Jeff Lynne’s ELO ‘Alone in the universe’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Este 13 de noviembre ha visto la luz el nuevo álbum de una banda legendaria de Rock, desconocida para una gran parte de la nueva generación ya que su trayectoria culminó en 1986. La ‘Electric Light Orchestra‘ tuvo su origen a comienzos de la década de los 70 para ofrecer una fusión de rock con arreglos orquestales sinfónicos, siendo en ocasiones enmarcados indebidamente dentro del rock progresivo, ya que realmente se trataba de un intento de ocupar el espacio que estaban dejando The Beatles en sus últimos trabajos antes de su disolución.

No quisiera comentar este nuevo disco sin antes recordar que en 2001 ya hubo un retorno de la E.L.O. con aquel magnífico y desapercibido ‘Zoom‘. Un exquisito trabajo que conservaba la esencia de la banda con esa base de guitarra acústica, coros marca de la casa y arreglos de cuerda, pero con las ventajas de los nuevos métodos de producción.

Dicho esto, he de señalar que este nuevo ‘Alone in the Universe‘ fue motivado por una gran acogida del público en un homenaje a la banda en 2014. Tal vez por esto, el alma mater de E.L.O. (Jeff Lynne) decidiera buscar claramente el sonido original y setentero de los álbumes más laureados de sus tiempos de gloria, renunciando a explorar nuevas tendencias y a reinventar nada, aunque hay que destacar una moderna y acertada portada. Hace 40 años Jeff descubrió la fórmula de su éxito. Pocos años más tarde se atrevió a incursionar con la “música disco” que estaba de moda en aquella época y produciendo las voces con más efectos, algo nada habitual en él, creando su álbum más exitoso (‘Discovery‘). Pero tal vez, en 2015, no se sienta capaz de sorprender a nadie y se conforme con ofrecer a sus fans más nostálgicos, una breve colección de nuevas canciones a la vieja escuela, con una producción que hasta me recuerda al extraordinario ‘Flaming Pie‘ de Paul Mc Cartney, también producido por Jeff Lynne en 1997.

En una primera escucha, pueden resultar canciones que no aportan nada mejor de lo que se puede encontrar en un grandes éxitos. Sin embargo, cualquiera que haya sido cautivado por la E.L.O. anteriormente, sabrá agradecer este trabajo equilibrado y con el buen gusto y la personalidad de un Jeff Lynne aún en buena forma y que ha grabado prácticamente todos los instrumentos en unas canciones para disfrutar una y otra vez, destacando ‘Dirty to the bone‘, ‘The sun will shine on‘ o el single ‘When I was a boy‘. Confío en que no ocurra esta vez lo mismo que en 2001 con ‘Zoom‘ y este retorno sea el preludio de una futura obra maestra más elaborada, más extensa y más brillante.

LO MEJOR

Canciones nuevas para un esperadísimo retorno.

LO PEOR

No alcanza el nivel de sus mejores obras.


Lo más visto...

También te puede interesar...