Crónica de Soen y Madder Mortem en Barcelona

Crónica de Soen y Madder Mortem en Barcelona

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Uno de los conciertos que más ganas tenía de que llegara era sin duda el de Soen. Con su nuevo disco, ‘Lykaia’, han vuelto a revivir esa llama de pura admiración que ya despertaron en mí allá por 2012 con ‘Cognitive’. Ahora, dos años después de su última visita por la Península, y en una sala mucho mejor adaptada para su música como es Bikini, tocaba ver cómo defendían en directo las nuevas canciones. Pero antes la noche la abriría una banda tan veterana como desconocida para mí.

Madder Mortem

Con escasos 15 minutos de retraso el quinteto noruego Madder Mortem ponían el pie sobre el escenario. Como ya he dicho, conocía poco o nada del grupo liderado por Agnete M. Kirkevaag, así que la sorpresa fue poca al descubrir que los amigos llevan más de 20 años dando vueltas por Europa. ¡Casi nada!

Crónica de Soen y Madder Mortem en BarcelonaPara esta gira, sabiendo que compartían cartel con quien lo compartían, centraron el setlist en sus tres últimos trabajos. Los tres con un carácter mucho más progresivo y un sonido más moderno y parecido al de sus compañeros de ruta. De todos modos, su actuación fue de más a menos. No en cuanto a entrega, sonido y actitud (Agnete no paró quieta ni un segundo), pero sí en atención por parte de un amplio sector del público. Sus composiciones suenan repetitivas y carecen del factor sorpresa casi “obligatorio” del progresivo, por lo que pasados los primeros 20 minutos ya daba la sensación de estar escuchando todo el rato un poco más de lo mismo. Sabe mal cuando ves a una banda entregándose al 100% pero que, por mucho que lo intente, no consigue conectar con el público que tiene enfrente.

Llegado el final de su actuación, en general todo el mundo andaba desconectado de lo que pasaba en escena durante los últimos compases, cuando además el nivel vocal empezó a descender notablemente.

En definitiva, si os gusta un progresivo suave y sin demasiadas complicaciones, con pasajes más oscuros, momentos sinfónicos a lo Epica y sin demasiadas filigranas técnicas, os puede llegar a interesar el sonido más moderno de Madder Mortem. A mí me funciona solamente como música de ambiente.

Pero hoy veníamos para otra cosa. Veníamos para ver si los temas de ‘Lykaia’ sonaban tan compactos en directo como lo hacen en estudio. ¡Y vaya si lo hacen! Por lo menos las cinco canciones que pudimos escuchar. ‘Sectarian’, ‘Sister’, ‘Opal’, ‘Jinn’ y ‘Lucidity’ fueron las elegidas. La última de ellas para cerrar el concierto de una forma solemne y cariñosa. Casi como un arropo nocturno protegiéndonos de la fría lluvia que golpea la ventana de la habitación.

Pero no nos adelantemos.

Soen

Con la sala Bikini a poquito más de la mitad de su aforo, el quinteto formado por Martín López empezó fuerte. Muy fuerte. Las notas del riff sincopado de ‘Canvas’ arrancaba los primeros gritos a los pocos segundos de empezar, seguida de la ya nombrada ‘Sectarian’ y vuelta a sus inicios con ‘Savia’. Tres temas, 20 minutos y todos afónicos. Bueno, todos no. Todos menos Joel Ekelöf que demostró estar en uno de sus mejores momentos, dejando muy atrás esas primeras críticas que decían que no podía mantener el nivel del estudio durante todo el concierto.

Crónica de Soen y Madder Mortem en BarcelonaOtro de los aspectos negativos que han dejado atrás con el paso del tiempo es su puesta en escena. Ahora saben tanto tocarnos la patata hasta el llanto como hacernos saltar y mover la greña. ‘Sister’, ‘Opal’ y ‘Pluton’, de su segundo Tellurian, fueron grandes ejemplos de ello. La banda intercambia posiciones tan frecuentemente que parecen rotaciones de un equipo de fútbol sala más que cuatro músicos en un escenario.

Soen es un grupo al que se le nota que sus miembros están cómodos y, lo que es más importante, que se divierten con su trabajo. Quizás sigue sin tener la repercusión que muchos desearíamos que tuviera. Pero con cada disco se acerca un poco más a ese objetivo que, me juego el cuello y no lo pierdo, ya no está tan lejos.

Lugar // Sala Bikini, Barcelona
Organiza // RSS Promo & Eclipse Group

También te puede interesar...

Comentarios