Glenn Hughes 'Resonate'
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La casa Frontiers publicó el pasado 4 de noviembre el nuevo trabajo de Glenn Hughes, ‘Resonate‘. Para esta obra, el gran vocalista, bajista y compositor se vio acompañado por: Soren Andersen (guitarra y co-productor), Pontus Engborg (batería) y Lachy Doley (teclado); además de su viejo amigo Chad Smith (Red Hot Chili Peppers), quien se unió en estudio para trabajar en la apertura y para el cierre del álbum, es decir, para participar en las canciones ‘Heavy’ y ‘Long Time Gone’.

El bueno de Glenn ha tardado ocho años en publicar un disco bajo su nombre, y afirma que probablemente sea «lo más heavy que he hecho en 25 años».

La canción ‘Heavy’ es precisamente la encargada de abrir el álbum. Un buen comienzo para los amantes de los sonidos más duros. En ‘My Town’ sigue esta misma estela, facturando una canción pesada con elementos groove y rock de alto voltaje. ‘Flow’ es la siguiente en sonar. La pesadez sigue presente con este tema en donde la melodía vocal es una de las principales armas sonoras, y con un Andersen pletórico. Los ritmos funk no podían faltar en un trabajo de Hughes, y ‘Let It Shine’ es una de las que ocupan ese lugar, recordando lo que normalmente suele componer el gran Lenny Kravitz. Las notas de los teclados son las primeras en escucharse en la trepidante ‘Steady’, que emana cierta similitud a los comienzos musicales de Deep Purple, un claro guiño a una de sus grandes inspiraciones. En ‘God Of Money’ la guitarra hace de actor principal junto a la espectacular voz de Hughes, resultando ser una composición muy a lo Whitesnake y con un Lachy Doley enorme.

Lo mismo ocurre con la contundente y agresiva ‘How Long’. La pesadez y la energía siguen dominando en un tema donde la banda al completo pone toda la carne en el asador; quizá sea la canción más completa hablando del conjunto en sí. Pero tras la tempestad llega la calma y ‘When I Fall’ es la encargada de mostrar la faceta más pausada y melódica de Hughes, un medio tiempo en donde la voz se mezcla con la melodía de los teclados. El ritmo funky predomina durante el transcurso de ‘Landmines’, en cambio, en ‘Stumble & Go’ la banda vuelve a marcar una canción netamente rockera. ‘Long Time Gone’ fue de las pocas canciones que me atrapó por completo a la primera escucha, tiene un comienzo demoledor y una increíble melodía que recorre toda la canción e incluyendo también espacio para imprimir un fantástico ritmo funky.

Para adornar la Edición Deluxe del disco escogieron la magnífica ‘Nothing’s The Same’, una canción que sirve para cerrar por todo lo alto el álbum, y que resulta una preciosa balada acústica donde me vino a la memoria la voz, el sentimiento y la armonía que solía transmitir el grandioso Gary Moore.

En definitiva, un buen disco de Hughes, quien se desmarca de – California Breed – su anterior proyecto, y en el que militaban el joven y gran guitarrista Andrew Watt junto al famoso batería Jason Bonham, quien finalmente fue sustituido por Joey Castillo. Pese a la calidad que atesoraba esta plantilla, el disco debut no obtuvo grandes resultados. Un pequeño tropezón en su carrera que ha servido para que el efectivo Glenn Hughes haya tenido el tiempo suficiente y adecuado para crear éste aceptable trabajo llamado ‘Resonate’, álbum que le vuelve a poner en la parrilla de salida.

Lo mejor

  • El regreso por la puerta grande de éste maravilloso vocalista, gran compositor y buen bajista llamado Glenn Hughes.
  • Las aportaciones pletóricas que realiza el formidable Chad Smith. Sin olvidar la virtud que posee Pontus Engborg.
  • El descubrimiento por su gran trabajo del guitarrista Soren Andersen y del teclista Lachy Doley.

Lo peor

  • Realmente pocas sensaciones negativas me ha transmitido. Quizás el pobre diseño de la portada.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp