Josh Silver (Type O Negative) “El éxito de ‘Bloody Kisses’ fue un accidente”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Dicen que es fundamental que una banda tenga ‘actitud’. En el caso de Type O Negative, la actitud -ante la vida y la muerte- es lo que alimenta a la banda. Estos cuatro artistas del sonido oscuro, famosos no sólo por sus estupendos discos que tantos éxitos continúan cosechando tras diecisiete años de carrera, sino también por su macabro sentido del humor, vuelven a la carga con su séptimo álbum de estudio, ‘Dead Again’.

Y para contarnos los pormenores del lanzamiento, la próxima gira y curiosidades varias, hablamos por teléfono con Josh Silver, teclista y productor de Type 0 Negative, un tipo claro y respetuoso, ‘negativo’, como dice él… pero divertido.

Oye, antes de nada quisiera darte la enhorabuena por el disco, me gustó bastante…

¿Te gustó? Seguro que lo escuchaste mientras bebías (risas)

(Risas) Puede ser, aquí en España tenemos fama de beber bastante…

¡Entonces como yo, me paso el tiempo bebido! (Risas)

Bueno, empecemos. Te lo habrán preguntado mil veces pero, ¿por qué habéis dejado pasar cuatro años desde vuestro anterior lanzamiento hasta este ‘Dead Again’?

Sí, todo el mundo nos pregunta eso pero, en realidad, no ha sido tanto. El anterior tardamos tres años en sacarlo, hubo cuatro años entre el ‘World Coming Down’ de 1999 y ‘Life Is Killing Me’ de 2003… Y ahora de nuevo cuatro años entre estos dos últimos… Es el tiempo que nos tomamos.

Sí, pero en ese tiempo que os tomáis, ¿qué hacéis? ¿Os divertís o algo? (risilla)

(Josh pone voz medio seria, que a mí me suena a broma) No, nosotros no nos divertimos. Somos Type O Negative. Nunca nos divertimos.

Ya, ya, veo que habéis estado los cuatro años sufriendo…

No, los pasamos con las familias, haciendo todo tipo de cosas… Y, además, en nuestro caso preparar un nuevo disco nos lleva nuestro tiempo. Sobre todo en este disco escribirlo y grabarlo ha llevado mucho tiempo porque es muy largo, tiene más de setenta minutos de duración. Es como dos discos en uno, así que de estos cuatro años hemos estado preparándolo tres.

Sabemos que siempre escribís sobre el nihilismo, criticáis la moralidad, a todo y a todos en general… Pero ¿cuáles son los principales temas contra los que arremetéis en este álbum, hay alguna variación, algún concepto nuevo?

No hay un concepto principal que sobresalga sino que es una colección de canciones que hablan sobretodo de drogadicción, mujeres, venganza, dios… En ese sentido no hemos cambiado y es nuestro típico material de siempre. Aunque eso sí, considero que hay un cierto nuevo sentimiento en cuanto al sonido, que ha cambiado un poco en este disco, porque siempre queremos hacer algo nuevo, no queremos hacer nunca un disco igual que el anterior. Este creo que suena bastante triste.

¿Contra quién dirigís vuestro odio en este álbum, vuestra venganza que has comentado?

Es, en general, a la humanidad que es una mierda. A todo el mundo. La gente se pasa el día matando, destruyendo, creyéndose a sus propios profetas, la raza humana está completamente corrupta y jodida y nosotros lo sabemos, así que nos quejamos de todo, la gente es una mierda, no se porta como debería.

Dices que siempre queréis hacer cosas nuevas, y sí creo que se aprecia de nuevo ese cambio respecto al sonido. Pero cuéntame tú mismo cuáles son en tu opinión…

Creo que este álbum suena un poco más al estilo de los años setenta y finales de los sesenta, pero algo más ‘jamming’, improvisado, con más influencia del hard rock y del rock clásico. Quizá esta vez estemos menos dentro de la onda del metal y más metidos en el hard rock. Creo que transmite un sentimiento más libre, de improvisación.

Sabes, algunas canciones como ‘She Burned Me Down’ me recuerdan al estilo de Black Sabbath.

Sí, es cierto, porque además todos los miembros de la banda adoramos a Black Sabbath, creo que siempre hemos estado influenciados por ellos, por los Beatles, y cosas así.

¿Por qué elegisteis a Rasputin para la portada?

Porque se ve tan sucio como nosotros… Y para ser serios, como sabes su historia es la de un tipo que intentó suicidarse muchas veces, todos hemos oído la historia y era un tipo que básicamente intrigaba y al que quisieron matar en ocasiones y él mismo lo intentó, pero sobrevivía siempre. Así que era el chico perfecto para la portada de ‘Dead Again’, no podía morir.

Desde siempre producís vuestro propio material. Tú eres el productor, supongo que os gusta mantener vuestra independencia artística produciendo vuestro propio material.

Sí, y además no hay ningún motivo para contratar a alguien para hacer lo que nosotros ya sabemos hacer. Así que lo guardamos todo en la familia. Además durante la producción, el material que tengas va marcando de alguna forma un sentimiento, vas viendo cómo van sonando las cosas, tienes que estar seguro de que el sonido transmite lo que realmente quieres, de que vas por el buen camino.

¿Crees que las discográficas pueden coartar la libre creación de una banda?

Algunas veces sí, es cierto, depende de la banda. Si necesitan a una discográfica hay veces que sí pueden ver cortada su creatividad. Otras veces, si son bandas nuevas o no saben hacerlo ellas solas, necesitan a alguien que les ayude en el estudio. Por ejemplo, en una banda de jovencitos, el guitarra sabe cómo quiere sonar, el baterista cómo quiere sonar, y así cada uno… Pero no encajan en conjunto porque los jóvenes no están tan preocupados por el sonido del conjunto, sino que cada uno está más preocupado por brillar a nivel individual. Por eso nosotros podemos producirlo nosotros, porque no hay ese tipo de individualismos en esta banda.

Antes comentabas que sois una familia y que no necesitáis a nadie más. Creo que hace tiempo fue Peter quien dijo que estabais casados los cuatro. En vuestro caso, lleváis juntos más de quince años sin ningún cambio en la formación, lo cual cada vez es menos habitual, ¿Por qué crees que ocurre esto?

Creo que somos más mayores que los miembros de otras bandas. Quizá, ya a estas alturas, hemos acabado con las estupideces de las rivalidades artísticas. Creo que, además, el hecho de que nos tomemos tanto tiempo entre disco y disco puede ayudar también, porque seguramente si hubiéramos estado todo el tiempo juntos durante 17 años estaríamos muertos.

Pero no ocurre sólo en las bandas jóvenes, ¿qué opinas, por ejemplo, de bandas como Metallica que necesitan incluso un psicoanalista para superar sus diferencias? ¿Viste el documental que grabaron durante el proceso de composición de ‘Saint Anger’?

Uffff, ya sabes… ¡Ey! Así es la vida real, es difícil conservar una relación larga con tu mujer, o tu novia, o con un amigo, o lo que sea… Así que mantener una relación entre cuatro hombres en la que ni siquiera tienen sexo tiene que ser muy duro también…¡Ni siquiera tienen sexo! (Risas).

Con tantos años a las espaldas como banda, ¿cómo valoras vuestra evolución musical y qué habéis aprendido de esta experiencia?

Yo aún debería estar en la escuela (Risas). No estoy seguro de que lo nuestro pudiera considerarse evolución porque ese concepto significa ir hacia alguna parte, querer de alguna manera llegar más alto… Nosotros no creo que hayamos llegado a ningún lugar más alto, aunque algunos miembros puede que sí lo hayan hecho. Creo que lo que sí hemos tenido siempre es un control absoluto sobre la banda y hemos pensado muy bien lo que la banda debería ser.

Pero no por querer hacerlo mejor o llegar más alto, al final seguimos siendo los mismos pringados de siempre.

En vuestros diversos discos se han observado diferentes influencias: unas veces sonabais más góticos, otras más punk, otras más oscuros, ahora más ‘hardrockeros’… ¿Tienen que ver algo las nuevas bandas? ¿Hay alguna que te guste especialmente y que os influya?

Realmente, las bandas nuevas no nos influyen demasiado. Tenemos esas influencias antiguas de las que hablamos antes en todos los álbumes, pero cada disco es distinto porque sí es cierto que tenemos una mente abierta para la música y, en cada álbum, nos sentimos influenciados por todo tipo de bandas, somos muy diversos y eclécticos. Pero al final las bandas nuevas no me interesan tanto y las que siempre están en mi cabeza son las clásicas. Realmente no creo que estemos en un buen momento para la música.

¿Por?

Porque creo que el público, en general, está comprando un montón de mierda. Y, cuando compras mierda, te dan más mierda. Creo que el estado de la música pasa por ciclos, ¿sabes? En los noventa estaban Soundgarden, NIN… Todo ese tipo de bandas que eran geniales en ese momento. Y ahora, ¿quién hay que sea genial? Porque las bandas han dejado de vender y aunque eran estupendas en los noventa, que es una década donde había todavía bandas originales y con buen material, ahora han bajado y la gente compra esas porquerías que le venden.

Estoy en parte de acuerdo contigo en eso, pero si lo ves tan negro, ¿cómo explicas que a vosotros os siga yendo tan bien?

No lo sé, en realidad, no hemos pensado en ello. No intentamos componer para la gente sino solamente hacer lo que nos gusta. Quizá por eso mantenemos cierta consistencia y calidad, porque no nos sentamos a pensar: ‘Venga, vamos a escribir un álbum para agradar a esta persona o a esta otra’. Simplemente hacemos lo que nos gusta y creo que probablemente eso hace que el material sea bueno, que podemos mirar atrás y si algo suena terriblemente mal cambiarlo e intentar hacerlo mejor, mantenemos nuestra independencia.

Y eso es lo que la gente aprecia de vuestros álbumes…

Sí, eso pienso yo.

Hablando de hacerlo mejor y de vuestra historia, ya sé que dices que no queréis llegar a un lugar más alto ni hacer nada para nadie más que para vosotros, pero… Cuando una banda tiene un debut tan fuerte como el ‘Bloody Kisses’ no sé si, después, ese éxito se convierte más en algo positivo o negativo, al sentir que es difícil de superar.

Sí, bueno, realmente no nos preocupamos demasiado por ello porque el éxito de ‘Bloody Kisses’ fue un accidente. Hicimos como siempre, lo que queríamos hacer. Cuando nosotros tenemos éxito siempre es un accidente, no nos lo esperamos. Así que eso es genial, estamos muy contentos de haber grabado ese disco porque cuando lo escuchamos nos sigue pareciendo muy bueno.

¿Tienes algún tema favorito en ‘Dead Again’ y por qué?

Me gustan todas las canciones, pero tienden a gustarme siempre las más las más largas y ‘épicas’, aunque necesariamente no tiene por qué coincidir mi opinión con lo expresado en las letras creo que igualmente son buenas letras. Y me gusta la diversidad musical también, pero sobre todo el material más largo, generalmente.

Sois sobradamente conocidos por vuestro humor negro, ¿qué broma recuerdas, que le gastarais a la prensa o a los fans, que aún te rías con ella?

Hahahah… Siempre, siempre nos estamos riendo. La música es un negocio terrible y nosotros lo sabemos. Así que estamos orgullosos de participar en el ‘negocio del terror’, haha. Y sí, por ejemplo nos estamos aún riendo de aquella tan sonada que hicimos el año pasado cuando pusimos en Internet que Peter había muerto. Creo que fue muy divertido, y además, ¡fue idea mía! Y Peter también lo creyó, dijo que se había reído más que en toda su vida, lo pasó muy bien, haha.

¿Cómo os definiríais personalmente?

Bueno, creo que la banda es como una familia. Cada uno tenemos algo que a veces es difícil de definir, pero una familia es una unidad de gente que es más fuerte junta que cuando está separada, y nosotros somos así. Es muy difícil definir por qué y qué aporta cada una de las partes: todos hacemos de todo, lo hablamos todo, es difícil separarlo. Pero lo que sí puedo decir es eso, que somos una familia y somos más fuertes juntos de lo que lo seríamos individualmente.

Tanta amistad debe venir de lejos, ¿cómo os conocisteis?

Conozco a Peter desde que él tenía doce y yo once años, probablemente tú no habrías nacido. ¿Cuántos años tienes?.

Veintiocho.

No, no habías nacido, yo tengo cuarenta y cuatro, así que le conozco desde hace mucho. Y a Kenny, nuestro batería, le conocí algo después pero… Es todo como la típica historia de vecindario, ¿sabes? Así que nos conocemos mucho, estábamos en diferentes bandas, y proyectos… Hasta que decidimos unirnos para hacer Type 0 Negative.

Sí, sé que habéis estado todos en otras bandas, pero… ¿Ahora mismo tenéis proyectos paralelos? ¿Cómo lo compagináis, Type 0 Negative es siempre lo primero?

Yo no, Kenny y Johnny tienen una banda y Peter está haciendo algunos shows de carnaval… Pero yo no, estoy sólo para Type 0 Negative. Creo que no es bueno centrarse en demasiadas cosas, para que algo salga bien creo que todos deberían estar realmente concentrados sólo en una sola cosa. Pero ya sabes, la gente es libre de hacer lo que quiera, y de ir donde quiera cuando quiera. Quieren crear, quieren hacer esto y lo otro, y no puedes pararles.

¿Qué puedes decirme acerca del próximo tour?

Probablemente estaremos a finales de marzo un par de semanas en Estados Unidos, después recorreremos algunos festivales europeos, encabezaremos también unos cuantos conciertos entre los festivales… Y luego, el diablo dirá… Puede que después hagamos otra gira por Europa o por Estados Unidos, dependiendo de cómo vayan las cosas. Aún no sé si vamos a ir a España, espero que sí, porque siempre que he estado deprimido he tocado allí. ¿De qué ciudad eres?.

De Madrid.

Ah, bonito lugar, estuve allí, me gustó. Nos quedamos borrachos junto con un barman en un garito, y no me acuerdo del nombre. La discográfica nos llevó a ese bar y la verdad es que estaba muy bien, haha.

¿En qué lugares donde has tocado te sientes más a gusto?

Ummm… (vuelve a poner la voz, medio seria medio en broma) Yo nunca me siento a gusto, soy un Type 0 Negative, nunca me siento a gusto.

(Risas) Vale, pero supongo que en algún lugar recordarás que la audiencia ha respondido de una forma que te guste más a vuestros temas, ¿o cómo responda la audiencia en los conciertos te da también igual.

Sí, la verdad es que en ocasiones tenemos público que nos odia y es divertido sentirse odiado. Otras veces, el público nos adora y eso también es divertido. Puede salir de cualquier manera, es especialmente curioso en los festivales porque es gente que lo mismo no ha ido a verte a ti, sino a otro montón de bandas, así que nunca sabes lo que va a ocurrir. Para Type 0 Negative eso siempre resulta muy cansado.

Siempre estás con eso de que sois muy negativos, pero seguro que algo más positivo escucháis en los ratos libres..

Los Beatles son muy positivos, ¿no?.

Sí, más que vosotros desde luego (risas)

Jajaja… Sí, los Beatles son muy positivos, siempre hablan de cosas como el amor, esto o aquello… Huele esto serás feliz… Haz lo otro serás feliz… Son muy positivos y probablemente una de las mejores bandas que han existido. Nosotros hacemos lo mismo, no es que vayamos de negativos por estar en Type 0 Negative, sino que somos así y hemos creado la banda alrededor de eso, en función de cómo somos.

Yo en cualquier caso tan negativos no os veo porque Type 0 Negative, para empezar, tú mismo dices que sois una familia así que todo tan terrible no debe ser, y por otro lado os pasáis el tiempo haciendo humor, que aunque sea negro, humor es..

Síiii, claro, pero se puede ser negativo y divertido. Yo me siento a gusto con ese tipo de negatividad y con el humor negro, está bien.

Un par de preguntas breves a modo de test, porque en laestadea también tenemos una sección de cine y otra de arte… ¿La última película que has visto?

La japonesa ‘Kagemusha’, de Akira Kurosawa, es mi director preferido. Está muerto ahora pero las cosas que hizo son realmente buenas. Está todo ambientado en el Japón del siglo 16.

¿El último álbum que has comprado o escuchado?

Uff, probalmemente no compro un disco desde hace 16 años. Pero probablemente el último que haya escuchado sea uno de Soundgarden.

¿Qué opinas de la piratería?

Creo que es una mierda, que está destruyendo la música. Creo que, a veces, quieres hacer trabajos buenos pero no tienes la financiación porque la gente directamente prefiere tener tu álbum gratis, seguro que mucha gente ya se ha bajado nuestro propio álbum por Internet. Creo que eso es robar, absolutamente. Y acabará por destruir la industria musical, que de hecho ya está medio destruida. Creo que es el final.

¿Sabes? Hablando con otras bandas, algunas dicen que no les importa porque viven de los conciertos más que de los álbumes.

Sí, pero… Aún así, si quieres un disco, tienes que comprarlo. Y, además, en Type 0 Negative el álbum es muy diferente del concierto. Un álbum es una pieza de arte y un show es otra pieza de arte distinta y, si al final no te dan dinero para sacar un disco porque la gente no compra, probablemente dejarás de hacer giras.

Hablando de piezas de arte, un artista que te guste.

Yoshi Toshi, es un ilustrador japonés de los primeros años de 1900, porque intenta preservar el punto de cultura japonesa antes de que el oeste destruyera al este, y me encanta la cultura japonesa y de alguna forma él intentaba mantenerla viva con sus obras. Parecen de western.

Bueno, ahora que vamos a acabar la entrevista… ¡Te ‘autorizo’ a hacer la broma final! (risas)

Hahahahaha… Yo no sé de ninguna broma ahora, ¡vamos! Hahaha… no se, bueno, comprad el disco si queréis una buena broma, hahaha.

Lo más visto...

También te puede interesar...