y haciendo gala de su potente y virtuoso registro vocal. Within sonó alto y claro, muy equilibrado y de una forma espectacular, haciendo las delicias de sus fans con canciones como ‘Fire and Ice‘, ‘Covered by Roses‘, ‘Paradise (What About Us?)‘, ‘And We Run‘, ‘Faster‘ y su archiconocida ‘Stand my Ground‘.

Tras su espectacular despliegue, llegaba la hora de Sabaton, que comenzaban a caldear el ambiente con ‘The Final Countdown‘ de Europe justo antes de comenzar. Arrancaron con su potente ‘Ghost Division‘ y continuaron con otras como ‘Carolus Rex‘ y la magnífica y poderosa ‘Panzerkampf‘. Tocaron cuatro temas de su último disco, Heroes, que fueron sus dos singles ‘To Hell and Back‘ y ‘Resist and Bite‘, además de ‘No Bullets Fly‘ y ‘Night Witches‘. Joakim Brodén deleitó al respetable con su humor y su talento showman, tanto tocando la guitarra como hablando con el público y su banda. Sonaron a la altura de Within y no decepcionaron en absoluto, brindando una actuación sobresaliente.

Como a los suecos ya los pude ver en Valencia cuando tocaron en Koh Tao junto a Týr y Korpiklaani, me pasé durante unos minutos por el Mark Reale para ver cómo estaban las cosas por parte de Blues Pills. La ecléctica banda, que hace una fusión blues-rockera con mucha calidad, regaló algunas piezas a sus asistentes como ‘Black Smoke‘, ‘Little Sun‘ y ‘Devil Man‘, siendo para mí una de las sorpresas de este Leyendas 2015.

Ya de madrugada arrancaba Gamma Ray recogiendo el testigo de Sabaton. La leyenda del power, hija de los alabados Helloween y parida también por el reconocido Kai Hansen, quería demostrar sobre el escenario que aún mantiene la frescura, aunque no fue del todo así. Junto a canciones como ‘Heaven Can Wait‘ y ‘Master of Confussion‘ sonaron otras como la helloweenienseI Want Out‘ y ‘Send Me a Sign‘, todas con un nivel inferior al esperado, en especial por parte de la voz de un Kai que no sonó ni de lejos como lo hacía antaño. Para cerrar la noche, actuaron Tierra Santa y Vita Imana, pero para entonces un servidor ya estaba con las cervicales hechas polvo y pie y medio en la tienda de campaña.

Etiquetas relacionadas

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.