Brain Tentacles y el vídeo de ‘Fruitcake’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Desde Relapse Records nos llega una propuesta inusual, con aires balcánicos, ácida y visualmente psicotrópica. Este jazz trío, Brain Tentacles, proveniente de Chicago, Richmond y Cleveland tiene clara su etiqueta, y eso que no es fácil bautizar un estilo basado en el metal, las músicas del mundo y las esperpénticas escalas del jazz fusionadas a velocidades propias del grindcore, el thrash o el black metal. Así que podríamos decir que ‘Sound Adventure‘ es una acertada denominación para catalogar a la banda y que ellos mismos utilizan ya en sus redes sociales.

Girando actuálmente en EEUU junto a Gorguts e Intronaut, entre sus filas cuentan con Bruce Lamont, de Yakuza y Bloodiest, a Dave Witte de Discordance Axis y Municipal Waste y a Aaron Dallison de Keelhaul, con lo que se deja claro, que esta propuesta tan arriesgada será bien venida también para seguidores de lo extremo. Más aun si nombramos a su productor, Sandford Parker que ha trabajado también con bandas como Minsk o Yob. Su homónimo primer disco saldrá a la venta el próximo 30 de septiembre y como decimos, contiene estilos e influencias de lo más variopinto.

Su anterior avance ‘The Sadist‘ que podéis escuchar aquí, presenta mayor velocidad, voces y blast beats totalmente infernales y vientos que reflejan a unos Shining (Nor) practicando su peculiar estilo auto denominado blackjazz, pero en cambio, en este ‘Fruitcake‘, cargado de grooves, nos recrean un viaje a medio camino entre los locos Mr. Bungle de Mike Patton, las fusiones de Fishbone o riffs que recuerdan al ‘Refuse/Resist‘ de Sepultura, que como opinión personal, más que parecer una copia, recrean un acertado vínculo entre influencias tan dispares.

Al principio de esta nota hablábamos de una propuesta visualmente psicotrópica, a la vez que inesperada, con artworks (de Jef Whitehead de Leviathan) que maman del stoner más surrealista y que, como veréis en este video, tira también de filtros y fluorescencias entre paisajes naturales, colores vivos, pero sobre todo vibrantes; y como centro de la historia, un amuleto que rinde culto a la psicodélica más mágica y terrenal. Seguramente clamando que abramos la mente ante ellos, porque este nuevo concepto que nos traen, simplemente merece la pena.


Lo más visto...