El otro lado del metal (LXXII): David Sobrino

El otro lado del metal (LXXIII): David Sobrino «Desde que me despierto hasta que me acuesto pienso en música, en mis proyectos, y en la gente con la que trabajo»

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Nombre: David Sobrino
Profesión actual: Director en Sobry Music
Enlaces relacionados: Sobry Music – Sitio Oficial

Cuéntanos quién eres, y cuál es la faceta por la que te conocemos en el mundillo.

Soy David Sobrino. Trabajo con músicos y artistas desde hace ya 10 años. A lo largo de este tiempo he tenido la fortuna de cruzarme con cientos de ellos y aprender que, en este mundillo, no es tan importante decir lo que eres sino lo que haces, y cómo lo haces. He intentado desde entonces focalizar todo ese trabajo y experiencias en diversos proyectos relacionados con el booking, el management y el marketing musical, pero seguramente por lo que más se me conozca sea por Sobry Music una agencia destinada a realizar este tipo de labores. Hemos tenido la fortuna, y la seguimos tenido, de trabajar junto a bandas de primer nivel en todos los aspectos, y eso creo que es lo que nos mantiene vivos en el sector. La ilusión de vivir el día a día de este modo y con esta gente.

¿Cuánto tiempo llevas en el sector musical?, ¿y en tu agencia?

Tuve la suerte de crecer en una familia en donde la música era tan importante como el comer o el vestirse. Imagino que eso forjó unos lazos bien fuertes para que unos años más tarde le echase pelotas a intentar vivir de lo que realmente me gusta. Profesionalmente hablando, fundé la agencia Sobry Music en septiembre de 2009, y gracias a esto, hemos ido elaborando diferentes proyectos que nos han permitido seguir avanzando en el sector hasta el día de hoy. Ahora, ya somos 5 personas trabajando en la agencia, y contamos con muchos otros colaboradores que arriman el hombro siempre que es posible. Es muy difícil vivir de la música en la actualidad pero no es imposible. Todos tenemos que pagar un precio por ello, no solo a nivel económico, sino a nivel personal, familiar y social. Al final, y aunque muchos no lo crean, todos estamos en el mismo saco y deberíamos apoyarnos más entre nosotros, y en cada uno de los «estratos» que conforman la Industria para que la famosa «escena» creciese y estuviese un poco más saneada.

«Ahora, ya somos 5 personas trabajando en [Sobry Music] la agencia (…) Es muy difícil vivir de la música en la actualidad pero no es imposible. Todos tenemos que pagar un precio por ello, no solo a nivel económico, sino a nivel personal, familiar y social»

¿Cómo describirías el proceso de pasar de ser un fan a montar tu propia agencia o medio?

Ese es el paso más complicado a dar si te quieres dedicar a la música. Especialmente en España, donde las trabas son innumerables y a muchos niveles. Es un punto de inflexión que antes o después debes dar, asumiendo que vas a perder muchísimo dinero, parejas, amigos… y el tiempo. Hay que asumir el rol de «oveja negra» que hay impuesto en la sociedad, pero sin creérselo, tirar para delante, y pensar que, si no somos nosotros mismos, nadie nos va a construir nuestra futuro. Y, a partir de entonces, saber rodearse de las personas adecuadas. Intentar ser el más tonto entre los que te rodean. Aprender y formarse continuamente. Innovar y confiar en uno mismo; ser invulnerable a las críticas que, hagas las cosas bien o mal, siempre te van a llover desde el momento que pones tu careto en internet o te subes a un escenario.

El proceso para hacer de un hobby un proyecto profesional no es cuestión de los títulos que tengas, del dinero que inviertas, o de lo que opinen los demás. La clave de ese proceso es tu mentalidad para afrontar ese reto y llevarlo a cabo. Al final tú eres el único capitán de ese barco, y el único que va a tener que manejar el timón cuando vengan las tormentas (que vendrán). El material de esa embarcación, la ruta, o los compañeros de viaje son los que harán que todo tenga sentido. El tesoro seguramente no lo encuentres nunca, porque no vienen a ser otra cosa que el propio viaje que emprendes, y cómo lo emprendes.

¿Cuándo empezó a cambiar la cosa?

Gracias al público, a los oyentes, y a los seguidores de las bandas. En esta Industria, al final, quién mueve los hilos son ellos. Son los que deciden si tu estás arriba, abajo, o no estás. Creo que también ha ayudado muchísimo el buen trabajo que han ido haciendo todas las bandas con las que hemos tenido la fortuna de trabajar desde los inicios, haciendo que el nombre de la agencia fuera creciendo también junto a ellos. El apoyo de los medios, y la continua inversión de tiempo de todos a sacar estos proyectos adelante, hace que aún sigamos haciendo entrevistas como estas y tirando para delante.

«El proceso para hacer de un hobby un proyecto profesional no es cuestión de los títulos que tengas, del dinero que inviertas, o de lo que opinen los demás. La clave de ese proceso es tu mentalidad para afrontar ese reto y llevarlo a cabo»

¿Tuviste algún tipo de formación o eres totalmente autodidacta?

Como músico siempre fui autodidacta, y me encantaría seguir siendo guitarrista 18 años después. Pero encima del escenario me miro demasiado los pies, así que prefiero que el espectáculo lo de quien sabe hacerlo. Soy Licenciado en Psicología, especializado tanto en Recursos Humanos como en Clínica, y siempre me gustó aplicar todo lo que aprendí al terreno musical durante mis años de estudio o trabajando en la profesión. Por suerte hoy le encuentro cada vez más sentido a lo que he ido haciendo a lo largo de eso años, mientras lo compaginaba con los proyectos musicales (aunque en su momento no lo hiciera con un motivo claro). Y aparte de esto, llevo invirtiendo buena parte de mis ingresos (por no decir todos) en la formación con cursos, masters, eventos y viajes de carácter profesional cada vez que puedo. No por el título, sino por estar al día (y creo que es lo mínimo que se debería exigir a alguien que se dedica o se quiere dedicar a eso).

España siempre parece un lugar improbable para lograr el éxito con el rock/metal. ¿Qué opinas de esta tendencia?

En un país con alrededor de 50 millones de habitantes parece bastante improbable que esto pueda tener éxito, pero siempre me ha parecido una excusa barata si nos comparamos con la India, por ejemplo. El éxito no deja de ser una percepción y considero que no hace falta ser millonario, o tener una repercusión mundial a nivel de seguidores para ser exitoso. Cada uno puede verlo de diferente manera. Yo me considero una persona exitosa porque soy feliz con lo que hago, y creo que así es como se debería medir todo en esta vida. El problema es cuando asociamos la palabra éxito a otros términos y nos obsesionamos con compararnos a otros.

Si en España el factor cultural tuviera más relevancia, la educación cobrase más importancia y no se asociase a los artistas con personas fracasadas, seguramente el sector de Rock y el Metal se verían de algún modo más recompensados, pero aún así, eso no sería una condición necesaria y suficiente para que alguien que se dedicase a esto fuera más o menos exitoso. Como te digo, y es mi opinión personal, creo que al final todo es cuestión de mentalidad.

«Me considero una persona exitosa porque soy feliz con lo que hago, y creo que así es como se debería medir todo en esta vida. El problema es cuando asociamos la palabra éxito a otros términos y nos obsesionamos con compararnos a otros»

¿Cómo destacar frente a las demás agencias?

Nunca me ha gustado la competición salvo conmigo mismo, así que le daré una vuelta a esta pregunta y te diré que me gusta observar los puntos fuertes de los compañeros y colegas de trabajo, y rodearme de las personas o proyectos que son mejores que los míos con objeto de crear alianzas y seguir avanzando. Intento no perder el tiempo en lo demás, y mucho menos en lo negativo, no me aporta nada a nivel personal o profesional.

¿A qué te dedicas en la vida real para llegar a fin de mes?

Soy afortunado al decir que no tengo una «doble vida». Es decir, mi vida real lo es todo. Y desde que me despierto hasta que me acuesto pienso en música, en mis proyectos, y en la gente con la que trabajo. Intento compaginar todos y cada uno de esos proyectos para poder llegar a final de mes, pero no pongo el foco en ese tipo de sistema sino en intentar que cada día que pase sea más productivo que el anterior. Sé que de ese modo todo es más fructífero y llevadero. Además, intento no entrar en un círculo vicioso en el que todo se convierta en una rutina, porque sino ahora estaría con algún paciente en un diván, y no pensando cuál es el concierto que puedo organizar mañana, o la idea de marketing que se puede aplicar para vender más merchan.

¿Te genera más gastos o ingresos tu labor en Sobry Music?

Dependiendo de la época del año. Hay meses, e imagino que al igual que le sucederá a las bandas u otros profesionales, en donde toca invertir, y otros en los que toca recoger. Echando la vista atrás puedo decir que seguramente han sido muchísimos más gastos que ingresos, pero gracias a ello he podido trabajar de manera paralela en otros proyectos que se compensan entre sí, y hacen que todos ellos caminen de manera paralela. Lo que sí que tengo claro es que posiblemente el 50% de todo mi tiempo vital en estos 35 años de vida se lo haya llevado la agencia. Esta ha sido mi mayor inversión y me siento orgulloso por ello.

¿Dónde está la frontera entre un hobby caro y una profesión con la que ganarse el pan?

Siempre he considerado que un hobby es barato y una profesión es cara. El coste que hay que pagar y la inversión que hay entre ambas cosas difiere bastante. Pero al final, si hablamos de tener una profesión, debes ser un profesional, y aún no conozco a uno solo al que le hayan regalado las cosas.

«Desde que me despierto hasta que me acuesto pienso en música, en mis proyectos, y en la gente con la que trabajo. (…) Además, intento no entrar en un círculo vicioso en el que todo se convierta en una rutina, porque sino ahora estaría con algún paciente en un diván, y no pensando cuál es el concierto que puedo organizar mañana, o la idea de marketing que se puede aplicar para vender más merchan»

¿Qué tendría que cambiar para que eso fuera posible?

Tener la suerte de nacer en una familia en que la no te falte alimento, ropa y amor.
Crecer bajo una educación y de patrones de enseñanza en donde lo artístico se potencie o, al menos, no se asocie a algo negativo.
Invertir el 99% de tu tiempo y de tu dinero en sacar adelante tu proyecto.
Y lo más importante, tener la suficiente entereza y mentalidad para vivir tu vida, y no la de los demás.

¿Qué has aprendido hasta ahora del negocio?

Que no todo es cuestión de pasta, sino también de mentalidad. Puedes ser económicamente pobre y salir adelante. Pero como no tengas la cabeza bien amueblada, en esto duras lo mismo que un torito en una piscina de pirañas…

Un deseo para el futuro.

Me gustaría que mejorase mucho la EDUCACIÓN en buena parte del mundo y se potenciasen más las virtudes creativas y artísticas de los jóvenes. Aquello que los hace únicos y diferentes. Considero que es la mayor lacra en el mundo en el que vivimos y lo que nos ha hecho estar como estamos a día de hoy.

También te puede interesar...

Comentarios