El otro lado del metal (LXXI): Jorge García

El otro lado del metal (LXXI): Jorge García «Tener éxito tocando algo que te gusta y que no se amolde a lo que la gente quiere oír es una tarea muy complicada»

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Nombre: Jorge García
Profesión actual: Diseñador y realizador audiovisual en Ból! Estudio
Grupos relacionados: Adrift, El Páramo, Sonnöv, Gentemayor
Puesto dentro del grupo: Voz, guitarra
Enlaces relacionados: Adrift, El Páramo, Sonnöv, Gentemayor
Fotografía de portada: Anna Peletero

Cuéntanos quién eres, y cuál es la faceta por la que te conocemos en el mundillo.

¡Hola! Soy Jorge García. Actualmente soy guitarrista y cantante de Adrift, guitarrista en El Páramo, guitarrista en Sonnöv y cantante y ruidos en Gentemayor. Como comprobarás estoy siempre metido en un montón fregados. Supongo que en el mundillo se me conoce por la trayectoria con Adrift y El Páramo y por mi trabajo como diseñador y realizador de vídeos en Ból! Estudio.

¿Cuánto tiempo llevas tocando? ¿y en tu grupo?

Haciendo cuentas creo que llevo tocando unos veintidós o veintitrés años. Con Adrift, que es la primera banda seria con la que empecé a tocar, llevamos dieciocho años y con el Páramo que nos juntamos años después llevamos 12 años. Al resto me he incorporado hace relativamente poco tiempo.

¿Cómo describirías el proceso de pasar de ser un fan a subirse al escenario?

En mi caso por mucho que me siga subiendo a un escenario voy a ser siempre un fan, jejejej. La verdad es que antes de tocar en grupos me moría de ganas por subirme a un escenario, cuando iba a conciertos y veía a los grupos cómo disfrutaban ahí arriba yo quería hacer lo mismo. Lo que mola de ser fan y acabar tocando es terminar conociendo y tocando con esas bandas con las que tanto flipaba.

¿Tuviste algún tipo de formación musical o eres totalmente autodidacta?

Cuando comencé a tocar sí que di clases. Empecé tocando la guitarra clásica porque no daba para la eléctrica, y ahí tuve unos años de formación. Aprendí a leer y técnica hasta que pillé la eléctrica, que es lo que realmente quería. Ahí di algunas clases y aprendí más cosas sobre escalas y algo de armonía. La verdad es que si te soy sincero casi todo eso lo he olvidado y me dediqué a tocar mucho de oído y sacando canciones de otros para aprender sus trucos armónicos. Creo que tuve una buena base para luego poder hacer lo que realmente me gustaba entendiendo el instrumento.

«La verdad es que antes de tocar en grupos me moría de ganas por subirme a un escenario, cuando iba a conciertos y veía a los grupos cómo disfrutaban ahí arriba yo quería hacer lo mismo. Lo que mola de ser fan y acabar tocando es terminar conociendo y tocando con esas bandas con las que tanto flipaba»

España siempre parece un lugar improbable para lograr el éxito con el rock/metal. ¿Qué opinas de esta tendencia?

Bueno, creo que en España sí que hubo una época en la que se podía llegar a tener éxito tocando rock, cuando las cosas iban bien y los grupos podían girar tocando en todas las fiestas de los pueblos donde había dinero para estos eventos. Ahora mismo supongo que la tendencia ha cambiado y no hay dinero para estas cosas, y da la sensación de que mucho público no se molesta en escuchar algo que no sean los cuatro grupos de siempre. Creo que ahora mismo tener éxito tocando algo que te gusta y que no se amolde a lo que la gente quiere oír es una tarea muy complicada, sea rock o sea lo que sea.

¿Cómo destacar frente a las demás bandas?

Supongo que aportando originalidad y personalidad a lo que haces es básico para poder destacar. Hay que tener influencias e incluso hay que saber aprender de esas influencias, pero es básico que lo que hagas tenga algo personal o tu grupo pasará desapercibido entre toda la amalgama de grupos que hay ahora haciendo cosas parecidas.

¿A qué te dedicas en la vida real para llegar a fin de mes?

Como explicaba al principio soy ilustrador, diseñador gráfico y motion designer en mi propio estudio que es Ból! Estudio. Desarrollo tanto proyectos para publicidad como cosas relacionadas con la música como portadas de discos, carteles o vídeo clips.

¿Te genera más gastos o ingresos tu participación en la banda?

Hasta el momento la banda solo me ha generados gastos. Solamente si hago la cuenta de el dinero que me he dejado a lo largo de mi vida en local y en equipo me da que la balanza acaba reventada. Aparte con los grupos el dinero se suele reinvertir en grabaciones, o gastos de viajes, así que más bien no sacamos nada de esto.

«Ahora da la sensación de que mucho público no se molesta en escuchar algo que no sean los cuatro grupos de siempre. Creo que ahora mismo tener éxito tocando algo que te gusta y que no se amolde a lo que la gente quiere oír es una tarea muy complicada, sea rock o sea lo que sea»

¿Dónde está la frontera entre un hobby caro y una profesión con la que ganarse el pan?

La frontera está en el momento en que no puedes compatibilizar tu vida laboral y la de músico, y tu vida de músico pasa a ser tu trabajo. Ahí ya depende de si te gusta que tu trabajo sea tocar música y hacerla, o si prefieres que tu música sea algo que haces porque te gusta pero no quieres que se convierta en una obligación. A no ser que seas alguien que desde pequeño has orientado tu carrera a ser músico profesional esto siempre empieza como un hobby caro. También he de decir que la palabra hobby no me mola mucho para definir esto, creo que es algo más.

¿Consideras a corto, medio o largo plazo la posibilidad de poder vivir de la música?

Creo que a estas alturas de la vida lo veo un poco complicado la verdad. Como decía, nunca he tenido como objetivo vivir de esto, ya que eso seguramente supondría tener que hacer música que no me gusta. Estoy buscando la manera de compaginar mi trabajo con la música y siendo freelance tengo más libertad para poder tocar. Con no palmar pasta la verdad es que de momento me conformo.

¿Qué tendría que cambiar para que eso fuera posible?

Imagino que el hecho de que alguien nos ofreciera la posibilidad de hacer lo que nos gusta, con toda la libertad posible y sin que interfiriera en nuestra manera de pensar. Pero eso es una utopía así que está complicado el tema, Jejejeje.

«Tengo la suerte de estar rodeado de gente que me ayuda a mi y a mis grupos y la verdad es que es maravilloso. Pero lo que cuenta es lo que tú hagas y el esfuerzo que hagas por conseguir las cosas. Y principalmente intentar disfrutar de lo que haces»

¿Qué has aprendido hasta ahora del negocio como músico?

Que las cosas no las va a hacer nadie por ti. Afortunadamente tengo la suerte de estar rodeado de gente que me ayuda a mi y a mis grupos y la verdad es que es maravilloso. Pero lo que cuenta es lo que tú hagas y el esfuerzo que hagas por conseguir las cosas. Y principalmente intentar disfrutar de lo que haces y encajar bien las cosas que no salen bien o los pequeños fracasos que puedas tener. Es importante también rodearse de gente con la que estés a gusto.

¿Qué porcentaje de las experiencias personales se transportan a la partitura?

Creo que un 100%. Al final la música sale de ti y eso inevitablemente forma parte de ti experiencias y tus vivencias.

Un deseo para el futuro

Que haya renovación generacional y la gente se abra más a escuchar música distinta para poder cambiar el panorama y hacerlo más rico.


También te puede interesar...

Comentarios