Dr. Pyamonte y Die Lutter (In Extremo) “Lo bueno es que nadie sepa cómo somos en nuestra vida real”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

In Extremo fue, sin duda, una de las bandas alemanas pioneras en mezclar las melodías del folklore tradicional y de la Edad Media de distintos países con el Rock y el Metal obteniendo el estilo hoy llamado Mittlealter. Es una banda que siempre tuve la curiosidad de entrevistar.

Sin embargo, la entrevista a Dr. Pyamonte (André Strugala, arpa y gaita) y a Die Lutter (Kay Lutter, bajo) se desarrolló como una especie de partida de ping pong de respuestas escuetas y rápidas salvo pocas excepciones, que denotaban poco interés en la promoción que pueda hacerles la prensa y mucho interés en cenar (tras media hora de entrevista con nosotros que cortaron prácticamente en seco, dejaron a algún medio de comunicación ‘plantado’ durante tiempo indefinido)

La amable y paciente encargada de la discográfica nos dijo que ‘habíamos tenido suerte’.

Con ‘Kein Blick Zurück’ celebráis vuestro décimo aniversario, El título significa ‘No mirar atrás’, ¿quizá habéis lanzado este recopilatorio para comenzar una nueva etapa en In Extremo?

Pyamonte: No, este álbum representa una parte de la historia de In Extremo, todo el mundo ha ejercido mucha presión sobre nosotros durante esos años así que es nuestra forma de decir que pasamos de todo eso y no vamos a pensar más en ello.

Kay: Sí, no nos gusta mirar atrás.

¿Tenéis ya planes para la grabación de un nuevo álbum?

P: Sí, hemos estado reuniendo diferente material, puede que esté todo preparado para finales de este año o principios de 2008.

¿Pero váis a continuar con el mismo estilo, va a haber cambios?

P: No, no vamos a cambiar el estilo de In Extremo, continuaremos mezclando la parte folk de esta banda con instrumentos tradicionales y melodías del folklore con influencias del rock moderno, es de lo que se trata.

Yo he ido observando cierta tendencia de In Extremo hacia sonidos más modernos, más experimentales, a lo largo de los años…

P: Puede ser, puede ser, puede que introduzcamos sonidos más modernos, experimentamos con sonidos… No es nadaque intentemos adrede pero nos gusta probar otras cosas.

K: Nosotros cogemos todas las influencias de lo que nos gusta.

Tengo una curiosidad, ¿cómo os conocisteis y decidisteis hacer esa fusión musical cuando aún no la hacía prácticamente nadie?

P: Es una parte de la historia de In Extremo, al principio había dos partes diferenciadas en la banda, la primera llamada In Extremo, que al principio tenía tres miembros que hacían música tradicional. Tocábamos en lugares pequeños, mercados medievales, y cosas así, en la calle muchas veces. Pensamos que sería interesante hacer la fusión cuando conocimos ala otra parte de la banda, y ese fue el punto de partida de In Extremo.

K: Veníamos de lugares diferentes, nosotros antes no habíamos hecho nada relacionado con la música medieval, éramos sólo amigos. Pero así comenzó todo.

Habéis reinterpretado temas tradicionales de lugares tan dispares como Alemania, España, Noruega, Suiza, Francia… Cada una en su idioma tradicional, desde el hebreo hasta el latín y el alemán de ladead Media…. Imagino que el proceso de recolección de todo este material antiguo debe ser complicado, ¿cómo afrontáis cada álbum en este sentido?

P: Todo el mundo contribuye a esta recopilación, porque leemos muchísimos libros acerca de la historia real de Europa, la mayor parte de la cultura proviene de la zona arábica, otras de la zona cerca… Todo el mundo recoge historias, letras, melodías, y las pone sobre la mesa, la banda entera las investiga y decide cuáles son las mejores historias que se pueden convertir en temas de rock de In Extremo.

K: Cogemos estas canciones y a veces es increíble porque les metes guitarras y batería y suenan totalmente diferentes. A veces sólo usamos las melodías, o sólo usamos las letras, e intentamos combinar los dos sonidos. Llegado un momento, en el SEXTO álbum, intentamos ya ponernos a crear nuestras propias letras y melodías.

P: E incluso el rock moderno del sexto disco pensamos que suena de alguna forma medieval, es una gran posibilidad de ofrecer mensajes modernos a todo el mundo, porque las letras antiguas creo que sobreviven al tiempo, en realidad tienen mensajes muy modernos en el sentido de que están en vigor aún hoy en día.

Encuentras mensajes modernos en letras antiguas. Tenemos amigos que nos hacen las traducciones de estos lenguajes antiguos, de forma que la gente las pueda entender.

K: Por ejemplo, a veces vamos a una librería y encontramos una canción en hebreo, como hicimos una vez, y para nosotros fue como una broma intentar hacerla, se convirtió en una canción de Metal.

¿Todos participáis a partes iguales en la composición de vuestros temas?

P: Sí, es difícil de decir lo que hace cada uno porque todos los miembros contribuyen al proceso, todo lo hacemos todos juntos, nada por separado.

Volvamos al recopilatorio, creo que ofrecisteis a los fans la posibilidad de decidir las canciones que iban a componerlo por Internet. ¿Cómo fue eso?

P: Sí, pudieron decidir qué canciones formarían el disco, y después de eso lo hicimos.

No es algo habitual que un artista deje a los fans elegir los temas de un ‘best of’…

P: Sí, pero pensamos que teníamos que hacer algo agradable por los fans, que era mejor hacerlo de esta manera, no queríamos sacar nosotros un grandes éxitos y que luego a lo mejor sacara otro distinto la compañía o alguna mierda de esas. Queríamos que fuera el definitivo y le dejamos la elección a la gente.

K: Para nosotros fue como hacerles un regalo.

Algunos de los temas que componen este disco los regrabasteis, ¿por qué?

K: tuvimos que regrabarlos principalmente porque, de los primeros álbumes, no tenemos las grabaciones originales. Los perdimos, así que sólo regrabamos esos temas.

P: Además, hoy hay muchas diferencias en cuanto a sonido y calidad, así que consideramos importante regrabarlas.

Aja, pero hay cambios no sólo en cuanto a la calidad de sonido, que se puede apreciar como dices, sino en cuando al sonido mismo, a mí me suena más moderno, como más electrónico, no sé…

P: No, no cambiamos demasiado en esas canciones.

K: Bueno, puede que sea porque a partir de 1999 tenemos un nuevo guitarrista, y toca algo diferente.

Volviendo a los fans, creo que en general les cuidáis bastante, pueden participar en vuestro ‘Inner Circle’ a través de la web, enviar mails a la banda… ¿Qué significan los fans para vosotros?

P: Creo que son geniales. El segundo álbum fue un regalo, diferentes bandas de Alemania grabaron versiones de algunos de nuestros temas, como Grave Digger… Muchos fans no sabían qué tipo de música era esa, folk, metal o qué, y fue bueno para enseñarle a los fans que podemos combinar nuestro estilo musical con estas otras bandas, que se pueden fusionar aún más cosas.

¿Cuál de las versiones os gusta más?

P: Oooooh, creo que es ‘Die Gier’, porque Silbermond normalmente no hace nada parecido, tampoco es una de esas bandas que yo suela escuchar en privado, y creo que el resultado es muy bueno.

K: Creo que para mí lo mismo, porque la canción se convierte en totalmente diferente, como si fuera una canción de una banda de pop con guitarras.

P: Sí, Silbermond es más comercial, no es lo que suelo escuchar, pero la versión es buena.

Cuando empezasteis vosotros no había tantas, pero hoy sí que hay bastantes bandas que, a su manera, exploran esa fusión entre el folk y el rock, como Korpiklaani, Saltatio Mortii… En vuestra opinión, ¿qué es lo que os diferencia a vosotros de las demás?

P: Creo que no hay problema, es la misma historia de que primero fueron los Rolling Stones, y luego hay muchísimas formaciones que partieron de esa base. Está bien, pero cada banda tiene su propio estilo, eso es lo importante.

Sobre todo en los últimos tiempos las discográficas recelan de lanzar bandas cuyos estilos no estén ‘testados’ en el mercado, ¿Fue difícil en vuestros comienzos conseguir introduciros en la industria cuando nadie había oído hablar de la fusión entre el folklore y el rock?

P: Al principio no éramos tan grandes ni tocábamos en los locales que tocamos ahora, pero nadie nos dijo nunca lo que teníamos que tocar. Y aún así ahora vemos los resultados, que son discos de oro en países como el nuestro, Alemania, y nos sentimos bien por ello. El cambiar de estilo no era una opción para In Extremo porque no estábamos buscando definirnos como ‘nuevos’ ni ‘rompedores’ ni nada de esa mierda.

A mí me gusta ese tema de poneros ‘motes’, tú eres el DR. Pyamonte… ¿Por qué?

P: Lo bueno es que nadie sepa cómo somos en nuestra vida real. Bueno, era una broma acerca del número ‘pi’, es alguna clase de broma matemática.

¿Por qué eres como el número Pi, que forma parte de todo, está en todas partes?

P: Sí, estoy en todas partes. Soy Pi para todos, es verdad.

K: Para mí es totalmente diferente, porque me hago conocer por mi nombre real.

¿En todos estos años de carrera, hay algún sueño que hayáis cumplido como banda o tenéis alguno de cara al futuro?

K: Ser ricos y tener gloria, jajaja.

P: No, bueno, el principio del tour de 2007 fue genial para nosotros porque estuvimos tocando en muchos países, comenzamos en febrero en Argentina, Méjico y Chile, fue genial y con una buena reacción por parte de los fans de esos países; estuvimos en Moscú, Rusia, ahora aquí en el sur de Europa, en España y Francia.

K: Nos gustaría mucho poder utilizar más pirotecnia en los conciertos, porque en Alemania tocamos en los sitios más grandes donde podemos desplegar toda nuestra pirotecnia, en los demás lugares tocamos aún en sitios demasiado pequeños para eso.

Hablando de vuestra pirotecnia, la primera vez que os escuché fue en un bar donde pusieron el vídeo de vuestra versión del ‘This Corrossion’ de The Sisters Of Mercy, que tenía muchos efectos de fuego y tal

P: Sí que los tenía, es un buen vídeo, escupiendo fuego.

Creo que los grupos alemanes, bandas como vosotros o Rammstein también, tenéis un gran sentido de lo que es un espectáculo, me gusta esa forma de dar un concierto en que es un espectáculo integral, casi una performance…

P: Sí, creo que es un buen aspecto hacer eso en un escenario, creo que está bien que la gente que va a ver un espectáculo y paga un montón de dinero por ello tiene el derecho de olvidarse durante dos horas de toda la mierda y disfrutar del espectáculo, creo que por eso está bien realizar este tipo de espectáculos pirotécnicos.

Hubo un tiempo en el que erais más o menos conocidos de forma underground aquí en España pero era casi imposible encontrar un álbum vuestro. ¿Eso cambió con vuestra entrada en Universal?

K: No te creas que estamos muy contentos con ese tema. Universal va bien en Alemania, Austria y esos países, pero no en otros muchos. Tenemos un enorme problema en Latinoamérica y Estados Unidos hasta el punto de tener que cambiarnos de discográfica.

P: Sí, nada va bien en cuanto a la promoción en esos lugares.

K: Por ejemplo tuvimos que cancelar un show en Lion porque no nos habían hecho nada de promoción.

P: No, no nos promocionaron nada. Es que quizá a veces es mejor estar en una discográfica más pequeña pero que sí tenga la intención de promocionarte por otros países.

K: Es que Universal funciona de manera muy distinta en cada país, por ejemplo el promotor de Francia no apoya a bandas alemanas. Sólo se preocupa del dinero, y creo que está muy equivocado porque si no promocionas una cosa desde luego no te va a dar dinero, y nosotros generamos mucho dinero en otros países, por qué no iba a ser igual allí. Obviamente, porque no te promocionan

¿Qué hay sobre el Song Contest al que os presentasteis en Alemania, y quedasteis los terceros? ¿Cómo fue eso?

P: No estoy interesado en esa mierda. De verdad. La mayoría de las bandas son comerciales, pero en Alemania es distinto, lo lleva un tipo al que realmente le gusta el rock y hace una especie de European Song Contest sólo en Alemania sólo para bandas independientes, creo que eso es muy bueno.

Cogimos eso, no el comercial. Quedamos en tercer lugar y creo que es perfecto quedar terceros en ese concurso más que si hubiéramos ganado en Eurovisión, por ejemplo.

Entonces, ¿qué opinas de lo de Lordi en Eurovisión?

P: Bueno, Lordi está bien, me gusta no su música pero sí sus máscaras, la idea y demás, creo que Mr. Lordi es un tío muy inteligente, además hace buen rock, pero si miras a los demás representantes de los países había un montón de mierda ahí. Eso no es para mí un concurso musical real, es una patraña.

K: Para mí, lo que eran casi todos eran bandas de ‘casting’.

Así que no os presentaríais ni locos a Eurovisión…

P y K, a la vez: No, definitivamente no (risa).

¿Qué tipos de bandas, antiguas y nuevas, os gusta escuchar?

P: Personalmente yo soy muy abierto, escucho de todo, desde clásica hasta pop, como Robbie Williams por ejemplo, creo que es un excelente comunicador, las canciones son buenas, él tiene cabeza. Pero también rock, por supuesto, bandas independientes como Turbonegro, cosas así… Me gustan muchas cosas diferentes.

K: Para mí es igual, me gustan muchos estilos musicales diferentes, bandas como The Tea Party, una banda que intenta combiar el rock on instrumentos diferentes, es curiosa de escuchar, colecciono mucha música de países como Filipinas, me gusta la música étnica, muchos estilos distintos.

Hoy tocáis en Madrid, ¿y después?

P: Mañana en Santiago, luego dejaremos el tour europeo y nos concentraremos en Alemania, donde tocaremos en festivales de verano, dos festivales en Francia en abril, en Suiza, en Austria.

K: Tenemos algunos fans entusiastas en Moscú, siempre nos gusta tocar allí

¿Cuál es la cosa más extraña o sorprendente que os ha ocurrido durante un show?

K: Uy, eso no podemos contarlo.

P: No, no.

Bueno, al menos para despedir esta entrevista ¿queréis saludar o decir algo a los fans?

P: Que es genial estar aquí, creo que la gente rockera y los metalheads españoles conocen a In Extremo de festivales como el Wacken y queremos que sepan que también nos gusta tocar aquí.

K: Que tengo hambre, quiero cenar, jajaja.

Más sobre

Lo más visto...