Entrevista con Ed Wynne de Ozric Tentacles

Ed Wynne (Ozric Tentacles) “A veces me siento como un explorador musical, tratando de encontrar lugares y espacios increíbles desde los confines de las esferas sónicas”

Entrevista con Ed Wynne de Ozric Tentacles

Más sobre

Ed, tu música siempre ha sido muy diferencial. Si no me equivoco, tú mismo inventaste el género “Space Rock” para definir vuestra música. En tu opinión, ¿cómo ha resistido este estilo al paso del tiempo y a las modas?

Bueno, para serte sincero no estoy seguro de que fuera yo quién inventó el género ‘Space Rock’. Sin duda, hubo algunas otras bandas que ayudaron a convertirlo en una “cosa” identificable, pero sí es cierto que fuimos una de las pocas bandas persistentes que lo mantuvieron en marcha a pesar de muchos otros estilos que entraron y pasaron de moda a lo largo de los años. Supongo que se debe al hecho de que realmente ¡nos gusta lo que hacemos!

Sois una banda que se hizo muy popular sin el apoyo de los sellos discográficos. Creo que podrías escribir un manual sobre cómo hacerlo, especialmente ahora que la mayoría de los artistas tienen que salir adelante por su cuenta … ¿Cómo lo hiciste?

Supongo que porque siempre tuvimos muy arraigada la auto gestión. Al final terminamos formando nuestro propio sello discográfico “Dovetail Records”, principalmente porque éramos demasiado raros en ese momento para que alguien nos tomara realmente en serio. Sin embargo, ese fue un momento diferente y las cosas han cambiado, ahora muchos artistas hacen su propia música en casa y la lanzan en digital sin un sello importante.

Tu música mezcla tantos componentes de música electrónica que a veces es difícil entender por qué no tocásteis en circuitos más populares. Quizás porque también tienes una parte más progresiva y compleja. ¿Cuál es tu opinión acerca de esto?

Creo que todo tiene que ver con lo mismo; somos difíciles de clasificar, así que creo que algunos promotores tienen miedo de que, si nos contratan para tocar en un festival de trance/techno por ejemplo, podríamos ir volando a una improvisación de rock espacial de 30 minutos y cambiar completamente el estado de ánimo. ¡Ha ocurrido!

¿Es ‘Space For The Earth’ una especie de título desesperado para que la gente valore más el planeta en el que vivimos y que tan poco cuidamos?

Definitivamente ese es uno de los mensajes, sí. También fue una observación concreta que surgió al hacer el álbum durante el bloqueo. Nos dimos cuenta de que había menos ruido, contaminación y también menos actividad industrial de la que normalmente ocurre a todas horas. Durante un tiempo estuvo tranquilo… una oportunidad para algo de “Espacio para la Tierra”.

Este nuevo disco está repleto de canciones bastante largas como es habitual en vuestra discografía. ¿Es fácil contar cosas con canciones extensas e instrumentales?

Como siempre, se trata de un mensaje musical puro. A veces me siento como un explorador musical, tratando de encontrar lugares y espacios increíbles desde los confines de las esferas sónicas… regresando con algunas cosas que encontré en el camino para mostrárselas a todos lo mejor que puedo.

Canciones como ‘Stripey Clouds’ tienen un halo de improvisación muy alto. ¿Cuál es tu forma de componer y qué tipo de estructuras musicales son las que más te llaman la atención?

Cada canción es una historia diferente, así que para mi no existe una manera “normal” de escribir música. Hay muchas formas en la que una melodía puede comenzar… A veces, cuando entro en el estudio y enciendo un teclado, lo primero que toco suele inspirar una melodía completamente nueva. A veces, sentarse con una guitarra inicia otra… a veces, solo un sentimiento inspira una melodía. Una vez que tengo la idea inicial, fluye bastante rápido y las ideas se presentan en mi mente y trato de grabarlas rápidamente antes de que llegue la siguiente idea. Lo más difícil para mí es terminarlas. Siempre es complicado, ya que me gusta dejar a las personas con una sensación agradable después de haber estado en el viaje.

Celebrasteis el último solsticio de verano con el avance de la canción ‘Humboldt Currant’. ¿Por qué decidiste conmemorar esta fecha?

Fue una idea sugerida por mi compañía discográfica, en parte porque no hubo festivales durante el solsticio de verano de este año. Todos los años tratamos de estar afuera tocando para el solsticio de verano y pensamos que con esto le dimos a la gente un poco de sol.

Esta canción también tiene voces tribales de tipo africano. ¿Eres un artista al que le ha gustado viajar y descubrir el mundo con sus propios ojos?

¡Claro, por su puesto! He estado en algunos lugares con y sin la banda. Ambas experiencias muy diferentes. Sin la banda, es mucho más fácil “ver” el país en el que te encuentras y sumergirte un poco en la cultura. Con una banda de gira cuesta más porque es más como una especie de misión musical. Normalmente dormimos en el autobús mientras viajamos, por lo que nos perdemos mucho del paisaje y, por lo general, nos despertamos a las puertas del siguiente concierto y es como volver a empezar. Sin embargo, es bueno conocer gente, especialmente cuando estamos lejos de casa.

Ahora que salir de gira es un tema complicado, por no decir imposible, ¿haréis una presentación digital de este nuevo disco?

Ese es el plan, ¡sí! Durante el invierno, nuestro objetivo es hacer algunas actuaciones desde el estudio aquí en Escocia. Tocando algo de lo que podamos del nuevo álbum, además de otras melodías antiguas, y un montón de improvisaciones espaciales para acompañarlo. ¡Debería ser una maravilla!


Lo más visto...

La edad dorada del grunge

La Edad Dorada del Grunge

Fueron la voz, o quizá mejor dicho el grito, de una generación arrinconada. Crearon himnos a partir de lamentos, y

También te puede interesar...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp