El otro lado del metal (XLIX): Ian Mason “La música me da las satisfacciones que hacen que mi vida valga algo la pena”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Nombre: Ina S. Diez AKA Ian Mason
Profesión actual: Crápula multitarea / Jornalero del rock
Grupos relacionados: The Wizards, Knives
Puesto dentro del grupo: Voz, guitarra
Enlaces relacionados: Página oficial The Wizards | Página oficial Knives
Fotografía de portada: Juan Tome Nestal

Cuéntanos quién eres, y cuál es la faceta por la que te conocemos en el mundillo.

Buenas La Estadea, un placer charlar con vosotros. Tras el pseudónimo de Ian Mason (personaje arquetípico de algunas de las novelas de Jack London) se encuentra Ina S. Diez, cantante de The Wizards y Knives, gran bebedor de vino y guerrero en la cruzada espiritual contra el mundo moderno.

¿Cuánto tiempo llevas tocando?, ¿y en tus grupos?

Empecé a tocar en bandas a los quince años, y como voy ya camino de encontrarme con la edad de Cristo, se podría decir que llevo mas de media vida haciendo el imbécil. Con The Wizards y Knives llevo desde el año 2013.

¿Cómo describirías el proceso de pasar de ser un fan a subirse al escenario?

Nunca he pensado en ello, me considero mas fán que músico.

¿Tuviste algún tipo de formación musical o eres totalmente autodidacta?

Mi madre me enseñó a tocar la guitarra, a ella se lo debo todo, y a los veranos que pasaba en casa de mi tío descubriendo todo el rock, rock pesado y psicodelia de los años 60 y 70. Me considero autodidacta a niveles muy primitivos.

“Lo único que importa es rodearte de buenos amigos para tocar, que sientas que lo que haces, ya sea en el local de ensayo o tocando en un escenario, te ponga las pelotas duras y sepas tomar las decisiones adecuadas teniendo siempre los pies en la tierra”

España siempre parece un lugar improbable para lograr el éxito con el rock/metal. ¿Qué opinas de esta tendencia?

Pregunta peliaguda querido amigo, bien, creo que más que una tendencia es un axioma cultural. España NO es un país propicio ni idóneo para hacer rock o metal, porque no tiene un nicho cultural apropiado para que se desarrolle con normalidad, y no me refiero a la gente. La gente que apoya el rock es maravillosa, auténtica y fiel hasta el final, siempre van a los conciertos, comprando música etc. El problema radica en que no se apoya a ningún nivel institucional, porque nunca se ha hecho, y en cierta manera nunca se ha dejado de ver el rock, el puto rock joder, como algo marginal y de extrarradio. La indolencia de las nuevas generaciones, con alguna gloriosa excepción claro, no seamos demagogos ni generalistas tampoco, la movida madrileña, las radioformulas y los propios dinosaurios del “rollo rock” de este país han impedido que éste pudiera haberse desarrollado de una manera sana y activa. El rock es una manera de vida, es mi manera de vida.

¿Cómo destacar frente a las demás bandas?

Siendo honesto, trabajo duro, ilusión bla bla bla bla, respuestas típicas pero ¿veraces?. Lo único que importa es rodearte de buenos amigos para tocar, que sientas que lo que haces, ya sea en el local de ensayo o tocando en un escenario, te ponga las pelotas duras y sepas tomar las decisiones adecuadas teniendo siempre los pies en la tierra. No se trata de fomentar competiciones insanas entre bandas, se trata de que la música que haces hable por sí misma.

Olvida los “si”, los “no” o los “tal vez”, forja tu voluntad y tu arte. Solo ellos te abrirán la puerta del conocimiento.

¿A qué te dedicas en la vida real para llegar a fin de mes?

Malvivir, jardinero ocasional, currela en festivales de música. Me centro más en preparar mi espíritu ante la llegada del terrible Kali-Yuga. Occidente se va a la mierda!!

No me avergüenzo de nada de lo que soy, y como si tengo que recoger mierda para llegar a fin de mes. La música ya se ocupa de evadirme y darme las satisfacciones que hacen que mi vida valga algo la pena.

¿Te genera más gastos o ingresos tu participación en las bandas?

Gastos, gastos y más gastos.

“El trabajo y la profesión implican éticas estajanovistas de las que creo que no debe contaminarse la música (no es una apología a la vagancia, hay que trabajar muy duro todos los días), es ante todo arte por el arte, y eso claro que lleva consigo una merma económica importante”

¿Dónde está la frontera entre un hobby caro y una profesión con la que ganarse el pan?

Un hobby es ir a pasear en bici los domingos al monte. La música es parte muy intrínseca e importante de mi vida, alma y espíritu. Y es terrible y descorazonador pero no es una profesión. El trabajo y la profesión implican éticas estajanovistas de las que creo que no debe contaminarse la música (no es una apología a la vagancia, hay que trabajar muy duro todos los días), es ante todo arte por el arte, y eso claro que lleva consigo una merma económica importante.

¿Consideras a corto, medio o largo plazo la posibilidad de poder vivir de la música?

No lo considero de ninguna manera. El poco dinero que te queda tras pagar (por ejemplo en un concierto) chófer, técnico, manager, gasolina, comida, furgoneta, local de ensayo, reparaciones, materia fungible etc.. se reinvierte en el grupo o se malgasta en vino, queso y nueces.

¿Que tendría que cambiar para que eso fuera posible?

Haber nacido en Suecia o California.

¿Qué has aprendido hasta ahora del negocio como músico?

No veo la música como un negocio, para eso ya tenemos un manager que se ocupa de bajarse al fango y la cloaca de la parte mas tediosa y menos atractiva de este mundo (Lucifer te bendiga Unai García!!).

“Utilizo las letras como vehículo y soporte de expresión para pensamientos y sentimientos algo abstractos sobre los que reflexionar para hablar de cuestiones, a priori muy dispares, pero con un nódulo de unión muy fuerte”

¿Qué porcentaje de las experiencias personales se transportan a la partitura?

Depende; toco en tres grupos y cada pulsión es distinta. Tanto Knives como The Wizards (en el que comparto la actividad letrística con Jorge González), o mi proyecto en solitario, me permiten virar y oscilar sobre cada lado del prisma existencial que necesito orientar para cada grupo. Utilizo las letras como vehículo y soporte de expresión para pensamientos y sentimientos algo abstractos sobre los que reflexionar para hablar de cuestiones, a priori muy dispares, pero con un nódulo de unión muy fuerte.

Tradición esotérica, paganismo, pensamiento hermético, gnosticismo y espiritualidad con The Wizards, y de una manera mas intensa y profunda con mi proyecto en solitario.

Existencialismo, relación del ser humano como ente individual frente a las amenazas de la política, la sociedad y la religión con Knives.

Las experiencias personales me las guardo para contárselas a mi mujer o amigos.

Un deseo para el futuro…

Que mi hija crezca feliz y fuerte en un mundo que se va a la deriva, y descubra los grandísimos valores humanos y espirituales que hay en la música, ya sea rock, folk, punk etc.

Un saludo y muchas gracias por vuestro tiempo!

Lo más visto...