Fermin Muguruza con The Suicide of Western Culture y el vídeo de 'Belgrad'

Fermin Muguruza con The Suicide of Western Culture y el vídeo de ‘Belgrad’

De sobra son conocidas las grandes aportaciones que ha dado Fermín Muguruza al mundo de la música. Desde que creara la legendaria banda llamada Kortatu en plena revolución de la escena vasca, o en sus dos siguientes proyectos que abarcaron los años 90: Negu Gorriak y la fundación del sello Esan Ozenki Records, su posición no dejo nunca de ser crítica y creativa, al lado siempre de las minorías y en constante búsqueda de alternativas, rompiendo cualquier barrera ante el sonido.

Y aunque en los últimos años sus inquietudes han rondado más al rededor de las raíces jamaicanas (reggae, ska, dub, jungle…) y la fusión, sus aportaciones al mundo del rock o el metal son incontables, destacando por ejemplo su unión a DUT en 1997, con quienes grabó un único disco; la colaboración en el ‘Kop Killer’ (1993) de los catalanes Speereth; ‘Dignidad’ de 1997 con Todos Tus Muertos o una de las más recientes con los sevillanos Narco en ‘Cruz De Marihuana’ (2013).

Tras un buen puñado de discos en solitario y múltiples innovaciones y matices alrededor de sus creaciones, se adentra ahora en un terreno más cercano a lo industrial, a los samplers y al electro en su vertiente más punk con los barceloneses The Suicide Of Western Culture, dando a luz un disco cargado de simbología y concepto.

‘B-MAP 1917+100’ es un homenaje a la ‘Cara B’ de la historia en su sentido más concreto. Tanto, que cada canción del álbum toma el titulo de ciudades que empiezan por “B”, buscando el lado inspiracional más revolucionario de cada una de ellas, a modo de homenaje, y tratando de evitar su caída en el olvido. En este caso ha sido el turno de Belgrado, y con esta pieza producida por Kill The TV y realizada por Juan Carlos Cembreros a base de interesantes collages en movimiento, ponen el propio rumbo de la ciudad sobre la mesa tras la caída de la antigua Yugoslavia.

Si sois consumidores únicamente de metal, puede que este ‘Belgrad’ esté fuera de vuestro radio pero si estáis abiertos a nuevas sensaciones, es probable que os encienda la mecha por dentro.


Total 1 Votes
0