Hablamos con La Ley de Mantua

La Ley de Mantua «Creemos que tenemos un lado oscuro. Un tinte negro que se esconde en todas nuestras composiciones»

Hablamos con La Ley de Mantua

Más sobre

Cuando llegó vuestro trabajo a mis manos, me quedé gratamente sorprendido por la belleza de la portada. ¿Contiene algún tipo de simbolismo identificable con el cual os gustaría que la gente os asocie?

Hola, muy buenas. Muchas gracias. La portada, la verdad, es que surgió de un proceso muy bonito y creativo. Le enviamos al diseñador las canciones del disco en bruto. Le dijimos que las escuchara y diseñara la portada con lo que le había transmitido nuestra música. Somos una banda muy visceral y creo que lo plasmó de lleno en el artwork.

El halo de oscuridad que lo rodea, ¿es circunstancial o consideráis que tenéis algún tipo de “lado oscuro” que os empuja a este tipo de portadas con el negro como color predominante?

Creemos que tenemos un lado oscuro. Un tinte negro que se esconde en todas nuestras composiciones. Nos sentimos cómodos con el negro. Más allá de eso creo que el diseñador vio también ese lado nuestro y decidió que el negro nos iba a acompañar en este disco.

Este nuevo trabajo tiene muchos matices, pero todos confluyen en uno: el buen gusto. Es como una pequeña obra de arte y se que esto puede sonar pretencioso, pero ¿estáis de acuerdo?

Muchas Gracias. Te vamos a decir que sí, pero con la boca pequeña, jeje. Consideramos que los discos deben ser algo muy redondito en el que intervienen muchas artes diferentes para crear algo hermoso. Creemos que la búsqueda de la composición perfecta, ese anhelo por transmitir lo que nuestros artistas favoritos nos hicieron sentir, es algo que tenemos muy presente y se ha convertido en el fin último de La Ley de Mantua.

La música se ha cuidado al máximo, así como el nivel de las composiciones. ¿Qué es lo que más alto queda en el ranking de vuestra gestión, la exigencia o la creatividad?

La exigencia de ser creativos. Ten en cuenta que funcionamos mucho por “idea feliz”. El trabajo es la musa de la inspiración. No puede haber inspiración sin tocar en el local y sin estar en casa buscando nuevas melodías o nuevas maneras de expresarse.

Las canciones destilan originalidad y aunque son unidas por un ADN común, hay algunas que no tienen mucho que ver entre si ¿es una cuestión de eclecticismo artístico?

Desde los inicios de La Ley de Mantua, es verdad que en cada disco hay algunas canciones que, aunque tengan ese ADN del que hablas, parecen totalmente fuera de nuestro estilo, o incluso tocando géneros diferentes a los de las otras canciones dentro de un mismo disco. Nos encanta. No es buscado, pero cuando nos damos cuenta de ello… Nos parece genial.
Creemos que es fruto de la diversidad de música que escuchamos. Tan variada en géneros y estilos que cuando confluyen surgen esas canciones más raras.

Las comparaciones de Alex con Bunbury son casi obligadas ¿os lo han dicho alguna vez?

Siempre. Las comparaciones son inevitables. Cuando escuchas mucho determinados artistas tan cargados de personalidad, es irremediable que se quede algo grabado y forme parte de tu influencia.

Otra de las cosas que más me han gustado es la forma de tratamiento de algunos acordes y de ciertas afinaciones, que si no me equivoco no se mantienen en la tonalidad de E ¿podrías clarificar este dato técnico?

Cierto. Incluso afinando en Standard hay muchas canciones en escalas extrañas, por ejemplo “Los miserables” está afinada en Fa. Otras directamente afinamos la guitarra en D para darle una carga más fuerte incluso en un tempo bajo.

El disco se cierra con ‘Lo Miserables’, un título que se asocia a miseria y hambre, pero también a idealismo y revolución ¿qué tiene La Ley de Mantua de todo esto?

Hace mucho tiempo, en una entrevista, me dijeron (Alex Mantua) que por qué La Ley de Mantua no trataba temas de lucha o que no tuvieran que ver con un ámbito sentimental. Mi respuesta fue “Los Miserables”, mi manera de expresarme es esa.

Hay canciones de este disco que tendrían muchas posibilidades de ser ampliamente aceptadas en entornos anglosajones, pero si se cantasen en inglés ¿habéis pensado alguna vez abordar esta aventura?

La pronunciación en inglés del Alex es, siendo buenos, deficiente, jaja. A Parte de que siempre nos hemos sentido más sinceros componiendo en nuestro idioma materno. De momento no nos lo hemos planteado, pero no somos una banda que se achante ante los retos, quien sabe si algún día…

Hay canciones con títulos extraños como ‘Iriobici’ o ‘Redtastic’, ¡que casi cuesta pronunciar!, ¿son estos títulos algún tipo de contraseña interna?

En cierto modo sí. Pero hay una relación que algunos fans (pocos) han conseguido sacar. Digamos que es un código dentro de la canción. Me temo que es algo que no vamos a desvelar más que a quien consiga verlo.

En este confinamiento por Covid-19, hay mucha gente que en redes sociales presume de haberse hecho expertos cocineros, deportistas de élite o ávidos lectores de libros de papel ¿en qué empleáis vosotros el tiempo y en qué os estéis “especializando”?

La verdad es que especializando… en nada. Estamos componiendo mucho eso sí. Nos hemos atrevido a hacer algunas canciones online y Alex está aprendiendo a tocar el piano. Hemos mostrado algo de ese aprendizaje en un directo que hicimos con motivo de la cancelación de nuestro espectáculo Verona (música y danza). Pero bueno, siempre desde el cariño y sabiendo que lo importante era contactar con nuestros seguidores en un momento en el que no se puede ir a los teatros o a las salas.

Este año, por culpa de Covid-19, muchos grupos dilatarán sus flujos de trabajo con respecto a años anteriores. En vuestro caso ¿Qué estáis obligados a perder durante el parón?

Pues desgraciadamente, gran parte, por no decir toda, la gira. El grueso de la presentación del disco en diferentes ciudades se hará en 2021. Digamos que es como si este año hubiera habido un paréntesis en los conciertos que cualquier banda espera hacer después de sacar un disco. Es una pena y nos dejó un poco tocados, pero lo aceptamos con resignación. Seguimos trabajando para poder hacerlos. No nos rendimos fácilmente.

Gracias por vuestras respuestas.

Gracias a ti, por interesarte por nuestro trabajo. ¡Un abrazo!

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp