La Estadea Logo

Freedom Call ‘Master Of Light’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Master of Light‘ (SPV/Steamhammer) es lo nuevo que nos llega de los alemanes Freedom Call. Nos encontramos ante la nueva obra de esta banda de power, a la que muchos de sus fans incluyen con cariño dentro de la etiqueta del happy metal. La banda compuesta por Chris Bay, en las labores vocales, guitarra y teclados, Ilker Ersin en el bajo, Lars Rettkowitz en la guitarra y Ramy Ali en la batería, nos tiene acostumbrados a un disco de estudio cada dos años.

Comienzan por la poderosa ‘Metal Is For Everyone’, un tema con mucha contundencia, y que consta de una melodía/estribillo realmente adictivos, lo cual seguramente lo convertirá en un nuevo himno para sus próximos conciertos. Canción a la que también han dedicado un videoclip en donde aparecen varios de sus fans repartidos por todo el mundo. La siguiente, ‘Hammer Of The Gods’, suena de primeras a unos jóvenes Helloween, haciendo de ella una canción de power clásico de toda la vida.

‘A World Beyond’ es la siguiente en aparecer. Continúa por el mismo camino que la anterior, con varios coros y estribillos unidos a un ritmo trepidante. ‘Master Of Light’ es el tema que da nombre al disco y también sería el single principal. Con esta canción recuerdan una vez más al famoso ‘I Want Out’ de Helloween. Dentro de la misma encontramos también la arenga ‘Master, Master‘ que nos transporta al clásico de Metallica. Con ‘Kings Rise And Fall’ prosiguen en esta misma tónica. Un tema compuesto por una buena base rítmica y acompañada por un poderoso riff de guitarra, todo unido a unos estribillos/coros facilones [marca de la casa].

En el sexto corte del disco llega el momento de tranquilizarse y bajar un poco la adrenalina. ‘Cradle Of Angels’ es la elegida para ocupar el puesto de la eterna balada. Con ella se aprecian melodías de una de las grandes bandas que ha dado la historia del rock, Led Zeppelin. Tras la dulce balada aparece ‘Emerald Skies’, un medio tiempo que continúa la senda marcada por el resto de canciones que llevamos escuchado.

Con ‘Hail The Legend’ nos llevan a terrenos escabrosos e imprimiendo un ritmo acelerado durante todo el tema, esto sin olvidarse de los famosos coros y estribillos. Sería una de las canciones más poderosas y cercanas al power de todo el disco. Seguramente se convertirá también en un nuevo himno de la banda.

La introducción de teclado para ‘Ghost Ballet’ podría despistar en un primer momento a los fans más acérrimos de la banda, pero según avanzan los segundos, consiguen hacer de ella una canción diferente. No tenemos el clásico riff de corte power, pero sí el estribillos y los coros. Sería una apuesta arriesgada por parte de Freedom Call, ya que se basa en un ritmo cercano al rock y con pequeñas pinceladas de industrial, pero sobretodo con la vista puesta en lo comercial. ‘Rock The Nation’ es la siguiente en sonar. Con este tema, la banda retoma el sonido de los primeros cortes del disco, haciendo de ella otro tema con mucho enganche. ¿Otro himno?, el tiempo lo dirá.

Llegamos a los dos últimos cortes del disco, ‘Riders In The Sky’ y ‘High Up’. El primero rezuma ese aire a los noventa que toda buena banda de power posee dentro de su repertorio, con un poderoso ritmo y una melodía que tan bien sabe facturar Freedom Call. En el segundo nos encontramos con otro nuevo himno, y ya no recuerdo cuantos llevamos… Sería posible que si Chris Bay y cia interpretan este disco entero en directo los fans lo disfrutaran al máximo debido a la cantidad de singles que contiene.

‘Master of Light’ está compuesto por doce temas repletos de power metal y coros facilones, esto impregnado a su vez de melodías por todos las esquinas, y marcados con un ritmo intenso, doble bombo y poderosos riffs de guitarra. Quizá se puedan hacer algo repetitivos en cuanto a los numerosos estribillos/coros que desprenden, pero está claro que su legión de fans es lo que quiere. De esta forma, Freedom Call consiguen afianzarse como una de las bandas punteras dentro del power metal, o mejor dicho del happy metal.

Lo mejor

  • Los nuevos himnos impregnados con multitud de unos muy efectivos coros. Seguramente varios de ellos funcionarán a la perfección en directo.

Lo peor

  • Está claro que es el diseño de la portada, cuyo autor es Michael Dorschner, y quien ha querido dar un toque de humor al mismo. La idea podría haber quedado bien en algún single del álbum, pero no en el arte final del disco.

Etiquetas relacionadas