Crónica Deströyer 666 y Whoredom

Crónica y fotos de Deströyer 666 y Whoredom en Valencia

Crónica Deströyer 666 y Whoredom

Más sobre

Cita ineludible la de la noche del pasado sábado 5 de marzo en Rock City, Almàssera, a las afueras de Valencia. Los australianos Deströyer 666 traían material calentito, recién salido del horno y para hacer las delicias de los fans presentes, y es que muchos llevaban esperando desde la última vez que vinieron a España, hace un par de años. Su nuevo disco, ‘Wildfire‘, salió el 26 de febrero y ha estado cosechando buenas críticas por parte de los medios especializados. Tras darle un par de escuchas en casa y poder certificar de primera mano la notable calidad del larga duración, estaba decidido a lanzarme de lleno para disfrutarlo en vivo. Sus primeras fechas han sido aquí en la península: tras tocar en Lisboa, Madrid y Barcelona, llegaba el turno de Valencia. Claro que no iban a estar solos, siendo acompañados por Whoredom, formación local de black/death/thrash y que ya les teloneó en su show en la capital española.

Crónica Deströyer 666 y Whoredom
Desde el primer segundo Whoredom arrancaron con mucha fuerza, con unas combinaciones letales de riffs por parte de Ed y Nefarial. Fotografía: Antonio Cano

Ellos fueron los encargados de abrir fuego poco más tarde de las 22:00, cuando la sala abría sus puertas. Su setlist se basó en los cinco cortes que tiene su primera maqueta, ‘Old Plagues for the New World‘, además de un par de temas nuevos y finalmente una cover de Bathory, «Woman Of Dark Desires«. Desde el primer segundo arrancaron con mucha fuerza, con unas combinaciones letales de riffs por parte de Ed y Nefarial acompañadas de la rasgada voz de Zenon VdW. A los parches, Grond GH se mostró solvente y eficaz con la potente descarga de blast beats, dándole ese punto extra a la vitalidad y la energía de sus composiciones. El veterano Julkarn (miembro de otras agrupaciones notables en el panorama del metal extremo como Graveyard y Of Darkness) añadió la contundencia con sus graves líneas de bajo. De los dos cortes no grabados en estudio que tocaron, uno de ellos fue sorpresa y revelado ya en Madrid, titulado «Wardom«. Interesante la propuesta ofrecida por la joven banda y en especial de todo lo que tienen preparado para un futuro próximo. Su sonido estuvo a la altura de lo esperado, aunque el bajo sonó ligeramente saturado en mi opinión.

Una media hora después del fin de la actuación de Whoredom se subían a las tablas los cuatro miembros de Deströyer 666. Cuatro miembros de los cuales solo K.K. Warslut se mantiene como original, estando acompañado por: R.C., Perra y Felipe Plaza. Sin más dilación dieron comienzo a su potente directo, demostrando desde el primer momento que pese a no llevar mucho tiempo juntos tenían suficiente experiencia, compenetración, rodaje sobre las tablas y un saber hacer envidiable, todo con una fantástica puesta en escena. Su sonido fue firme y equilibrado, pudiendo distinguir y disfrutar sobradamente de todos los instrumentos gracias a una buena ecualización y a la calidad de la acústica de la Rock City. Entre sus temas sonaron algunos clásicos como «I Am The Wargod«, «Trailed By Fire» o «Sons of Perdition«, entre otros, junto a unos pocos de su nuevo LP como «Traitor» o el corte que da nombre al disco, «Wildfire«. Un verdadero terremoto, tanto en el escenario como a pie de pista, donde la gente lo estaba dando todo, muestra inequívoca de que el bolo estaba cumpliendo las expectativas de la inmensa mayoría. Este feedback alcanzaba su cúspide con unos pequeños pogos y con la cesión del micro a unos pocos afortunados para cantar algunos versos con gran devoción. Aún con todo el despliegue y el pedazo de show que se gastaron (tocaron más rato que en sus otras citas en España, ya que solo compartían cartel con un grupo), todavía tuvieron tiempo para una cover del «Iron Fist» de Motörheady finalmente un bis con «Satanic Speed Metal» y «Lone Wolf Winter«.

Crónica Deströyer 666 y Whoredom
Deströyer 666 fueron un verdadero terremoto, tanto en el escenario como a pie de pista, donde la gente lo estaba dando todo, muestra inequívoca de que el bolo estaba cumpliendo las expectativas. Fotografía: Antonio Cano

En resumidas cuentas, un show bestial que dejó indiferentes a pocos. Personalmente no seguía con mucho interés la trayectoria de Deströyer, pero tras ser testigo de su brutal puesta en escena y su irrefutable calidad musical, he cambiado de parecer. Una fantástica velada donde todo de cara al público salió genial, siendo la Rock City el sitio ideal respecto a iluminación, acústica y decoración para acoger a una banda de semejante calibre. Por último, decir que la asistencia pudo haber sido mejor (respecto a cantidad, porque de calidad iba más que sobrada…).

Fotografías: Antonio Cano

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp