La Estadea Logo

Amon Amarth ‘Surtur rising’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Si alguien se preguntó alguna vez qué se acabarían antes, si las ideas musicales de estos vikingos metaleros o los dioses a los que dedicar sus discos, espero que apostaran a lo segundo. Y es que tras ocho disco de estudio, la fórmula no da síntomas de agotamiento, al menos para los fans acérrimos de la formación.

Ojo, no es que vayan a descubrirnos nada nuevo. Es solo que tienen claro qué es lo que saben hacer y por lo que gustan a sus fans, y le dan vueltas de una manera lo bastante buena como para seguir reteniendo el interés de muchos mientras van creciendo en popularidad.

Así, el disco comienza con el clásico hit. ‘War of the gods‘ cumple con el objetivo, pero creo que no alcanza el volumen de su predecesora en el cargo del ‘Thunder of the twilight god‘. La misma fórmula que en ‘Destroyer the universe’, ‘A best I am‘ y en ‘Live without regrets‘. En todos ellos no pueden faltar el doble bombo ni los dúos de guitarra que cabalgan cuesta abajo y con viento a favor.

Hay también temas más pesados, con menos recurso a la velocidad, como ‘Tock’s taunt – Locke’s treachery part II‘ o la oscura y épica ‘The last stand of Frej‘. Como tampoco falta algún himno de directo como ‘For victory or death‘ o la temática anti-cristiana como en ‘Slaves of fear‘. Sorprende incluso el tema final, ‘Doom over dead man‘, en el que han metido algunas orquestaciones, algo muy poco habitual.

Por tanto, dentro de la tónica general de discos flojos en lo que llevamos de año, este nuevo trabajo salva los muebles aferrándose a sus señas de identidad y sacándoles todo el partido posible. Y eso es algo que no todos los grupos pueden decir.

[Rating:8/10]

Etiquetas relacionadas