R.O.J.O. en el Edificio de la CGT de Valencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Muchas bandas, cuando presentan un disco, buscan hacerlo de una forma icónica y representativa. Así hicieron R.O.J.O. la noche del 28 de noviembre en el edificio de la CGT, ubicado en la Avenida del Cid, en un evento que contó con una rueda de prensa de presentación de su tercer álbum, “Crisis” y posteriormente el pertinente concierto.

En la sala se respiraba puro underground, un aura de familiaridad y buen rollo fascinante. Se había congregado un compacto grupo de fans, amigos y colaboradores, y es que varias personas se fueron subiendo al escenario en diversas canciones para aportar su granito de arena. Además, había precios populares en barra, con la consecuente “etilización” de muchos de los presentes. La fiesta estaba asegurada…

Crónica de R.O.J.O. en Valencia
En la sala se respiraba puro underground, un aura de familiaridad y buen rollo fascinante. Se había congregado un compacto grupo de fans, amigos y colaboradores. Fotografía: Darío Fo

El bolo comenzaba un poco más tarde de las 23:00, con los R.O.J.O. saliendo al escenario ataviados con pasamontañas y bragas para arrancar con “Esta Es Mi Palabra”. Poco a poco se fueron sucediendo los temas: algunos de su primer álbum como “Asko” o “Fascista” y otros tantos del segundo (“Sobran Cerdos En Este Mundo”) como el primero o “La Silla Eléctrica”. Por supuesto también tuvieron tiempo para algún que otro tema del disco que se encontraban presentando, como el homónimo del disco del cual han hecho un videoclip y otros como “Cocaine”, “Rumbo Perdido” y su genial “Viva Los Toros Cuando Muere El Torero” con capotada incluída. Por supuesto, la capota llevaba una enorme pintada con mensaje antitaurino en ella, y Pablo, su cantante, se dedicó a torear a algunos de los presentes en primera fila. Risueño, el bajista, se encargó de las vocales en algún que otro tema. En las guitarras, Juan y Sacha se repartieron el trabajo, mientras que detrás en la batería, Óscar marcaba guay sin complicarse, pasando un poco desapercibido pero cumpliendo su papel.

Además de sus temas propios, hubo espacio para tocar algunas versiones. Algunas de estas fueron “Nos Vimos En Berlín” de Soziedad Alkoholika, “King Of The Kill” de Annihilator (en el cual compartí personalmente micrófono con Pablo para berrear el estribillo), “Phobia” de Kreator (en la que colaboró en las voces Amando, de los valencianos Exodia), “No Class” de Motörhead con Carlos de Death Over Threat a la guitarra, “Fast As a Shark” de Accept y finalmente y con la que cerraron el show, “Painkiller” de los Judas Priest. Hubo tiempo para lanzarse desde el escenario, siendo Pablo llevado en volandas por parte del público en la recta final del show.

Al acabar este, la fiesta siguió con sesión de música incluida (con puro metal, por si pensábais que era el turno de Rafael o Concha Velasco…). Fue una velada sencilla con un concierto directo y cercano. La calidad del sonido superó la de otras muchas salas en teoría especializadas para ello, lo cual fue la guinda a una noche que los R.O.J.O. y muchos de los asistentes tardarán en olvidar.

Fotografías: Darío Fo

Más sobre

Lo más visto...