Entrevista con Totengott

Totengott «No tenemos más línea argumental que pretender que nuestra música suene oscura con temáticas y visiones oscuras»

Entrevista con Totengott

Más sobre

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La inesperada situación sanitaria y social que se ha desatado en todo el mundo ha frenado al completo las agendas de todos los sectores culturales. En el que a nosotros nos concierne, no hemos dejado de encontrarnos con lanzamientos pospuestos, giras esfumadas de la noche a la mañana, y con bandas, salas y promotores a la expectativa ante el abismo del futuro incierto…

Un caos en el que todos los eslabones de la cadena se ven afectados, y en el que muchas bandas, después de meses de previsión y esfuerzo, ven como todo lo programado se deshace como un castillo de arena anegado por la marea.

Totengott son de esas bandas que se han visto truncados los planes que tenían concretados para este año, que quedará grabado en la memoria colectiva por la pandemia, y desde La Estadea hemos querido ponernos en contacto con ellos para que nos cuenten un poco cómo están preparándose de cara a cuando la niebla vírica se vaya disipando…

Y también para que nos cuenten un poco de cómo va hasta ahora el ciclo de su disco ‘The abyss‘, álbum que publicaron hace ya más de un año y terminó de asentar el nombre de la banda entre los que andan siempre al quite de lo que se cuece al nivel más underground.

Así que lo mejor que puedes hacer es pinchar el álbum desde el propio Bandcamp del grupo (si es que aún no tienes alguno de los formatos físicos que ofrecen) para acompañar la lectura de las respuestas del trío asturiano.


Lo primero de todo es desearos a vosotros y vuestros allegados que el Covid-19 no os haya afectado en el plano personal, y claro, es casi una primera pregunta obligatoria, dada la situación que estamos atravesando: ¿Cómo os está afectando con respecto a la agenda de la banda?

Hola! Antes de nada, agradecer el interés en la banda y esta entrevista, es un placer.

Pues a raíz de la pandemia hemos tenido que suspender o atrasar todas las fechas que teníamos previstas para este año 2020. Aún tenemos cosas en pie para el otoño y esperamos que puedan salir adelante sin dificultad. Esperamos que esta situación cambie y podamos volver a planear fechas de la manera que lo hacíamos antes. Por otro lado, nos ha servido para tomarnos un descanso e ir preparando material nuevo para un tercer disco. Estamos ya trabajando en algunas ideas sólidas tanto en lo musical como en lo visual. Esperamos poder entrar a grabar en algún momento a finales del año aunque, debido a la situación que todos conocemos, el futuro ahora mismo es algo incierto.

Imagino que ahora estaréis en proceso de ver como va evolucionando todo hasta cercioraros de que se pueden volver a establecer los bolos cancelados…

Sí, estamos en contacto con toda la gente que ha organizado las fechas que se han tenido que retrasar y estamos también pensando en planificar el próximo año aunque, como decíamos antes, el futuro es incierto.

¿Qué valoración os merece vuestro último trabajo, ahora con la perspectiva de que haya pasado un año?

Es complicado valorarse a uno mismo. No hacemos ningún tipo de valoración salvo en ver si hemos alcanzado algún objetivo artístico. Respecto a eso, podemos decir que nuestro segundo disco “The Abyss” ha sido una meta alcanzada y nos sentimos muy orgullosos de todo el tiempo, esfuerzo y dinero que hemos invertido en él. Queríamos expandir las ideas que habíamos llevado a cabo en nuestro primer álbum “Doppelgänger” y pensamos haberlo hecho y bien.

«‘The Abyss’ ha sido una meta alcanzada y nos sentimos muy orgullosos de todo el tiempo, esfuerzo y dinero que hemos invertido en él. Queríamos expandir las ideas que habíamos llevado a cabo en nuestro primer álbum ‘Doppelgänger’ y pensamos haberlo hecho y bien»

En cuanto a la recepción por parte los medios y el público, ¿contentos con como va hasta ahora la etapa del álbum?

Sin duda. Hemos tenido una repercusión que nos ha sorprendido de manera muy positiva y nos hemos abierto bastantes puertas. Hemos actuado en directo con bandas de muy distintas propuestas y públicos distintos y pensamos que hemos calado hondo en mucha gente, lo cual nos ha hecho mucha ilusión, pues no somos una banda cerrada a ninguna escena y pensamos que nuestra música puede llegar a muchos más oídos que a los que se dedican a un género o estilo concreto.

En vuestro sonido os decantáis por una vertiente mas clásica (al fin y al cabo surgisteis como una banda de versiones de Celtic frost). ¿Qué es lo que os gusta más de este enfoque comparado con un perfil más moderno de sonido?

No pensamos si sonamos más clásicos o más modernos. Queremos sonar como nos lo pide nuestra música y no nos cortamos de hacer nada siempre que sea de nuestro agrado. Si eso suena más “clásico” quizás sea por lo que comentas de nuestras influencias. Somos gente con muchos años detrás y creemos saber lo que queremos hacer y podemos hacerlo.

Una de las cosa que más me llama la atención de ‘The abyss’, es que aunque hay una diferencia estilística palpable de un tema a otro, el álbum conserva una pauta y consistencia global. Muy ambiental ‘Ceremony I’, el death toma el control en ‘Ceremony II’, y da el testigo al dooooom en ‘The spell’ y finalmente ‘Doppelgänger II’ encierra un poco de cada uno a pesar de ser eminentemente un tema doom. Casi es como un score cinematográfico. ¿Toda esta sensación de ‘conjunto’ que transmite fue un proceso premeditado?. ¿Al componerlo os costó mucho encajar todas las piezas?

Bueno, esa apreciación sobre las “diferencias estilística” en el álbum ya lo hemos escuchado anteriormente y pensamos que el disco suena a Totengott. No nos centramos en estilos o si suenan distintas las canciones, para nosotros es simplemente nuestra música y nuestra visión. Esto demuestra que quizás sea más amplia de lo que nos podamos dar cuenta en un momento dado. Para nosotros fue relativamente fácil encajar todos los temas, al igual que con nuestro primer disco. Vimos que podría haber cierta unidad en todas las piezas que componen el álbum y, al final, es casi un disco conceptual. Quizás por eso nos sorprende un poco lo de “diferencia estilística” cuando todo funciona en nuestra cabeza como una unidad. Quizás este nuevo disco es más rico en arreglos y expande más los sonidos de la banda, pero para nosotros todo está en su lugar.

‘Doppelgänger’ supuso la actualización de la primera demo que realizasteis con temas propios, y en ‘The abyss’ nos tropezamos con ‘Doppelgänger II’, ¿sigue toda vuestra discografía una especie de línea argumental?

Realmente no. Pensamos que el tema “The Abyss” seguía una línea identificable con el tema “Doppelgänger” y en un momento dado lo vimos como una segunda parte antes de darle letra. Simplemente nos salió así. Sin hacerlo de manera premeditada, nuestro segundo disco nos quedó un tanto conceptual con las dualidades contrapuestas y el número 2. No tenemos más línea argumental que pretender que nuestra música suene oscura con temáticas y visiones oscuras.

Las letras del grupo son abiertas a la interpretación del oyente, pero por lo que comentasteis en otras entrevistas, The abyss versa en cuanto a ciertas dualidades. A esa frontera entre dos extremos opuestos…

Sí, es un poco la temática del álbum. Nuestras letras pretender ser un poco “crípticas”. Creemos que eso puede hacer que el oyente las interprete de una manera más personal, pero tampoco queremos hacer letras que no signifiquen nada.

En el plano compositivo, ¿como es el proceso de engarzar la lírica con la música?¿tenéis uno de los elementos primero y el otro va en función al que esta hecho?¿se va elaborando todo al unisono?

Generalmente, solemos tener la música antes de las letras. En alguna ocasión hemos tenido temáticas o versos sacados de letras compuestas con anterioridad, incluso antes de que Totengott existiera. Eso sucedió en el tema “The Spell”, pero no es lo normal. Lo más común para nosotros hasta el momento es que una vez que vamos dando forma a la música, vamos metiendo fraseos vocales incluso sin una letra definida y, posteriormente, escribimos las letras según nos lo sugiere la música que hemos creado.

Se dice que el tercer álbum es muy significativo en la carrera de un grupo. Como si en ese disco definitivamente se viera si se consolida un proyecto o si se intuyese que se va a empezar a estancar…¿En que punto creéis que estáis como banda? ¿Ya tenéis nuevas ideas de cara al siguiente paso de Totengott?

Pensamos que Totengott estamos en punto en el que tenemos muchísimas cosas que decir aún. La banda apenas existe desde hace 6 años y ya hemos grabado 2 demos y dos álbumes, hemos dado un importante número de conciertos y hemos hecho una mini gira europea, seguimos pensando que es una cosa nueva en nuestras vidas y que el concepto aún tiene muchas formas que adoptar y que nos quedan muchas cosas por hacer con la banda. Con respecto al tercer disco, tenemos muchísimas ideas y al inicio del año hemos decidido qué hacer y qué desechar. Hemos estado ensayando temas que no nos han parecido adecuados para el disco que tenemos en la cabeza en estos momento, aunque son ideas que nos han quedado un tanto a medias y no descartamos utilizar parte de ellas en un futuro pero no pensamos que acaben en nuestro tercer disco. Llegamos a un punto en el que decidimos dejar de lado todas esas ideas y comenzar algo nuevo y en eso estamos.

«No nos centramos en estilos o si suenan distintas las canciones, para nosotros es simplemente nuestra música y nuestra visión. Esto demuestra que quizás sea más amplia de lo que nos podamos dar cuenta en un momento dado»

El álbum lo autoproducísteis, al igual que hicisteis con vuestro anterior disco, y también repetisteis con James Plotkin a la masterización. ¿No os veis tentados por tener la referencia de alguien exterior al grupo para crear vuestros discos?

Por un lado podría ser interesante tener con nosotros a un productor, pero tendría que ser una persona que entendiese a la banda como nosotros lo hacemos, o bien que pudiese aportar algo que nosotros no vemos. Por otro lado, en estos momentos no tenemos a nadie en mente y estamos haciendo lo que queremos con nuestra música. Somos muy dados a experimentar con todo lo que se nos ocurre, hoy por hoy pensamos que estamos bien así, pero en un futuro no descartamos trabajar con un productor.

Lo que si cambiasteis entre un álbum y otro fue el estudio de grabación, pasando de Anglagard recording studios a The new farm studios, ¿a qué se debió esta decisión?¿qué ventajas le encontrasteis a cada uno de ellos?

Bueno, lo que ha pasado realmente no es que hayamos cambiado de estudio, si no que el estudio ha cambiado de nombre. Anglagard y New Farm son el mismo estudio. El cambio de nombre se ha debido a una decisión adoptada por su dueño, el músico madrileño afincado en Asturias llamado Luis Art-Naldo y no ha tenido nada que ver con nosotros. Luis es una persona muy cercana a la banda y disponemos del estudio el tiempo suficiente para probar todas nuestras ideas. Las mezclas las hacemos nosotros mismos. Somos una banda muy “do it yourself”.

Además el sello La peste negra ha realizado una edición de 66 cassettes… que la verdad parece que quedó muy chula por las fotos que he visto. Ahora parece que muchos grupos hacen su edición en este formato. ¿Cuales fueron los motivos de la banda para llevar esta edición a cabo? ¿Creéis que en realidad hay personas que prefieren escuchar música en cassette por encima de formatos como el cd, vinilo o digital, o que tiene algo más de objeto de culto?

La idea de las ediciones en cassette no fue nuestra, fue una proposición exterior a la banda y hemos aceptado muy gustosamente. Han sido los sellos los que se han puesto en contacto con nosotros para hacer las ediciones. No nos lo planteamos en un principio pero cuando nos ha surgido la oportunidad nos pareció una buena idea. En verdad, no sabemos si las personas prefieren escuchar en un formato o en otro, nosotros lo hacemos de todas las maneras posibles, incluso en cassette. Somos de una generación en la que la manera de escuchar música nueva era intercambiando discos con nuestros colegas y grabarlos en cassettes, las cuales rulaban por cientos, jajaja. Sin duda, eran otros tiempos. Lo que venimos observando en cuanto a nuestras ventas, es que el formato “estrella”, por así decirlo, es el vinilo.

Contadnos como surgió la posibilidad de trabajar con Néstor Ávalos para vuestra portada y como fluyó vuestra relación con él en la elaboración de la misma.

Comenzamos a interesarnos en tener el trabajo de Néstor en el concepto de la banda cuando nos vimos su trabajo en un libro llamado “Masterpieces, heavy music artwork anno 2017”. Es un libro que recopila y comenta, según el criterio del autor, las 100 mejores portadas de Heavy Metal de 2017. Para nuestra sorpresa, la carátula de nuestro primer disco “Doppelgänger” fue una de las que estaban en el libro junto a bandas muy populares como Mr Big o Mastodon. A través del libro nos fijamos en el trabajo de Néstor y decidimos profundizar más el él. Encontramos que sería perfecto para nuestro segundo álbum. Nos pusimos en contacto y fue muy amable al querer trabajar con nosotros para el arte del álbum. También pensamos en su obra para nuestra decoración escénica y nuestro merchandising.

Con respecto a la gira que realizasteis por Francia, Holanda, Alemania, Suiza y Bélgica. ¿Que expectativas tenias puestas en ella? ¿Qué diferencias notasteis entre España y estos países con respecto a estos eventos (refiriéndome con ello a organización, asistencia de público, etc)? ¿Alguna experiencia que os llamase especialmente la atención? Además ibais acompañados por Eternal storm, que también se han cascado un disco tremebundo…

Sí, el disco de Eternal Storm es muy bueno y nos gusta bastante la banda. Nos pareció que sería fantástico que ambas bandas hiciesen la gira presentando nuestros nuevos discos. Ya nos conocíamos con anterioridad, nos hemos hecho colegas y mantenemos contacto con ellos. Creo que ambas bandas no teníamos más expectativa que vivir la experiencia, pasarlo lo mejor que podíamos, disfrutar de ello y darnos a conocer en la medida de lo posible en la escena underground europea. Las salas en las que tocamos más o menos son del mismo nivel de las salas españolas por las que nos movemos, quizás algunas de ellas más modestas. Tampoco hemos ido a tocar a capitales, no hemos estado en Berlín, Zúrich ni París por ejemplo, pero hemos disfrutado mucho de todas las experiencias que hemos tenido. Además, no compartimos ninguna de las fechas con ninguna banda local salvo en Nantes con Lux Incerta. Como curiosidad, hemos visto que en los países que hemos visitado, los conciertos son más temprano y que puede llegar a ser complicado tener agua mineral disponible en el escenario. En Alemania y Suiza puede ser bastante más complicado, salvo que te valga con burbujas, jajaja.

«Algo que observamos, es que somos una banda que puede llegar a escenas distintas y tocar en festivales o compartir cartel con bandas de distintos géneros, lo cual es una cosa que nos agrada muchísimo»

De las bandas con las que habéis tocado en directo ¿cual ha sido la que más o ha flipado? ¿Y cual no contabais que os gustase demasiado y os ha sorprendido para bien?

La verdad, nos gustan las bandas con las que hemos compartido cartel y hemos llevado más de una sorpresa. Hemos compartido escenarios con un montón de grupos como nosotros, del underground, que tienen un nivel y una actitud sobre el escenarios que te deja aplastado, así que por eso se hace muy difícil seleccionar unos cuantos nombres. Flipar hemos flipado con bandas más grandes como por ejemplo Obituary, Sodom, Inter Arma o Entombed A.D., pero es fácil que te flipen esas bandas no? Haber podido compartir escenario siempre hace una ilusión especial y son noches que recordaremos por bastante tiempo. Para el futuro vernos por ejemplo en el Resurrection Fest junto a Judas Priest o Sepultura… pues ya te imaginas. Una banda que personalmente nos ha sorprendido para bien, no sólo por el tema musical fue Inter Arma. Unos tipos con muchísimo sentido del humor y uno de los directos mas apabullantes que hemos disfrutado el año pasado.

No puedo evitar fijarme en que en general, la gran mayoría de medios, más grandes o más pequeños, que giran alrededor de la música más dura, hablan muy bien del álbum. Todo son alabanzas… pero no se si eso se transforma en un crecimiento tangible para la banda… que realmente permita pensar de forma realista poder vivir de del grupo. ¿Notáis más movimiento a nivel de la industria? ¿promotores? ¿ayudas a la cultura? En definitiva, ¿podéis llegar a vivir únicamente de la música que hacéis?

Bueno, Totengott lo formamos gente que hemos estado tocando en grupos desde hace muchos años y pensamos que llegar a vivir únicamente de la música que hacemos en un país como España es realmente complicado por no decir utópico, así que no nos vemos así, aunque tampoco vamos a negar que nos encantaría, pero a estas alturas de la vida no creemos que llegue a suceder, aunque quien sabe … Lo que sí hemos conseguido, es que la banda se financie con el dinero que genera, lo cual ya es todo un logro en este país. Por otro lado, algo que observamos, es que somos una banda que puede llegar a escenas distintas y tocar en festivales o compartir cartel con bandas de distintos géneros, lo cual es una cosa que nos agrada muchísimo.

Decidnos cada uno cual fue vuestro disco favorito, y vuestra actuación en directo favorita del año pasado… (como público me refiero)

José E. Saavedra: para mí, el disco que más me ha gustado en el último año ha sido el “Nott Éftir Nott” de Kaelan Mikla. También me ha gustado mucho el último de Heilung. Mi actuación favorita ha sido Inter Arma en Portugalete. Y discos nacionales me han gustado mucho el de Graveyard, Come Back From The Dead, Narwhale, Balmog y Eternal Storm.

Nacho: una vez más, es una pregunta de difícil contestación, pero el primer concierto que se me ha venido a la cabeza es el de Beth Hart, en el Teatro Palacio Valdes de Avilés. Iba tan sobrada de voz que no necesitaba ni el micro. En cuanto a discos, lo mismo, muy difícil elegir, pero así, muy a bote pronto, te diría que la vuelta de Candlemass, los trabajos de Possessed, Borknagar, Death Ángel, Samantha Fish, Beth Hart…. y de por aquí, lo más reciente de Graveyard, Eternal Storm, Legacy of Brutality, Cathexia, Narwhale…

Jose Mora: El mejor directo del que disfruté el año pasado: King Crimson en Barcelona. Simplemente uno de los mejores shows de los que se puede disfrutar a nivel mundial. En cuanto al disco del año pasado… Hubo varios que me encantaron: los últimos de Motorpsycho, Blood Incantation, Posessed, Nick Cave and the bad seeds, Waste of space orchestra, Devin Townsend… Todo muy rico.

Un deseo de Totengott para este 2020, obviando la situación sanitaria y social que nos vienen encima…

Para el grupo deseamos poder terminar todas las ideas que tenemos para el nuevo álbum y poder volver a pisar los escenarios, algo de lo que realmente tenemos muchas ganas. Para la gente deseamos que tengan lo mejor y que las cosas salgan lo mejor posible a todo el mundo.

Queremos aprovechar la oportunidad una vez más para agradecer esta entrevista y agradecer a todos nuestros fans todo el apoyo que nos han dado estos años. Gracias a todo el mundo.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp