Dani Pérez (Saratoga): «Este país no se siente orgulloso de tener buenas bandas de Metal, ni siquiera le presta atención»

Entrevista con Dani Pérez de Saratoga

Más sobre

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Cuéntanos quién eres, y cuál es la faceta por la que te conocemos en el mundillo.

Hola, soy Dani Pérez, batería de Saratoga y Khael. Aunque me di a conocer con Saratoga, también he formado parte de los grupos Skizoo y Stravaganzza. Actualmente compagino mi actividad en Saratoga con mi otro grupo Khael.

¿Cuánto tiempo llevas tocando la batería?, ¿y en Saratoga?

Empecé con 14 años, con lo cual llevo ya 24. En Saratoga entré en 1999, aunque luego me fui de la banda durante unos años y ahora he vuelto, en total he estado unos 8 años.

«Nunca he sido muy fan de ninguna banda, pero siempre admiré y seguía la trayectoria de Saratoga. Evidentemente pasar de estar viendo al grupo como espectador a estar arriba tocando es un cambio bestial (…) Muchas veces estaba tocando y de repente pensaba “¿cómo he llegado hasta aquí?”»

¿Cómo describirías el proceso de pasar de ser un fan a subirse al escenario?

Debo reconocer que nunca he sido muy fan de ninguna banda, pero siempre admiré y seguía la trayectoria de Saratoga. Evidentemente pasar de estar viendo al grupo como espectador a estar arriba tocando es un cambio bestial. Especialmente al principio hasta que te acostumbras, muchas veces estaba tocando y de repente pensaba “¿cómo he llegado hasta aquí?”, es alucinante.

¿Tuviste algún tipo de formación musical o eres totalmente autodidacta?

Sí, he tenido hasta tres profesores de batería, y he estudiado multitud de cursos de batería. No creo en ser autodidacta si quieres no tener un techo. Por muy bien que se te de el instrumento llega un momento en el que si no te enseña alguien te estancas.

Imagina que se acerca a ti algún jovenzuelo que quiere empezar a tocar la batería. Desde tu experiencia, ¿qué equipo mínimo se precisa para comenzar a tocar en una banda de rock/metal? ¿Recuerdas cuánto te costó tu primer kit?

Pues mira, me parece una pregunta buenísima. Cada vez que me preguntan siempre contesto lo mismo, comprar un equipo de nivel medio-alto. Si compras un equipo barato, en cuanto pase un tiempo te arrepentirás y tendrás que comprarte uno mejor, con lo cual habrás perdido dinero en el proceso. De hecho, eso mismo es lo que me pasó con mi primera batería, era muy barata y la tuve que vender cuando quise subir de nivel, me debió costar unos 500 euros (aunque por entonces ni existía el euro…). Si te compras un equipo caro tampoco merece la pena, me explico… Si quieres ser profesional está bien tener un equipo de alta gama, ya que te dedicas a ello, pero si estás empezando no vas a sacar provecho de ese buen sonido, y los precios a partir de una cantidad no se corresponden de forma proporcional con el sonido obtenido. Por ejemplo, una batería de 5.000 euros no suena “dos veces” mejor que una de 2.500, sino solo mejor, y así de forma progresiva según vas subiendo en el precio.

«Ahora mismo vivir de la música es una misión casi imposible, si además haces un estilo como el Metal… imagínate. Soy consciente de la fortuna que tengo (…) El problema de este país es que no se siente orgulloso de tener buenas bandas de Metal, ni siquiera le prestan atención»

España siempre parece, en términos generales, un lugar improbable para lograr el éxito con el rock/metal. Aunque Saratoga y algunos más lo han logrado, ¿qué opinas de esta tendencia?, ¿echáis de menos un apoyo decidido de los entes públicos a la cultura y la música en general y al rock/metal en particular?

Por completo. Ahora mismo vivir de la música es una misión casi imposible, si además haces un estilo como el Metal… imagínate. Soy consciente de la fortuna que tengo, porque sé que pertenezco a una minoría. El problema de este país es que no se siente orgulloso de tener buenas bandas de Metal, ni siquiera le prestan atención. En los países nórdicos puedes ver tranquilamente grupos extremos tocando en programas de prime-time o incluso como representantes en Eurovisión, aquí eso sería impensable. Tenemos todavía mucho que aprender.

Desde la perspectiva de una carrera tan larga como músico profesional, ¿qué porcentaje de trabajo, talento, suerte, dinero, contactos y/o otros elementos se tienen que dar para poder llegar a dónde estáis vosotros?

Pues mira, creo que el dinero y los contactos son importantes, por supuesto, más que nada porque sin ellos no puedes avanzar, pero creo que hay dos pilares básicos para conseguir cierto éxito, que son el talento y el trabajo, y lo uno sin lo otro no consigue nada. Conozco músicos con mucho talento que se han quedado en el camino por no ser lo suficientemente disciplinados. Personalmente creo que si posees estas dos virtudes no necesitas de suerte porque al final se sabrá de ti.

¿En qué momento de tu carrera sientes ese clic en tu cabeza que te hace darte cuenta de que, lo que hasta un determinado momento había sido un hobby/afición, podía ser una forma de ganarse la vida profesionalmente?

Sin duda fue cuando entré en Saratoga. Siempre tenía en mi cabeza que quería dedicarme a esto, pero sabía que era tan difícil que nunca llegué a dar el salto mental hasta que entré en Saratoga, y fui consciente de que esto era a lo que iba a dedicarme sin duda.

«Creo que hay dos pilares básicos para conseguir cierto éxito, que son el talento y el trabajo, y lo uno sin lo otro no consigue nada. Conozco músicos con mucho talento que se han quedado en el camino por no ser lo suficientemente disciplinados»

Permíteme darle un poco la vuelta a la tortilla. Supongo que con el lanzamiento de ‘Morir en el bien, vivir en el mal’ estaréis en plena promoción, encadenando entrevistas, ruedas de prensa, etc. Es decir, estaréis en contacto continuo con la prensa del rock/metal. ¿Qué os parece el panorama actual de la prensa nacional?, ¿veis renovación?, ¿qué os sobra, qué os falta?

Personalmente sí veo renovación, cada vez hay más medios y más profesionales en este mundo, lo que ocurre es que es prácticamente siempre por amor al arte, ya que no cuentan con apoyo ni ayudas por parte de nadie. Me pasa lo mismo que con los grupos, cada vez hay más calidad y cantidad, pero al mismo tiempo cada vez es más difícil sacar la cabeza, es irónico…

Si Daniel Pérez no fuera hoy batería profesional, ¿a qué se dedicaría para sobrevivir??

Supongo que al ser ingeniero de telecomunicaciones me dedicaría a ello, pero la verdad es que no concibo mi vida sin la música. En cualquier caso quién sabe, porque soy un bicho raro, y a mi me encantaba estudiar. Me habría encantado ser físico, médico, pff…. un montón de cosas.

Tras 25 años en esto, ¿qué has aprendido hasta ahora del negocio como músico?

Muchas cosas, pero las más importantes son que hay que estar preparado porque el mundo de la música es durísimo, hay que trabajar muchísimo y nunca rendirse si de verdad crees en ti. Por otro lado hay que desconfiar mucho de la gente, la mayoría van solo por interés y es importantísimo tener cerca a gente en la que puedas confiar, aunque supongo que esto último se aplica a cualquier ámbito profesional.

¿Qué porcentaje de tus experiencias personales se transportan a la partitura?

En mi forma de tocar poco, pero en las letras que hago muchísimo. La parte que se ve más influenciada por las experiencias personales en un músico es siempre la composición de las letras, a fin de cuentas es de estas experiencias de las que nos nutrimos al hacerlas.

«Hay que estar preparado porque el mundo de la música es durísimo, hay que trabajar muchísimo y nunca rendirse si de verdad crees en ti. Por otro lado hay que desconfiar mucho de la gente, la mayoría van solo por interés y es importantísimo tener cerca a gente en la que puedas confiar»

Más allá de la promoción de ‘Morir en el bien, vivir en el mal’, nos gustaría que pidieses un deseo para el futuro y dedicases unas últimas palabras a nuestros lectores de todo el mundo.

Me temo que no voy a ser muy original y me gustaría que se apoyase mucho más la música por parte de los estamentos, no ya por mi o por el grupo, sino por todos esos músicos que están empezando y que van a tener multitud de dificultades.

Me gustaría daros las gracias de corazón a vosotros y a vuestros lectores, siempre he dicho que el lugar donde está un grupo o un músico lo decide la gente, y no puedo estar más agradecido del apoyo recibido por vuestra parte y de la gente. Gracias!!

Fotografía: Aitor Nova


Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email