Delphos y la agradable sorpresa que nos aguarda tras ‘La espera’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

No tienen que avanzar muchos segundos de la apertura ‘Rastros‘ para que se perciba nítidamente que Delphos se han dedicado en la composición a romperse un poco la cabeza de cara a su segundo trabajo de estudio, y que el resultado a tal empeño es tangible desde una primera escucha.

Los casi tres años de distancia entre ambas obras… quizá la entrada de Guillermo al bajo tenga también algo que ver…pero tras un par de vueltas al disco, este giro tiene pinta de ser una consecuencia natural dentro del seno de la banda al completo, y de como se ven a si mismos creativamente en esta fase de Delphos.

No podemos decir que ‘La Espera‘, título escogido para enmarcar los nueve temas de esta nueva encarnación del cuarteto madrileño, suponga una ruptura absoluta con su predecesor, pero sí hay los suficientes incentivos para que no recaiga la sospecha general de una simple secuela continuista del primer trabajo.

Los matices de ese rock/metal alternativo que tintaban en 2018 de forma mayoritaria los cortes contenidos en ‘Tras la marea‘, siguen aquí presentes, pero es ineludible sentir cómo éstos han dejado de ser el pilar maestro sobre el que se sustentan sus composiciones, en favor de otras sonoridades que coquetean sin muchos tapujos con géneros como el post hardcore y afines – que porqué no decirlo, tantas alegrías nos han dado últimamente por estas latitudes – y van un paso más allá en la estructuración de los temas, que se retuercen un poquito más allá de lo común, ofreciéndonos formas más complejas, a la par de excitantes para el que está al otro lado de los altavoces.

Supongo que aquí ya entramos en cuestiones de gustos personales, pero sin lugar a duda, yo me decanto decididamente por esa faceta que les lleva a sumergirse en el eclecticismo instrumental que los acerca a clásicos como Standstill, o coetáneos como Viva Belgrado – por eso de hacer mención a referencias obvias – mediante los pasajes y recursos que abundan a lo largo de los nueve cortes y que te asaltan de forma llamativa y convincente en cortes como ‘Negativo‘, ‘Cristales‘, ‘Polvo‘ o ‘Brillo‘.

Pero la sensación que queda, es de que si encierras a una docena de personas a escuchar el álbum, cada una de ellas pueda que tenga un tema favorito diferente, lo que vendría a confirmar la consistencia del álbum al completo.

No sólo a nivel instrumental, si no que así mismo a nivel vocal, también se advierte una mayor plasticidad que hace que ésta huya de limitarse a ser emisaria de un mensaje lírico, logrando plasmar una mayor emotividad en su variedad de registros, y convirtiendo a la voz y su abanico de líneas melódicas en un instrumento más.

Bien es verdad que parece que han decidido apostar por la calidad por encima de la cantidad, y el álbum se ha quedado frisando por encima la media hora de reloj en la duración total del plástico. Pero dados estos tiempos en que al público potencial le cuesta la vida sacar una hora para dedicarle en cuerpo y alma a un álbum es poco menos que utopía, no es malo que ofrezcan este compacto grupo de temas de los que, descontando ‘Rostros’ que se me atascó un poquito, el resto fluye con meridiana soltura de principio a fin.

No podemos dejar de mencionar a los alquimistas que rodearon a Delphos a sacar ‘La espera‘ adelante. En el apartado técnico, destacaremos que Luis Yepes ha estado a cargo de la producción, grabación y mezcla, y que Víctor García realizó la masterización en los estudios Ultramarinos.

A nivel visual, el cada vez más presente Rodrigo Almanegra estuvo al desarrollo del diseño, y el responsable del trabajo fotográfico sobre el que éste trabajo fue Fernando Suarez.

Como en otras ediciones en los últimos tiempos, varios sellos independientes se dan la mano para tirar del carro de este proyecto, por lo que también es de recibo recordar el trabajo que Bandera Records, Frontal Distribución, Gato Encerrado Records, La Familia revolución y Violence in Veins, han cargado a sus espaldas para hacer llegar a buen puerto esta espera.

Puedes hacerte con una copia del vinilo de este trabajo aquí mismo, en el Bandcamp del grupo.



Más sobre

Lo más visto...

También te puede interesar...