Otep ‘Generation Doom’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Ya habíamos saboreado algo con el single ‘Lords of War‘, pero la banda estadounidense nos tenía guardadas algunas sorpresitas. Empezando por ‘Zero‘, que posiblemente es una de las pistas más brutales de todo álbum, encontramos un tema que nos recuerda porque después de quince años Otep siguen siendo una apuesta segura. Su mezcla de voces hip-hop, gritos y groove metal suena en la mejor línea que hemos visto últimamente, y con algunas similitudes a bandas como American Head Charge o sobretodo Mudvayne. Volviendo al inicio del disco, ‘Zero‘ tiene un estribillo genial, unas guitarras soberbias y un interludio que le da un toque bastante creíble. Los riffs están en plena forma, y los samplers resuenan con violencia al final.

Feeding Frenzy‘ tiene variedad y nos recuerda un poco a su anterior éxito ‘Confrontation‘, que resuena con rabia y que tiene un estribillo bastante bueno también. Un tema casi bailable en ocasiones. El trabajo de Aaron Nordstrom a las guitarras es soberbio, muy interesante y lleno de referencias a otros estilos. La voz de Otep Shamaya suena algo más agitada de lo que estábamos acostumbrados, se ve que en los primeros compases del álbum han puesto toda la carne en el asador. ‘Lords of War‘ la teníamos muy escuchada ya, pero la pequeña intro al final del tema anterior le da un toque dramático que nos ha resultado muy agradable. El tema comienza con un bajo y guitarras bastante sosegados, con la voz de Mrs. Shamaya tranquila y en plan declaración de intenciones. Pero el estribillo es harina de otro costal. Uno de los riffs más estratégicamente dispuestos, con cortes y con esa facilidad que tienen para la melodía. Como si de una lectura religiosa se tratase, las estrofas tocan temas como la auto-destrucción humana, las creencias y la rebeldía en contra del sistema. El final del tema apocalíptico y destructivo 100%. No defraudan.

El tema ‘Royals‘ es un cover de la neozelandesa Lorde. Una versión que nos ha sorprendido bastante, y que saca el tono más pop de Otep a la palestra. Y todo estaba bien y era tranquilo, hasta que llega el estribillo y los gritos de Shamaya hacen que olvidemos la versión original.

In Cold Blood‘ tiene un videoclip que acabamos de comentar, y que vemos como la parte commercial de una banda que no necesita entrar en estos derroteros. Notamos un parecido enorme con anteriores trabajos de Filter o incluso Stabbing Westward. A mitad de tema la cosa se anima y los gritos y los riffs se suceden con más fuerza. ‘Down‘ comienza con un ambiente casi árabe y hip-hopero a la vez. Una canción ‘rara avis’ con un estribillo más metálico y groovy, que suena excelente por otra parte y bastante en la onda de ‘Hydra‘, su anterior trabajo. Las partes de hip-hop tienen incluso ese toque trap que está de moda últimamente en otros géneros más lejanos y ajenos a nosotros. ‘God Is a Gun‘ comienza como una película de miedo, con sonido de piano desafinado incluido, y se descubre como uno de los temas más originales y estridentes del trabajo. Los riffs están en la línea de otras bandas como Slipknot o Korn, y pone la nota más ecléctica en cuanto a sonido de guitarras, con acordes algo menos complejos pero rítmica aplastante.

Equal Rights, Equal Lefts‘ sí es una intromission directa en el hip-hop, inspiración que nunca han negado, pero que han desarrollado incluso hasta el punto de parecer un tema de Missy Elliot. Quizás a los que no les va el rap no lo entenderán tanto, pero nosotros le vemos un puntillo al estribillo, a medio camino entre lo industrial y el metal. Ese toque hip-hopero y sexy la verdad es que tiene su punto. ‘No Color‘ vuelve a los derroteros de temas antiguos como ‘Ghost Flowers‘, con un bajo presente y una voz casi susurrada. El estribillo es genial, melódico y bastante industrial. Creemos que era un tema para estar antes en el tracklist, pero desde luego a estas alturas del trabajo no podemos quejarnos. La parte final tiene algunos sonidos y conversaciones que ralentizan el ritmo del conjunto, pero totalmente a propósito para encarar ‘Lie‘. Esta canción está más en derroteros del rock alternativo, con una voz más calmada y esa sensibilidad pop que encantará a los seguidores de otras bandas más light.

Generation Doom‘ da título al álbum, y es una locura a todos los niveles: voces encarnizadas, riffs asesinos y percusión y sección rítimica aplastante. Los sintetizadores son un punto también, y al reproducirla con algo de volumen se deja sentir ese factor groove tan increíble que los sitúa al lado de bandas como Slipknot o Devildriver. ‘On the Shore‘ despide el disco con delicadeza, con una especie de balada que en sus letras tiene una mezcla de cansancio, amargura y odio retenido. Tema perfecto para los que buscan un sonido más comercial y medio electrónico mezclado con guitarras.

Lo mejor

  • Los estribillos son esta vez de lo mejor.
  • Las canciones suenan muy cohesionadas en conjunto.
  • Las guitarras y el bajo han hecho un trabajo increíble.
  • La voz de O.Shamaya tiene un contraste de delicadeza y rabia como en ningún otro trabajo que hayan hecho.
  • El Groove de los temas y los puntos industriales les enriquecen mucho.

Lo peor

  • Para los no iniciados las incursiones en el hip-hop puede que les alejen un poco.
  • Hay algunos parones dramáticos, samplers al final de temas etc que rompen el ritmo.
  • El orden del tracklist quizá no es el más adecuado.

Etiquetas relacionadas

Lo más visto...