Soziedad Alkóholika en la Capitol de Santiago de Compostela

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Y por fin llegó el día que teníamos marcado en el calendario desde hace tiempo. 2 de Marzo ¿Por qué?. Porque por fin llega el momento de volver a ver a Soziedad Alkohólika en concierto. Esta vez presentando su último disco: ‘Cadenas de Odio‘, el cual han sacado con su propio sello, después de la aventura de Roadrunner. Al lío!.

Según vamos llegando a la sala, ya se va oliendo ese ambientazo a concierto de los grandes. La cantidad de gente que había en la calle esperando a entrar en la Capitol, ya indicaba que habría poco sitio para moverse, y una buena entrada. Una vez dentro las sospechas eran ciertas, la sala está abarrotada, normal en los conciertos de S.A, ya que son una gran banda que tiene un número infinito de seguidores allá donde va. La última vez que había estado aquí fuera para ver el concierto pantomima de los Pseudo-Misfits, dando bastante pena el ambiente al lado del de hoy, pero claro, hoy actuaba una banda de verdad. Unos putos amos.

El concierto comenzó con las actuaciones de las bandas gallegas Primitive y Twenty Figthers. La verdad es que los primeros me sorprendieron muy gratamente, con un metal contundente en español. Sonaron duros, rotundos, y la verdad es que conmigo ganaron un seguidor. Imagino que con el resto del público también, porque no cesaron de dar botes y menear la cabeza.

Después de lo de esta noche, sólo puedo decir que Soziedad Alkóholika es uno de los mejores y más queridos grupos del panorama nacional.

Los Figthers salieron a escena en segundo lugar. Es una banda ya con cierto nombre en la escena gallega. Han participado en muchos bolos y festivales y eso se les nota. Tienen muchas tablas. Los había visto alguna vez antes y este no fue su mejor concierto. Con eso no digo que fuese malo, para nada, pero sí que los he notado mejor en otras ocasiones. Aun así supieron enganchar al público que coreó alguna de sus canciones y ellos en el escenario lo pasaron en grande, eso sí lo puedo asegurar.

Terminados los conciertos que abrían la noche, la sala ya se llenaba cada vez más. y todos esperábamos la salida a escena de los enormes, S.A..

Me chocó que el escenario estuviera cubierto por un gran telón negro, en lugar de lona con la insignia para ‘Cadenas de Odio’, como viene siendo habitual en las giras de promoción de disco. Mientras se daban los últimos retoques al sonido y nos tomábamos una cerveza, las luces de la sala se apagaron y el griterío fue ensordecedor.

Salían uno a uno los componentes de S.A.: Juan, Iñigo, Pirulo, Jimmy y Roberto. En ese momento el público se volvió completamente loco. Faltaban segundos para empezar lo que estábamos esperando desde hace tiempo. El primer tema fue ‘Barrio oscuro‘ – también es la canción que abre el disco – y suena como una apisonadora. Se forma un mosh de órdago, y la banda lo agradece dándolo todo sobre el escenario desde el minuto uno. Con la gente necesitando más, en tercera posición sonó: ‘Polvo en los ojos‘, que ya se puede considerar un clásico en sus directos, y se corea principio a fin. La verdad es que a medida que pasaba el tiempo iban sonando cada vez mejor. El público por su parte, en lugar de cansarse, parecía que metían los dedos en los enchufes para seguir dándolo todo en cantidades industriales.

El concierto seguía adelante, y como era obvio, se centraba en su nuevo ‘Cadenas de Odio‘, aunque también mezclaron clásicos como: ‘Ratas‘, ‘La aventura del saber‘, ‘Piedra contra tijera‘, ‘S.H.A.K.T.A.L.E.‘ o ‘Ciencia Asesina‘. Fue una descarga sin piedad para los que estábamos allí, un vendaval de dureza y castañazos embadurnados en cera de la buena. No tuvieron un minuto de descanso, y las 23 canciones que tocaron se nos hicieron cortas. Después de lo de esta noche, sólo puedo decir que Soziedad Alkóholika es uno de los mejores y más queridos grupos del panorama nacional, se comen con patatas a cualquiera que se ponga delante.

Como no podía ser de otra manera, se despidieron con un: ‘Nos vimos en Berlín‘, himno perteneciente a su ‘Intoxikazión etílika‘ (1990), y cuyo mensaje es definido por el grupo como “dirigido exclusivamente a los opresores del pueblo palestino”; sin embargo, dicha canción fue calificada como una “polémica pieza antisionista y antisemita por diversos medios de comunicación….

Una gran noche para recordar, y nos quedamos con ganas de más. Siempre más. AUPA S.A!

Etiquetas relacionadas

Lo más visto...