El otro lado del metal (XXXIII): Unai García “Para este oficio no hay mejor escuela que carretera y escenarios”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Nombre: Unai García
Profesión actual: Management, contratación y promoción de artistas. Productor de eventos
Labor asociada dentro del mundillo: Director en Third Eye Society
Enlaces relacionados: Sitio Oficial Third Eye Society / Facebook / Twitter

01. Cuéntanos quién eres, y cuál es la faceta por la que te conocemos en el mundillo.

Soy Unai Garcia, vasco afincado en catalunya, y mi trabajo dentro de la escena musical se centra en hacer labores de management, booking, producción de eventos y promoción de discos y giras. Puntualmente colaboro con algunas publicaciones como Rock I+D o RockZone escribiendo artículos y entrevistas.

02. ¿Cuánto tiempo llevas en el metal?, ¿y como manager?

Descubrí el Heavy Metal a los 10 años gracias a un vecino mayor seguidor de Iron Maiden y Manowar, pero no fue hasta los 14 que me metí de lleno en el estilo. A esa edad empecé a tocar la guitarra y a cantar en bandas. Como manager, agente y promotor empecé a tiempo completo en el 2007, cuando tras salir de la agencia donde trabajaba decidí montar mi propia agencia.

“Dentro de los grupos en los que tocaba siempre me encargaba yo de buscar conciertos, organizar los viajes, hacer posters… Desde los 15 años he organizado conciertos, al principio en Gaztetxes y casas okupas, después en bares y al final en salas y festivales”

03. ¿Cómo describirías el proceso de pasar de ser un fan a ser manager de grupos?

En mi caso fue un proceso natural. Dentro de los grupos en los que tocaba siempre me encargaba yo de buscar conciertos, organizar los viajes, hacer los posters, encargarme de la promoción. Desde los 15 años he organizado conciertos, al principio en Gaztetxes y casas okupas, después en bares y al final en salas y festivales. Con el paso del tiempo empecé a organizar conciertos no solo de mis bandas sino de bandas amigas, y poco a poco me fui metiendo más en serio en la producción de eventos, conociendo gente dentro de la industria y haciendo contactos. Aparte de los conciertos de mis bandas empecé a colaborar con algunas agencias, y en 2005 decidí dejar mi trabajo como técnico audiovisual y dedicarme de pleno a la música.

04. ¿Tuviste algún tipo de formación o eres totalmente autodidacta?

Supongo que una buena escuela fue ver como trabajaban bandas cercanas como PILT, desaparecida banda vasca donde tocaba David, actual bajista de Berri Txarrak. A finales de los 90 principios del 2000, David y yo tocábamos juntos en una banda llamada y teníamos buena relación con PILT, que en aquel entonces eran una banda popular. Otro gran ejemplo a seguir fue el trabajo de Mikel y Fernando en la Sala Jam de Bergara, mítica sala a la que acudía con frecuencia para cubrir casi todos sus conciertos como colaborador de revistas musicales como Kerrang! o Heavy Rock. Formar parte de comisiones de fiestas populares también fue muy buen aprendizaje. Después en 2006 decidí marcharme de Bilbao y acabé en Barcelona trabajando en el departamento de contratación de Enter Group. Allí aprendí todo simplemente observando trabajar a Martin Boragno, manager responsable del éxito artistas como 7 notas 7 colores, Mala Rodriguez, Solo Los Solo, Toteking y demás artistas de hip hop. A lo largo de los años he acudido a ferias, encuentros y charlas pero esencialmente soy autodidacta. Para este oficio no hay mejor escuela que la carretera y los escenarios.

“Aquí somos de querer el éxito inmediatamente y si no chuta lo dejamos a la primera de cambio, y así las cosas no funcionan. La música es una carrera de largo recorrido (…) Supongo que todo es cuestión de constancia, ambición y trabajo, mucho trabajo”

05. España siempre parece un lugar improbable para lograr el éxito con el rock/metal ¿Qué opinas de esta tendencia?

No voy a mentir diciendo que es más fácil que en Inglaterra, Suecia, Alemania o Estados Unidos, pero con trabajo y constancia todo llega. Lo que pasa que aquí somos de querer el éxito inmediatamente y si no chuta lo dejamos a la primera de cambio, y así las cosas no funcionan. La música es una carrera de largo recorrido. La mayoría de bandas empiezan a recoger los frutos de su trabajo al cabo de 5 o 10 años de su formación. Creo que en los últimos años hemos avanzado mucho y tenemos muy buenas bandas, festivales y profesionales entre nosotros. Supongo que todo es cuestión de constancia, ambición y trabajo, mucho trabajo.

06. ¿Cómo destacar frente a las demás bandas?

El hecho de colgarte una guitarra no te da derecho a vivir de la música. Tienes que superarte a ti mismo y dar al público algo único. Algunas veces es técnica, otras veces originalidad, casi siempre pasión. Lo ideal es una combinación de las tres. Para destacar hay que equivocarse mucho y superar dichos errores. No hay fórmulas exactas para el éxito pero ser constante y organizado, tener personalidad y trasmitir dicha originalidad al público para conseguir conectar con él ayuda. Invertir en promoción también ayuda, las bandas que triunfan no sólo gastan dinero en instrumentos y estudios, también se lo gastan en vender sus discos, conciertos y merchandising.

07. ¿A qué te dedicas en la vida real para llegar a fin de mes?

Me dedico exclusivamente al negocio musical. Trabajo muchas más de 40 horas a la semana y como todos los que trabajamos en el negocio, tenemos que realizar varias labores para poder pagar facturas. Lo mismo contrato bandas, que organizo shows, que marcho de gira con bandas como tour manager, que diseño campañas promocionales para lanzamientos discográficos. Me gusta que cada día es un reto distinto y que al variar la actividad no se hace monótono ni aburrido.

“Colgarte una guitarra no te da derecho a vivir de la música. Tienes que superarte a ti mismo y dar al público algo único. Algunas veces es técnica, otras veces originalidad, casi siempre pasión. Lo ideal es una combinación de las tres”

08. ¿Te genera más gastos o ingresos tu participación en Third Eye Society?

Los gastos son grandes pero por ahora me compensa. La mayoría de los que trabajamos en ésto es por pura pasión y vocación, el dinero viene después. Es un trabajo inestable con muchas subidas y bajadas, con sus meses flojos y sus meses de infarto e hiperactividad. Lo mismo ganas un montón de pasta en una gira que te arruinas con un sólo concierto pero tiene algo que engancha. Es como una droga. Una vez que entras es dificil salir, yo de la que estoy dos semanas sin girar me deprimo y me subo por las paredes. No todo el mundo está hecho para este trabajo, hay que estar hecho de buena pasta.

09. ¿Dónde está la frontera entre un hobby caro y una profesión con la que ganarse el pan?

La frontera está en el tiempo que le dedicas. Si te dedicas a ello a tiempo completo dejará de ser un hobby y pasará a ser tu profesión y tu forma de vida.

10. ¿Consideras a corto, medio o largo plazo la posibilidad de poder vivir de la música?

Desde el 2005 es a la única actividad a la que me dedico y supongo que lo seguirá siendo. Siempre voy a estar ligado a la música, sea de una forma u otra. La música es lo que define lo que soy, y mi forma no sólo de vida sino de expresión, además del instrumento a través del cual me relaciono con las personas y el mundo.

11. ¿Qué has aprendido hasta ahora del negocio?

Como decía el bueno de Hunter S. Thompson “El negocio de la música es una trinchera cruel y poco profunda, un largo pasillo de plástico donde los ladrones y los macarras corren libres y los buenos hombres mueren como perros. También tiene su lado negativo.”

12. Un deseo para el futuro

Conseguir sacar adelante nuevos proyectos y seguir disfrutando de la música.

Más sobre

Lo más visto...

También te puede interesar...