Killus 'Ultrazombies', crítica y portada

Killus ‘Ultrazombies’

14 marzo, 2016
Comments off
1.020 Views
Embutidos en sus uniformes de batalla desde finales de los 90, y con una buena cantidad de escenarios conquistados, a nadie le escapa que la formación industrial valenciana Killus está atravesando un momento especialmente dulce en su carrera. Comprometidos desde sus inicios con un estilo que a priori resulta complicado de vender en el país, la banda formada por: Supersixx, Ruk, Premutoxx y el recién llegado Nano (El Ultimo Ke Zierre, Disidencia) nos presenta lo que supone su quinto larga duración. Dicho lanzamiento lleva por título 'Ultrazombies' (Art Gates Records), ya se encuentra disponible para escuchar/adquirir en las principales plataformas online, y fue grabado, mezclado y masterizado por el propio Ruk Nebur (guitarra, programación) en las instalaciones de su Hell's Studio. La escucha nos recibe con una breve intro sampleada que desemboca directamente en el estribillo principal de 'Ultrazombies', un comienzo relativamente atípico para un tema repleto de capas, y que contrasta con la bienvenida acelerada de su anterior ejercicio en 'Feel the Monster'. Al instante se me vienen a la mente algunas de las bandas por las que no niegan su devoción, véase Deathstars o Marilyn Manson. Lo que sí parece seguir intacto en este nuevo trabajo de Killus es su destreza técnica a la hora de adornar con unos buenos punteos, o múltiples arreglos, canciones que bien podrían estar estructuradas en verso-coro-verso. Seguimos avanzando con 'Welcome to my madness' y 'White Lines', donde además mete unos coros Roman Marisak (Professional Murder Music), un par de pistas puramente headbangueras - donde gana protagonismo la distorsión - pensadas para agitar el pit con el puño en alto, y donde Supersixx luce su ascendente Mansoniana. Llegando al hemisferio del álbum nos encontramos con una grata sorpresa titulada 'The witch's pact', construida sobre un adictivo riff de guitarra, y que se ha convertido en una de mis favoritas gracias a su mezcla de gótico e industrial. 'Satanachia' es un tema que al escucharlo me produce la sensación de que los valencianos se han guardado lo mejor para el final. Un canción completamente salvaje y pensada para perder la cabeza, pero ojo, con esto no quiero decir que la banda le tenga que apretar al doble bombo para enganchar más. En canciones que son más bailongas, y donde se puede ver el reflejo de Rob Zombie, como 'Mr. Jack' también salen victoriosos. Mi teoría de que la banda se dejaba algunas de las mejores canciones para el final se ve reforzada con la nu metalera 'The last passenger', o la rápida 'Crazy trip on the road', que recuerda a las pistas más macarras del mencionado RZ. El único respiro que nos dan estaría situado al final del disco y en forma del medio tiempo atmosférico 'The ghost under my bed'. Killus continúan progresando adecuadamente, con la determinación de seguir haciendo suya la esencia de sus grupos favoritos, y convirtiendo esa influencia en combustible de primera para el directo. Los seguidores de las formaciones mencionadas no tenéis excusa para poner este disco a toda…

8

Bienvenidos al Creepshow de Killus

Los industriales continúan progresando adecuadamente, con la determinación de seguir haciendo suya la esencia de sus grupos favoritos, y convirtiendo esa influencia en combustible de primera.

Puntuación General

8

8

Embutidos en sus uniformes de batalla desde finales de los 90, y con una buena cantidad de escenarios conquistados, a nadie le escapa que la formación industrial valenciana Killus está atravesando un momento especialmente dulce en su carrera. Comprometidos desde sus inicios con un estilo que a priori resulta complicado de vender en el país, la banda formada por: Supersixx, Ruk, Premutoxx y el recién llegado Nano (El Ultimo Ke Zierre, Disidencia) nos presenta lo que supone su quinto larga duración.

Dicho lanzamiento lleva por título ‘Ultrazombies‘ (Art Gates Records), ya se encuentra disponible para escuchar/adquirir en las principales plataformas online, y fue grabado, mezclado y masterizado por el propio Ruk Nebur (guitarra, programación) en las instalaciones de su Hell’s Studio.

La escucha nos recibe con una breve intro sampleada que desemboca directamente en el estribillo principal de ‘Ultrazombies‘, un comienzo relativamente atípico para un tema repleto de capas, y que contrasta con la bienvenida acelerada de su anterior ejercicio en ‘Feel the Monster‘. Al instante se me vienen a la mente algunas de las bandas por las que no niegan su devoción, véase Deathstars o Marilyn Manson. Lo que sí parece seguir intacto en este nuevo trabajo de Killus es su destreza técnica a la hora de adornar con unos buenos punteos, o múltiples arreglos, canciones que bien podrían estar estructuradas en verso-coro-verso.

Seguimos avanzando con ‘Welcome to my madness‘ y ‘White Lines‘, donde además mete unos coros Roman Marisak (Professional Murder Music), un par de pistas puramente headbangueras – donde gana protagonismo la distorsión – pensadas para agitar el pit con el puño en alto, y donde Supersixx luce su ascendente Mansoniana. Llegando al hemisferio del álbum nos encontramos con una grata sorpresa titulada ‘The witch’s pact‘, construida sobre un adictivo riff de guitarra, y que se ha convertido en una de mis favoritas gracias a su mezcla de gótico e industrial. ‘Satanachia‘ es un tema que al escucharlo me produce la sensación de que los valencianos se han guardado lo mejor para el final. Un canción completamente salvaje y pensada para perder la cabeza, pero ojo, con esto no quiero decir que la banda le tenga que apretar al doble bombo para enganchar más. En canciones que son más bailongas, y donde se puede ver el reflejo de Rob Zombie, como ‘Mr. Jack‘ también salen victoriosos. Mi teoría de que la banda se dejaba algunas de las mejores canciones para el final se ve reforzada con la nu metalera ‘The last passenger‘, o la rápida ‘Crazy trip on the road‘, que recuerda a las pistas más macarras del mencionado RZ. El único respiro que nos dan estaría situado al final del disco y en forma del medio tiempo atmosférico ‘The ghost under my bed‘.

Killus continúan progresando adecuadamente, con la determinación de seguir haciendo suya la esencia de sus grupos favoritos, y convirtiendo esa influencia en combustible de primera para el directo. Los seguidores de las formaciones mencionadas no tenéis excusa para poner este disco a toda máquina en vuestros reproductores.

Lo Mejor

  • ¿Una mezcla de calidad entre Marilyn Manson, Deathstars y Rob Zombie ‘Made in Valencia’? ¡Compro!
  • Buen diseño de producción, y detalles que le dan un valor añadido al disco, como una línea estética y un artwork muy cuidados.
  • Un videoclip con muy buena pinta en camino.
  • El nivel de violencia y accesibilidad en las composiciones está bastante compensado.

Lo Peor

  • Algunas canciones no terminan de sobresalir.
  • Puede que haya gente que solo vea la comparación y no quiera adentrarse en el universo propio de Killus.

Total 0 Votes
0

Comments are closed.