Megadeth 'Dystopia'

Megadeth ‘Dystopia’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Mustaine se la jugaba. Después del estrepitoso fracaso de ‘Super Collider‘ en 2013, el pelirrojo era consciente de que no podía permitirse otro tropiezo de ese calibre. Con una formación renovada, contando con Kiko Loureiro de Angra y Chris Adler de Lamb Of God reemplazando a Chris Broderick y Shawn Drover (ahora en Act Of Defiance) se lanza ‘Dystopia‘, decimoquinto larga duración de la banda.

Las filtraciones fueron controladas y bien programadas, aumentando el hype de los fans. Los temas elegidos fueron los tres que abren el album, realizando un videoclip para ‘The Threat Is Real‘. De estas tres canciones pudimos extraer algunas conclusiones precipitadas que se han cumplido una vez escuchado ‘Dystopia‘ entero: el conjunto iba a ser compacto, con un estilo semejante a la época de los 90 de Megadeth cuando supieron combinar perfectamente la calidad de las composiciones con la comercialidad de los álbumes como ‘Countdown To Extinction‘ y ‘Youthanasia‘.

Solo el riff inicial de ‘The Threat Is Real‘ ya muestra más personalidad que todo el 90% del ‘Super Collider‘. El riff pesadote de las estrofas no tiene nada del otro mundo (al estilo metralleta, pesado sin resultar demasiado cansino) aunque se acentúa en el estribillo ganando cuerpo, derivando en un prolongado solo hacia tres cuartos del tema.

Dystopia‘ tiene toda la melodía y la energía necesarias para enganchar desde el primer momento. No es un corte veloz, pero la combinación instrumental engancha. Aquí la voz de Mustaine se nota cascada, pero gracias a esos detalles de la producción suena correcto y guarda todavía parte de la esencia del pelirrojo. A partir del tercer minuto, se da un giro radical con una ralentización del tempo y un interludio dominado por las guitarras que a muchos recordará a Hangar 18.

El viejo Mustaine no ha inventado nada nuevo, pero ha conseguido crear una obra con personalidad y con numerosos guiños a los fans a través de la mayoría de temas que conforman este ‘Dystopia’

La intro de ‘Fatal Illusion‘ fueron los primeros segundos que degusté de este nuevo ‘Dystopia,’ y en su día me resultó un poco ambigua. Con las escuchas le ido pillando el gancho a esa combinación de riffs contundentes, y ya sobra decir lo mismo respecto a la solitaria y cañera línea de bajo de Ellefson que conecta con el cuerpo de la pieza. Este me parece el más flojo de estos tres primeros, aunque fue la primera toma de contacto con la nueva formación e hizo patente la fantástica labor de Loureiro a la guitarra y por supuesto, los recursos de Adler, que pese a estar contundente le sigo viendo un poco flojo.

A ‘Death From Within‘ le cuesta un poco arrancar, haciéndolo de una forma algo sosaina. Con el paso de los segundos va a mejor, aunque los arreglos de Loureiro en la sección riffera no quita que resulte significativamente monótona.

Marcha militar en tambor y arpegios limpios para abrir ‘Bullet To The Brain‘. El instrumental del comienzo, pesadote, contrasta con la voz que inicia apagada pero se energiza enseguida. La combinación solista-rítmica es fantástica, y ni ya que decir del estribillo, pegadizo como él solo. En la parte del solo no solo disfrutamos de la técnica de los dos monstruos de las seis cuerdas, sino que Adler también deja algunos detalles interesantes.

Post American World‘ tiene un cariz algo más oscuro. Musicalmente no está mal, aunque no es gran cosa: un corte con cambios de tempo interesantes pero que resulta algo apagado. Destacaría el interludio, que le sienta a la composición como anillo al dedo, derivando en la parte de los solos donde de nuevo el conjunto es espectacular, tanto las cuerdas como los parches.

Una letárgica intro arpegiada nos introduce en ‘Poisonous Shadows‘. Casi un minuto después, la guitarra rítmica comienza a acompañar con un riff pesado y pausado mientras Kiko nos deleita con sus punteos. El cauce de la canción sigue los pasos de un mid-tempo crudo en las estrofas y más atmosférico y melódico en el estribillo. La outro dura casi un minuto entero, constando de una línea de piano junto a los susurros de Mustaine, bajando de revoluciones para desaparecer finalmente.

Con un espontáneo guitarreo acústico se nos presenta el instrumental ‘Conquer Or Die‘, que me recuerda bastante en la primera parte a la época del ‘Countdown To Extinction‘, mientras que cuando empiezan a solear con las guitarras me viene a la cabeza el ‘Endgame‘. A esto precisamente me remito: Megadeth ha sabido combinar con fantástico resultado grandes detalles de sus mejores obras. Esto en sí no es motivo de sorpresa para ningún fan de la banda con todo lo escuchado previamente de su discografía, pero sí denota el saber hacer de una banda que lleva más de 30 años en activo (por parte de Ellefson y Mustaine) y la buena adaptación de la dupla Adler-Loureiro.

Con una formación renovada, contando con Kiko Loureiro (Angra) y Chris Adler (Lamb Of God) reemplazando a Chris Broderick y Shawn Drover se lanza ‘Dystopia’, 15º larga duración de la banda.

Lying In State‘ recobra la velocidad, la agresividad y la intensidad del carácter thrasher que todavía queda en el corazón de Mustaine, así como en ‘The Emperor‘, que es una pieza igual de cañera pero más desenfadada y melódica.

El último corte corresponde a ‘Foreign Policy‘, cover de Fear. La primera vez que lo escuché no era consciente de ello, pero solo con el cambio de tonalidad y una secuencia riffera más punkarra y simple en el comienzo ya se nota. Hasta con este detalle se nos rememora al menos en espíritu la cover del ‘Anarchy In The U.K.’ que incluyó en su ‘So Far… So Good… So What!?’ de 1988, aunque esta suena más completa, más técnica y con evidente mejora de la producción respecto a la original. Todo un puntazo para finiquitar el álbum.

Así pues, Megadeth ha sacado la cabeza y ha tomado un respiro de aire fresco. El viejo Mustaine no ha inventado nada nuevo, pero ha conseguido crear una obra con personalidad y con numerosos guiños a los fans a través de la mayoría de temas que conforman este ‘Dystopia‘ (o al menos, así lo ve un servidor). Un puñadito de ‘Countdown To Extinction‘, una pizca de ‘Youthanasia‘, una cucharadita de ‘Rust In Peace‘, otro medio puñado de ‘United Abominations‘, trazas de ‘Endgame‘… el resultado debéis escucharlo vosotros mismos, pero sin lugar a dudas, Megadeth todavía no ha dicho su última palabra.


Lo mejor:

  • La fenomenal adaptación de Kiko Loureiro y Chris Adler a la banda, aportando su sello personal a la composición y supliendo a la perfeción tanto a Broderick como a Drover, haciendo que no se les eche de menos.
  • La dinámica del disco, así como su variedad de recursos. Además de los cambios de tempo, me ha gustado que la parte central fueran más pausada mientras que el inicio y el final del álbum son más enérgicos e intensos.
  • Producción fantástica, guardando equilibrio en el sonido y con un resultado óptimo. Ni demasiado “crunchy” ni demasiado depurado. Permite apreciar el trabajo musical de la banda en conjunto y por supuesto, individualmente.

Lo peor:

  • El disco es compacto. Tanto que ningún tema en sí ha conseguido engancharme por encima de los demás, haciendo que escucharlo entero sea una buena experiencia, pero individualmente ninguna pieza me ha acabado de hacer saltar la chispa.
  • Quizá esto sea debido a que como ya he dicho, veo a ‘Dystopia’ como un gran popurrí de lo mejor de Megadeth. Variable según opiniones, por supuesto.

También te puede interesar...

Comentarios