La Estadea Logo

Piedra Roja «La intención es corear una comunión entre el emisor y el oyente. Si entras en la frecuencia ya no podrás salir»

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Este pasado 5 de noviembre se ponía a la venta el álbum debut de los stoners sevillanos Piedra Roja, un trabajo conceptual que han querido cocinar a fuego lento junto a su compatriota Jordi Gil (Sputnik Studios), y donde la banda tiñe sus composiciones de una sustancia ritualista sobre un fino manto de serenidad distorsionada.

Aunque titulado a la gallega [‘El tiempo dirá‘], el disco de Piedra Roja fusiona sus raíces sureñas con una firme dirección sónica que cruza desde cuestiones metafísicas y sucesos ancestrales con la inmensidad del cosmos. Para conocer un poco más sobre su llegada al mundo y estos primeros pasos nos pusimos en contacto con ellos.


Lo primero mil gracias por atendernos y dedicarnos un ratillo para presentar vuestro trabajo, y nos vamos a ir directos hacia ‘El tiempo dirá’. Con una conexión tan directa con Palm Desert y Birmingham lo primero que me llama la atención es el nombre del grupo y todas las letras en español, ¿hubo unanimidad aquí para decidirlo así?

Hola compañeros, nosotros encantados de hacer esta entrevista. El nombre de la banda fue votado por los integrantes, Mar en el Desierto fue uno de los nombres que salieron, pero al final decidimos unánimemente por Piedra Roja, «piedra incisiva y punzante, roja como la pasión y afilada como una guadaña». La idea original de hacerlo todo en castellano era la primera premisa para esta banda. Entender bien lo que dicen las letras y tener un mensaje claro y directo de lo que se quiere expresar.

A la hora de describir el disco, nos encontramos con un arco conceptual que trata temas inmensos capaces de removerle la perspectiva de cualquiera. Habláis de la existencia, la naturaleza y el universo. ¿Cómo estáis viviendo a nivel personal la escucha en frío del disco?

No nos cansamos de escucharlo, justamente ayer fui a comprar en el coche en un trayecto de 5 min y acabé escuchando el disco entero en el parking de casa… nos parece un viaje donde no se repiten las mismas paradas.

En vuestras canciones hay tiempo para el letargo psicodélico pero también para los impulsos tribales, todo coagulado como si la intención fuera buscar un trance simultáneo entre vosotros y el oyente. ¿Es impresión mía o es algo deliberado?

Exacto, la intención es corear una comunión entre el emisor y el oyente. Intentar llevar a lo más profundo de Piedra Roja a esas personas que nos escuchan y si entras en la frecuencia ya no podrás salir.

El proceso creativo es un viaje a lo desconocido donde las melodías van tomando forma y cada una se va solapando con otra que no tiene nada que ver

Al tratar cuestiones tan complejas en vuestras letras, y sumarle esta base instrumental repleta de contrastes sonoros, ¿qué me diríais de vuestro proceso creativo? ¿Os extenúa u os estimula?

El proceso creativo es un viaje a lo desconocido donde las melodías van tomando forma y cada una se va solapando con otra que no tiene nada que ver y así consecutivamente, dejando que la misma canción nos lleve por varios paisajes sonoros, siempre disfrutando las vistas. Es algo estimulante ya que la creatividad es una pieza muy importante en esta banda.

Vemos que os habéis creado unos álter ego artísticos con la intención de permanecer en un segundo plano con relación a la música, Cazador, Explorador, Guerrero, Chamán y Gran Jefe, entiendo que estos seudónimos no fueron asignados al azar, ¿qué aporta cada uno a nivel de personalidad al conjunto?

Sí, era algo necesario hoy en día, donde todos buscan reconocimiento y protagonismo, y eso solo lo queríamos para nuestra música y no para nosotros. Potenciar la escucha y anteponerlo a lo visual aun siendo un espectáculo audiovisual donde sí te dejas llevar entenderás como se mueve el corazón de Piedra Roja.

El Gran Jefe aporta sabiduría y experiencia al conjunto, una persona “cuadriculada” que siempre hace hincapié en cuadrar los tiempos y en que salga todo a pedir de boca.

EL Cazador caza riffs en el páramo de la oscuridad, siempre al acecho de una presa sonora.

Guerrero, una persona luchadora y ruda donde todo se mueve a base de sentimientos y siempre esta preparado para la batalla…

El Explorador “de sonidos”, nuestro guitarra solista siempre tiene el solo mas punzante y mas pasional para darnos ese toque melódico que destaca sobre nuestras canciones.

Chamán, ideólogo de la banda y fundador, viaja a otros mundos para traer la sabia dela banda, el predicador de la palabra Piedra Roja.

Particularmente creo que la escena andaluza está viviendo un momento dulce alrededor de géneros como el doom, el rock psicodélico, el noise, el post y en este caso el stoner con todas sus divergencias (dessert, acid, blues…). ¿En qué lugar os veis con relación a esta escena?

Nuestra base es el stoner en la gran mayoría de temas, pero siempre con incursiones a diferentes estilos y transitando por parajes inexplorados. Esta fusión de estilos hace que su mezcla se convierta en algo diferente y original. No sabría decirte cual es el estilo que mas nos representa, puesto que hemos llegado al punto que tenemos nuestro propio estilo y sonido, que es lo mas difícil hoy en día… tener un sonido propio y reconocible, eso es Piedra Roja.

Nuestra base es el stoner en la gran mayoría de temas, pero siempre con incursiones a diferentes estilos y transitando por parajes inexplorados

Muchísimas gracias por vuestro tiempo y si queréis compartir cualquier cosa aquí tenéis vuestro espacio.

Pues daros las gracias por la cobertura que nos estáis dando al disco y destacar la buena acogida que ha tenido, saliendo en muchísimos medios de comunicación de todo el mundo y teniendo unas críticas envidiables. Nos gustaría poder dar aún mas conciertos, y que apuesten por algo “nuevo y diferente” que ya están muy trillados ciertos estilos, donde parece que ‘los viejos rockeros’ españoles no quieren salir, y algunos tampoco quieren que salgan nuevas bandas para no quitarle espacio. Un espacio trillado de tierra poco fértil e insana, donde los contactos y los intereses priman a la calidad musical, desde donde te dicen ‘que es bueno y que es malo’, una red cerrada de bandas, medios de comunicación y promotores que intenta cegar la visión musical y hacerte ver que “lo suyo es lo mejor” incluso desprestigiando a otras bandas. Estamos totalmente al margen de este tipo de gente, al igual de los “misioneros musicales” que se dan golpes de pecho por supuestamente “apoyar a las bandas emergentes” y realmente son mediocres con ganas de aprovecharse de lo que le puedas dar… el que apoya a una banda, compra sus entradas, se gasta su pasta en cualquiera de los formatos sonoros y promociona tu música, todo lo demás son chupópteros musicales. Apoya a las bandas locales e investiga, que no todo lo que te gusta suena en la radio ni tiene repercusión que debería. Un abrazo amigos y que la música no pare de sonar!


Etiquetas relacionadas