La Estadea Logo

Jenny Grant, la promotora/manager vampírica «Motivar y gestionar la escena es una cuestión de probar y ver lo que funciona»

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Parecía que no pasaba nada y está empezando a pasar. En Málaga se ve una movilización importante de conciertos en los que confluyen bandas de toda la geografía nacional. Esta situación está convirtiendo a esta ciudad, con una tradición histórica y cultural que podría considerarse distante en lo que se refiere a la escena rock/metal, comience a ser un referente del estilo. Una de las responsables de todo esto es Jenny Grant, la promotora vampira (Vampire Productions), que junto a su séquito de personajes de ultratumba, está revolucionando el circuito de la música en directo en el sur de España.

Hacer de Málaga una ciudad rockera debe ser un esfuerzo terrible incluso para una vampira como tú, ¿me equivoco?

Al principio sí, no lo niego, pero poco a poco, y al pasar el tiempo, cada vez se hace más fácil.

¿Qué oscuras fuerzas son las que te impulsaron a promover bandas en Málaga, y en qué moradores de las tinieblas te has apoyado para hacer esto posible?

Me impulsó la pasión que tengo por la música y las ganas de poder disfrutar de conciertos en mi ciudad. Me he apoyado en todo el que me lo ha permitido y me rodea, en las bandas, en otros promotores, en amigos, en mi familia… aprendiendo día a día para poder realizar este sueño.

«Málaga es una ciudad donde cuesta mucho motivar al personal y más en los tiempos que corren. La cuestión es no darse por vencido y usar todas las herramientas disponibles como las redes sociales y el boca a boca»

¿Cómo se gestiona una escena local? y lo más importante, ¿como se motiva?

No hay una ninguna fórmula mágica, es una cuestión de probar y ver lo que funciona y lo que no. Málaga es una ciudad donde cuesta mucho motivar al personal y más en los tiempos que corren. La cuestión es no darse por vencido y usar todas las herramientas disponibles como las redes sociales y el boca a boca, las amistades, los contactos que van apareciendo… hay que mostrar que hay un camino. Si las cosas se hacen con cariño y bien aparece el apoyo y tras el apoyo aparecen los resultados.

¿Es fácil ganarse el respeto de los grupos, salas, esponsors, medios y el equipo de trabajo que te rodea siendo una mujer?

Pregunta complicada. Me temo que no, no siempre es fácil. En la gran mayoría de los casos no hay diferencia, y yo por lo menos tengo la suerte de rodearme de personas que hasta me miman demasiado. Pero sí que tengo que decir que he tenido un par de experiencias menos agradables por ese tema. Lo bueno es que una vez que demuestras tu profesionalidad es como todo, lo que te gana el respeto es tu trabajo, por lo que si haces bien el trabajo luego viene el respeto.

¿Qué requisitos son necesarios para que consideres trabajar con una banda en concreto?

Lo más importante para mí es que crean en su proyecto y tengan corazón. Si creen en su proyecto, tiene mil posibilidades más de conseguirlo, y suelen también estar dispuestos a aprender y a darlo todo. Ser familia entre ellos, que todos quieran obtener lo mismo y que estén dispuestos a darlo todo en cualquier momento. Trabajo con bandas de todo tipo y de todos los estilos, pero todos con una cosa en común “La fuerza y el corazón”. Para mí no son simples músicos son parte de mi vida diaria y sin ellos yo no soy nadie.

¿Es Málaga una ciudad que comienza a abrir sus oídos a todo tipo de propuestas dentro del rock y el metal, o la tendencia general se mueve por prioridades y gustos más predecibles?

Claro que sí, poco a poco, eso sí. Estábamos muy acostumbrados a que siempre viniesen las mismas bandas, pero poco a poco los promotores y las propias salas están apostando por cosas menos predecibles, y la respuesta no está siendo nada mala en muchos casos. Esto es un trabajo constante y todavía nos falta mucho pero el esfuerzo se verá recompensado.

«Trabajo con bandas de todo tipo y de todos los estilos, pero todos con una cosa en común “La fuerza y el corazón”. Para mí no son simples músicos son parte de mi vida diaria y sin ellos yo no soy nadie»

Además de promotora, eres manager de varias bandas, entre ellas Wonderonce, uno de los mejores ejemplos de internacionalidad épica de todo el territorio nacional. ¿Te consideras mejor manager o mejor promotora de conciertos?

WonderOnce es desde luego una banda con las ideas claras desde un principio y sin miedo ninguno a darlo todo, están y van a dar que hablar. Creo que tengo mis puntos buenos y mis puntos malos en ambos puestos, muchas veces las tareas son similares y hasta me lío entre una cosa y otra… No me considero mejor promotora ni mejor manager, me considero buena trabajadora dando igual la tarea que me pongan por delante. Y todos los días se aprende algo nuevo.

¿En qué consiste el Vampire Productions Festival y qué esperas de él?

El Vampire Fest consiste en un festival que esperamos poder celebrar todos los años, y con el que queremos dar oportunidades a bandas que nunca han estado en Málaga, o que llevan años sin poder venir por la razón que sea. Queremos volver a poner Málaga en el mapa, es una gran ciudad llena de buena gente, darle una oportunidad a las bandas para que el sur también los conozca, y claro está, ampliar la cultura musical existente. Además esperamos servir como ejemplo a otros promotores para que vean que aquí también se pueden hacer eventos interesantes, y que se arriesguen como hacemos nosotros. Y como no, es una forma de terminar el año celebrando de la forma que más nos gusta.

Bandas como Killus, MindDriller o Morphium entre otras, no solo participan en tu festival, sino que suponen una nueva generación de sonidos interesantes salidos de la que posiblemente sea la época más creativa dentro del ámbito musical nacional. Como promotora, ¿te sientes de alguna forma responsable de este crecimiento cualitativo?

Sí que son una nueva generación, y como la de los 80, una generación que dará mucho que hablar. Volvemos a una época donde la creatividad es premiada, pero no me siento responsable del crecimiento cualitativo, eso lo han conseguido las bandas arriesgándose a hacer lo que les gusta y en lo que creen. He contado con estas bandas justamente porque son distintas, porque no es algo que ves todos los días y merecen ser disfrutadas a lo grande, y porque me gusta que los eventos que hago no sean los típicos. Hay que ampliar fronteras…

«No me considero mejor promotora ni mejor manager, me considero buena trabajadora dando igual la tarea que me pongan por delante. Y todos los días se aprende algo nuevo»

¿Qué es lo mejor y lo peor de tu profesión?

Lo mejor lo tengo claro, es la familia y el apoyo que se crea, mi equipo, las bandas, los amigos que haces por el camino, disfrutar de los eventos, las giras… y sobretodo el ver que tu trabajo ayuda y que se ve recompensado.

¿Lo peor?, todo tiene cosas malas, pero siempre que tengan solución no hay nada malo, solo hay malos momentos. Y todos se superan siempre y cuando tienes el apoyo de los tuyos y yo lo tengo.

Estás ganando una estupenda reputación últimamente gracias un montón de grandes noticias que parecen reproducirse alrededor de tu agencia de conciertos ¿cuáles son tus sueños más inmediatos y otros más a largo plazo?

Gracias, siempre he dicho – y seguiré manteniendo – que esto es mi pasión, no me esperaba para nada conseguir lo que a diario, con trabajo y esfuerzo, se va consiguiendo. Los que me conocen bien saben que esto para mí es un sueño enorme que se va cumpliendo, y a veces cuesta mucho creérselo. El sueño es poder vivir algún día de esto, y cuando digo «vivir de esto» no me refiero ni a un BMW ni a una casa enorme, me refiero a poder disfrutar de lo que hago, y ganar simplemente lo suficiente para vivir una vida normal y poder seguir invirtiendo en lo que me gusta que es “La Música” y poder seguir ayudando a esos músicos y esas bandas enormes. Aunque no niego que poder pagarse algún caprichito como unas buenas vacaciones también forma parte del plan.

¿Qué crees que le debes al mundo del rock y a su gente?

Les debo mucho, en especial a todos los que me han apoyado y me apoyan. Gente como Lorenzo Sanz de Top Artist Promotion que siempre ha confiado en mí al 100%. Pero quizás deber no es la palabra, quizás lo que habría que decir es que quiero devolver, quiero devolver al mundo del rock y a su gente todo lo que me han dado a mí y me siguen dando a diario.

Gracias.

Muchas gracias a vosotros por el apoyo que como siempre nos hace seguir creciendo.

Etiquetas relacionadas

También te puede interesar...