El Otro Lado del Metal (LXXXI)

El Otro Lado del Metal (LXXXI): Fran Cea ‘Mi intención ha sido siempre mantener el componente de entusiasmo intacto’

Nombre: Fran Cea
Profesión actual: Fotógrafo
Enlaces relacionados: Facebook Fran Cea Photography
Fotografía de portada: Paco Villaverde

01. Cuéntanos quién eres, y cuál es la faceta por la que te conocemos en el mundillo.

Hola, pues soy Fran Cea, vallisoletano, 44 años, fotógrafo musical y de viajes, melómano empedernido, comprador compulsivo de cds y loco de la música en directo. Aunque probablemente me puedas conocer por mi faceta de fotógrafo en conciertos y festivales en varias webs y revistas a lo largo de los años. Actualmente soy colaborador habitual de las webs rafabasa.com, rocklive.es, insonoro.com y la revista Popular 1 Magazine.

02. ¿Cuánto tiempo llevas en el sector de la fotografía?

En las webs unos 12 años aunque de manera muy progresiva. Empecé escribiendo pequeñas reseñas en una web local cuando cerré la tienda de discos que regentaba (cosas de la crisis de la piratería), era una manera de seguir vinculado de alguna manera a la escena musical y de bandas (por cierto yo también tocaba en una de ellas por esa época). Acudir a tantos conciertos y hacer tantas reseñas me llevó a necesitar un soporte gráfico con que acompañar el texto. Me compré una compacta de gama media pero enseguida me llamó la atención el trabajo que hacían los fotógrafos locales y me compré mi primera réflex hará unos 8-9 años. Desde entonces hasta ahora es un aprendizaje constante, más de 2000 conciertos fotografiados y muchas horas dedicadas.

03. ¿Cómo describirías el proceso de pasar de ser un fan a comenzar a fotografiar grupos?

Pues en mi caso fue como te comentaba de manera progresiva y natural. Siempre he estado vinculado con el mundo de la música de una manera u otra, y también he tenido claro que no quería montar una web propia ni vincularme de una manera exclusiva con un medio concreto, ser un freelance. Fundamentalmente porque mi intención ha sido siempre mantener el componente de entusiasmo intacto. Algunas veces trabajar con exclusividad para alguien y depender de ello supone tener que abordar trabajos que no te acaban de satisfacer plenamente y para mí, al ser la fotografía una segunda actividad, tengo como prioridad seguir disfrutando, llevar la profesionalidad como seña de identidad pero poder seguir disfrutando de la música en directo. El paso más importante ha sido hace casi tres años cuando con mi socia, Marta Tobar, decidimos agrupar las funciones de fotografía de concierto y promocional con todo el entramado de publicidad, community manager, manejo y dirección de redes, promoción y comunicación web bajo el nombre de Fran Cea Photography. Eso nos ha llevado a trabajar con varias promotoras, agencias de managament y festivales. Estamos muy contentos con la experiencia y aunque es un trabajo exigente y que requiere bastante dedicación nos está dando muchas satisfacciones.

“Algunas veces trabajar con exclusividad para alguien y depender de ello supone tener que abordar trabajos que no te acaban de satisfacer plenamente y para mí, al ser la fotografía una segunda actividad, tengo como prioridad seguir disfrutando”

04. ¿Tuviste algún tipo de formación o eres totalmente autodidacta?

En el plano fotográfico la formación académica se encuentra muy reducida si hablamos de fotografía de conciertos. En mi caso fue autodidacta y con más porcentaje de ensayo/error que de manuales y tutoriales (que también han pasado por mis manos). Soy un firme defensor del trabajo, de la disciplina de estudiar y practicar cada día para mejorar. En mi caso el progreso puede ser lento pero veo cosas en mis fotos de hace un año que ahora no están. Creo que ese es el camino.

05. España siempre parece un lugar improbable para lograr el éxito con el rock/metal ¿Qué opinas de esta tendencia?

Si te refieres a lograr, en el plano estrictamente fotográfico, sobrevivir trabajando para esa escena, me temo que es casi imposible. Los pocos afortunados que consiguen vivir únicamente de la fotografía musical (obviando otros campos como el social) lo hacen abriendo su abanico hacia otros géneros, desde el pop a la creación de fotografía para portadas y libretos de cds o como endorsement de marcas comerciales que invierten en la música. Exclusivamente del rock apenas viven un puñado de músicos en nuestro país, como comprenderás fotógrafos de ese género ninguno.

06. ¿Cómo destacar frente a las demás webs/fotógrafos?

Creo que hay que destacar en dos aspectos. El primero en ser reconocible. Vivimos en un momento en el que hay tantos fotógrafos como personas (todos llevamos al menos una cámara con nosotros las 24 horas) y en algunos casos incluso hay más gente haciendo fotos que viendo los conciertos en las salas de pequeño aforo. Que alguien pueda ver uno de tus disparos y reconocerte en él es sin duda el primero de los síntomas para saber que estás en un camino adecuado. Desde luego lo segundo es que tus fotos tengan calidad, estén bien disparadas técnicamente y por supuesto editadas con gusto. Para mí la nitidez, el color y la ausencia de ruido son aspectos innegociables en una foto.

07. ¿A qué te dedicas en la vida real para llegar a fin de mes?

Trabajo en el área comercial de una multinacional. Un trabajo tan anodino como el de cualquiera pero que me ofrece una cierta disponibilidad para compaginarlo con el aspecto fotográfico.

“Como fotógrafo hay que destacar en dos aspectos. El primero en ser reconocible. Y el segundo es que tus fotos tengan calidad, estén bien disparadas técnicamente y por supuesto editadas con gusto. “

08. ¿Te genera más gastos o ingresos tu trabajo como fotógrafo?

El camino es el habitual. Inicialmente solo fueron gastos y poco a poco los ingresos van creciendo. Desde que, como te he contado antes, formamos Fran Cea Photography estos han aumentado. El problema es que los equipos profesionales a día de hoy tienen un costo muy elevado y necesitan mantenimiento y constantes actualizaciones. Nunca dejas de invertir (ni deberías hacerlo) pero por fortuna la "sangría" cada día es un poco menor.

09. ¿Dónde está la frontera entre un hobby caro y una profesión con la que ganarse el pan?

Probablemente en el punto que hablábamos, el momento en que lo que ingresas con el hobby llega a no solo compensar las inversiones sino que te da para vivir con una cierta dignidad. Y por supuesto con una profesionalización en un aspecto total. A nivel de impuestos, instalaciones de trabajo, medios etc.

10. ¿Consideras a corto, medio o largo plazo la posibilidad de poder vivir de la fotografía?

No. No considero que lo lograra por lo que te dije, sigo valorando como básico el poder hacer los trabajos que me motivan y porque ya tengo una edad suficiente como para embarcarme en determinados proyectos. Lo que si considero es conseguir que sea una fuente de ingresos más o menos fija.

11. ¿Que tendría que cambiar para que eso fuera posible?

Demasiadas cosas. Fundamentalmente la mentalidad del sector musical, que considera al fotógrafo (o a la fotografía) como un ente menor. Las misma banda invierten cantidades de dinero en equipo, grabación, producción, giras…pero descuidan el aspecto gráfico de su imagen. Desde lo que muestran en las carpetas de sus discos o redes sociales a como se les ve en su conciertos (hay salas en las que da pena ver conciertos y eso a las bandas les da igual). Para las fotos siempre habrá un colega con cámara que haga una foto aparente o directamente se la pedirán gratis a un fotógrafo musical y este encima se las regalará porque "mola mucho" aparecer en un disco o cartel aunque sea sin cobrar. Así vamos muy mal y no llegaremos a nada. El trabajo vale dinero y debe ser valorado.

“Empecé en esto hace 2006 y casi 12 años después me lo paso aún mejor que al principio. Esto es lo que quiero. Voy a cerrar 2017 con 242 conciertos fotografiados y habiendo estado casi 125 días de concierto.”

12. ¿Qué has aprendido hasta ahora del negocio?

Principalmente eso, que es un negocio. Cuanto más subes en el escalafón de profesionalidad más negocio es. En la parte más underground te encuentras con bandas, promotores y programadores que se juegan su dinero y su tiempo apostando en bandas y conciertos que, desde el primer momento, saben no van a ser económicamente rentables, pero la pasión y la vocación les hace ir hacia adelante. Es cierto que ,salvo excepciones, aquí encontramos más problemas ocasionados no solo por la falta de medios sino de experiencia, pero probablemente es la parte más pura y divertida del negocio. Para muchas bandas profesionalizadas y con años de experiencia a sus espaldas esto no deja de ser meramente un trabajo que desarrollan para conseguir los medios económicos que les permitan seguir moviéndose en otra dirección musical y artística. Desgraciadamente algunos representan meramente un papel. Y en lo referente a lo fotográfico he aprendido que la mayoría son, como yo, entusiastas de la música y la fotografía musical y eso salvo casos aislados genera un ambiente sano de camaradería. Hay buen rollo entre los fotógrafos nacionales de conciertos y nos echamos un cable cuando podemos.

13. ¿Qué porcentaje de las experiencias personales dirías que se transportan al resultado final de tu trabajo?

En mi caso todas. Esto es algo vocacional y pasional. La música es un ámbito completamente subjetivo. No es solo un tema de calidad, una banda puede tocar increíblemente y no decirte nada y sin embargo hay gente que con una guitarra y tres acordes te llega al alma. Haciendo fotos siempre vuelcas tu manera de ver el concierto o al músico, es tu punto de referencia personal y es diferente a cualquier otro fotógrafo. Además las herramientas de edición fotográfica actuales permiten que puedas personalizar la foto y adaptarlas a tu visión de la situación. Un fotógrafo amigo, Paco Villaverde, me dijo un día "a mí la realidad no me jode una foto", y es exactamente eso, utilizar lo que sucede y moldearlo a tus ojos. La fotografía musical te permite hacer eso de manera sencilla. Todo lo personal, el estado de ánimo que me transmite el grupo está en la foto.

14. Un deseo para el futuro

Disfrutar, ver más bandas, hacer mejores fotos, pasarlo bien. Empecé en esto hace 2006 y casi 12 años después me lo paso aún mejor que al principio. Esto es lo que quiero. Voy a cerrar 2017 con 242 conciertos fotografiados y habiendo estado casi 125 días de concierto. Y no me he enterado. Se me ha pasado en un boleo y he disfrutado cada segundo. Mientras tenga la pasión seguiré en ello, y cuando me canse me quedo en casa y de aquí a que me muera aún no tendré tiempo de editarlo todo. Ya sabes Keep On Rockin´

Total 2 Votes
0