Hiranya 'Breathe In'

Breathe In‘ es el debut discográfico de los madrileños Hiranya, una formación de cinco que practica una mezcla entre un ritmo metalcore y un potente melodeath. Estos chicos (y chica) llevan en activo desde hace unos tres años, y poco a poco han ido escalando peldaños para asentarse. Vi su directo en el último concierto de la gira «One In A Million…» de In Mute, cita en la que Hiranya abrían para los valencianos. Su material ya me enganchó desde entonces pese a que les faltaba en ese momento un poquito de rodaje en vivo, y por fin ha llegado a mis manos su primer disco para darle un repaso. ¡Comenzamos!

Leaving This Hell‘ es una intro orquestal que va tensando el ambiente por momentos. Cuando llega a su clímax, decae y entra ‘False God‘ con el primer riff de guitarra. En cuestión de segundos se engancha y comienza la descarga. Un potente mid-tempo con buenos cambios de riffs y bien dotado de pesadez, ayudado por la batería. Sara, la vocalista, juega con guturales rasgados y algún breve fragmento lírico en los coros, especialmente al final. Esta faceta la podemos apreciar mejor en ‘Shoeless‘, donde muestra su voz más melodiosa y aterciopelada, que va intercalando con nuevos guturales. El conjunto suena equilibrado: Johnny y Dani a las guitarras con mucha presencia junto a Jio al bajo, algo más discreto, y el dinámico Carlos dejando grandes detalles a la batería.

Falling Letters‘ es algo similar a ‘Shoeless‘ en cuanto a la forma de canto de Sara. Sin embargo el instrumental combina de forma diferente los segmentos rítmicos y los de palm-mute machacón. Pasado el ecuador, cambian un poco de tercio y enlazan un interludio y un melódico solo de guitarra, para retomar posteriormente el estribillo y rematarlo. ¡Ah!, destacar que este fue su primer lyric-video.

Fire‘ suena un poco más ligero en conjunto respecto a los anteriores temas. Aquí Sara cobra bastante protagonismo frente a un instrumental más simple, y da la sensación de ser un buen acompañamiento. Para aquellos a los que les guste la combinación vocal femenina de este estilo se lo van a pasar teta con este álbum… Hacia el 2:20 llega mi momento favorito del corte: una salvaje cabalgada en la que el grupo avanza cohesionado pero es donde mejor se distinguen los instrumentos entre ellos (en especial el metálico sonido del bajo de Jio).

Entra ‘War‘ sin vacilar, como un ciclón. Van a piñón desde el principio hasta que meten un break hacia el segundo tercio de duración. Este combina en un interludio en el 1:58, un punteo del solista acompañado por el resto, marcando el tempo. Poco dura la cosa, y es que arrancan de nuevo y a tope y sin mayor complicación, cierran el tema (el más breve, con poco más de 3 minutos).

La última pieza es ‘Dishonor‘, que juega con algunos de los elementos ya escuchados anteriormente. El break no está mal, acentuado por unos pequeños arreglos de guitarra en el riff precedente. En el 2:09 parece que acelera, pero frena de golpe y nos topamos con un pasaje en el que todos los instrumentos combinan unos segundos por separado y que antecede al radiante clímax de la canción, mitigado después tras una bruta sección final.

Lost‘ es un bonus track, similar a los anteriores y sin muchas sorpresas. Destaco la consecución de riffs hasta llegar al estribillo y por supuesto el mismo estribillo, intenso y con garra aún con la lírica voz de Sara. Tampoco me olvidaré del solo de guitarra que liga con el estribillo (con ligeras variaciones respecto al estribillo previo) y el tajante desenlace.

Debut con buen pie de los madrileños, dinámico y agresivo a la par que tenue y melódico en según qué partes. Media horita de un homogéneo disco de 8 cortes (7 si excluimos la intro) a los que se les nota una dedicación especial, haciendo que resulte divertido y fácil de escuchar además de ser compacto para los más oyentes más exigentes. Sin embargo, esto no ha sido más que el primer paso y tendemos que ir viendo cómo se desenvuelven de aquí en adelante los Hiranya. Un 8’3 para ellos y su ‘Breathe In‘.

Lo mejor

  • El estilo melodeath «coretizado» deja huella: tanto los pasajes más rítmicos y cañeros como aquellos con más virtuosidad. Hay un poco de todo, bien combinado y sin excesos.
  • El rango vocal de Sara da mucho juego a las composiciones instrumentales, que en algún momento hacen parecer que son más acompañamiento que otra cosa.
  • No hemos de restarle mérito a los chicos, que también se lo curran bastante. Desde el juego con las guitarras (buen trabajo del solista) hasta la sección rítmica, que le añade ese puntillo detonante.
  • La producción nos permite disfrutar de un sonido limpio y hace sencillo poder discernir entre los instrumentos, sobre todo en interludios y solos, cuando el duo de guitarras no va a tope.

Lo peor

  • Algo breve para ser un LP. Se hace más aún conforme te sabes los estribillos, pegadizos y fugaces.
  • Con 30 minutos de disco les cunde la faena y dejan grandes momentos, pero se echa en falta un poquito de originalidad en algunas partes para poder declararlos como verdaderos temazos.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp