Whiplasher (Deathstars) “Las españolas nos ponen como aviones de combate”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Hoy en día Deathstars ya son una banda, por lo menos en Europa, con un renombre. Con tan solo dos discos se han convertido en una de las bandas punteras de industrial-metal al lado de nombres como Pain, Gothminister o los mismísimos Rammstein.

De las cenizas de Swordmaster nació Deathstars, un grupo con una diferencia abismal en cuanto a la música que practicaban los primigenios. Con su álbum debut ya impresionaron a muchos e incluso llegaron a fichar por la poderosa Nuclear Blast, quien les re-edito el primer álbum y que recientemente ha publicado ‘Termination bliss’.

Hola! ¿Que tal?, ¿Hace frió por allá arriba?

Whiplasher: Sí que hace frió por aquí, ahora mismo siento una cosa rara en los pantalones, como si tuviese ganar de hacer pis o algo parecido, es algo interesante (risas)…

Antes de empezar me gustaría saber ¿como fue el tour con Paradise Lost?

En general fue muy bien, aunque nos hubiese gustado que el álbum ya hubiese estado en las tiendas cuando empezamos la gira. Por eso mucha gente no sabia quienes eramos, así que pudo haber estado mejor si hubiésemos tenido el disco al alcance de todos. Creo que unos de los factores menos positivos de la gira fue el sonido. Ya sabes que cuando abres para otra banda, siempre vas a tener un sonido mediocre, pero bueno, fue toda una experiencia haber compartido escenario para unos tíos tan geniales como Paradise Lost, el tour manager fue estupendo, además siempre había una jovencitas muy buenas en nuestro camerino (risas).

De todas formas el show en Madrid a mi parecer sonó muy bien…

¿En serio?, ¿crees que sonó bien?, no me acuerdo muy bien de ese concierto, pero sí se que fue unos de los mejores de toda la gira en cuanto afluencia de público. También recuerdo que ese día follamos todos, nos peleábamos por meternos en el baño con alguna tía, y claro te imaginas allí como críos diciendo: es mi turno, me toca a mi (risas).

Los compañeros de los medios conocidos me comentaban que estaban alucinados con vuestro directo.

Supongo que fue un buen directo ese día, es que no estábamos conformes con el sonido tío. Recuerdo que conocimos a gente muy interesante, se nos acercaba y nos decía que les había gustado mucho la música y el directo, el sitio, ¿cómo se llamaba?, tenia un nombre como “Summerland” o “Waterland…

Se llama Aqualung… ¿Cómo veis el éxito que estáis teniendo?

Sí, Aqualung, los directos en España fueron muy bien de público, solo decirte que las españolas nos ponen como aviones de combate (risas). ¿Éxito?, bueno veo este “éxito”, enfermizo, y eso es bueno.

Algunas personas os comparan como un hibrido entre Rammstein y Manson ¿os gusta la etiqueta?

No, claro que no, porque no nos sentimos identificados con Manson, entiendo lo de Rammstein porque usamos riffs algo parecidos, hacemos cosas muy dinámicas como ellos, hasta usamos el mismo equipo, pero nosotros usamos la agresividad del death metal y elementos black. No nos parecemos en nada a Manson, tal vez deberías preguntarle a alguna de esas personas que dicen tal atrocidad, donde nos parecemos a Manson. Creo que las personas que dicen tal cosa lo hacen porque tienen 15 o 16 años y no han escuchado nada de death o black. A lo único que tienen acceso es a Manson, porque es un artista muy comercial y creo que es por eso que nos meten en el mismo saco, esta gente no tiene idea de lo que es la escena desde hace 15 años.

Estarás de coña al decir que tenéis cosas de black o death en vuestra música ¿no?, ¿como describirías vuestro sonido?

(risas)… glam death metal.

¿Qué? (descojone)

(Partiéndose) No me hagas demasiado caso, supongo que somos un poco de todo, un poco góticos, un poco industriales, un poco death, un poco black. Cada cosa que nos gusta de la música que escuchamos esta plasmada en Deathstars. Aunque la mejor etiqueta para nuestra música seria “Pornografía para tías” (Risas).

Bueno ya que has sacado el tema, me gustaría saber que bandas os han inspirado…

Kiss, nos gusta el death y el black, nos gustan tías como Samantha Fox (risas), también escucho rock, pero me gustan mucho los cigarros, vosotros en España tenéis una maría y hachis muy bueno (risas), nos poníamos ciegos después de cada concierto. Todos en la banda coincidimos en que nos gusta la música agresiva, pero cada uno tiene sus influencias y sus bandas especiales, a mi gusta MC5 y cosas así, Johnny Cash.

¿Es difícil para vosotros hacer este tipo de música en un país como Suecia, donde predominan las bandas de death y black?

Lo que creo que es muy difícil hacer cualquier tipo de música en una país como Suecia (risas). La verdad es que somos como ‘los diferentes’, aquí hay mucha gente metida en bandas extremas, de los cuales somos muy amigos, aquí todo el mundo se conoce, es una escena muy unida y nos ven raritos por hacer esta música que es muy diferente a la de la mayoría pero tenemos muchas cosas en común. Nuestras raíces vienen del underground sueco, pero en realidad no creo que sea un problema, sonamos diferentes pero somos parte de esta comunidad.

Han pasado unos cuatro años de desde que se edito la primera edición de ‘Sinthetic generation’, ¿no ha sido demasiado tiempo para un segundo trabajo?

Por la depresión, muertes en nuestras familias, fue un período muy oscuro para nosotros como banda, y técnicamente también ya que vivimos en diferentes ciudades. Hubo, muchas cosas de por medio que nos retrasaron, pero ahora Deathstars es como un grupo de “saludables y buenorros adolescentes” (risas), solo estábamos esperando a renacer.

¿Cuánto tiempo os llevó componer y grabar ‘Termination bliss’?

Tal vez en cinco meses lo compusimos y nos llevó más de un mes grabarlo, pero esto fue debido a que Dissection estaba grabando en el mismo estudio.

¿Algunos de vosotros colaboró con Disssection?

‘Bone’ toca la batería en Dissection y ‘Nightmare’ es el hermano de Jon, la verdad es que sí, hemos colaborado de alguna manera en lo que será su nuevo disco, somos muy amigos.

Habéis cambiado un poco la estética….

Seguimos siendo los mismos, solo que nos cambiamos la ropa y enseñamos nuestro músculos (risas). Ya habíamos hablado de cual iba ser nuestra imagen para el siguiente disco, así que nos decantamos por un “look” japonés.

¿Japonés?!

Estaba de coña (risas), no creo que hayamos cambiado mucho la imagen, solo llevamos algo mas personal. Es como la música, sigue siendo la misma. pero enfocada de manera más personal. Creo que en este tipo de música el que no cambia un poco de ropa es un retardado.

Este nuevo disco es bastante parecido al debut, pero más melódico, los estribillos son más pegajosos…

Sí, bueno, nuestro debut fue nuestro debut, fue como un experimento, el nuevo trabajo es más “Deathstars”.

¿Qué tipo de bandas te molestan más cuando las escuchas por ahí?

Odio las bandas para ‘adolescentesamericanos’ que van al instituto, bandas de coña, “punk” de coña, eso no es punk, yo amo a Iggy pop, hay una banda, Char… Charlu… Charlote, sí Good Charlote, es lo peor que he escuchado, son patéticos, dan ganar de ir a cagar. Son como un puto conejo que se pone a comer la sabanas de tu cama. Deberían llamarse “Dolor de Cabeza”.

Más sobre

Lo más visto...