Dead Bronco 'Driven by Frustration'

Dead Bronco ‘Driven by Frustration’

15 marzo, 2018
641 Views
El año pasado terminó de forma bastante abrupta y dramática para Dead Bronco. Después de lanzar el álbum “Bedridden Hellbound” y apoyarlo con varias giras, la andadura de la formación que grabó discos del calibre de “Penitent Man” llegaba a su fin. El futuro de la banda quedó en el aire después del concierto de despedida que tuvo lugar el 30 de diciembre de 2017. Muchos seguidores nos quedamos con la boca abierta y nos preguntamos “¿Por qué?”. Unos meses después se soltó una nueva bomba desde el Facebook oficial de la banda. El cantante Matt Horan había recapacitado y Dead Bronco volvían a la carga con una nueva formación mucho más joven. Al principio crucé los dedos, pues no me imaginaba la maquinaria de los Bronco rodando sin figuras tan esenciales como el gran contrabajista Oscar Calleja. Pero después de ver el vídeo del tema “Scumbag” comencé a respirar tranquilo. Me convencí al instante que la banda jamás iba a volver al sonido de discos como “In Hell”, pero aun así una gran alivio me invadió por completo al presenciar la fuerza y la actitud de esta nueva formación. Cuando hace unas semanas conseguí escuchar el álbum al completo y además pude disfrutar de algunos de sus temas en acústico en mi programa de radio, supe que una nueva energía demoledora y oscura había invadido al viejo Bronco. Una energía que parece haber llegado para quedarse durante mucho tiempo. “Driven By Frustration” comienza con “Scumbag”. La oscuridad de la intro de este tema nos atrapa poco a poco como si de una depresión resacosa se tratase para después romper a lo bestia en una auténtica misiva de puro odio. En esta canción Matt se queda a gusto descargando contra puteros y violadores. Desde el minuto uno se aprecia la impresionante base rítmica formada por Adrián López (contrabajo) y Guille Peña (batería). Por otro lado, el talento con la distorsión y los efectos del guitarrista Adán Gómez es innegable. Este último aporta un nuevo universo de sonoridades nunca vistas en los Bronco. No me cabe duda de que Matt tiene un gran olfato para el talento. Ha sabido rodearse de unos músicos excelentes. “Nunca sabemos exactamente lo que Adán está tocando, sus aportaciones mutan en cada ensayo. Pero los temas siempre terminan sonando con unos detalles sonoros increíbles”. (Joel Bruna). “Devil's Road” es uno de los temas que más luminosidad arrojan a este álbum. Los redobles de Guille y el banjo de Joel Bruna nos transportan en un tren de alta velocidad en el que Matt descarga toda su rabia rasgando su voz al máximo. Para rematar esta trepidante canción el guitarrista Adam Gomez se descuelga con las deliciosas ráfagas de su slide guitar. En esta canción la banda se atreve con varios palos, llegando a navegar entre el Country, el Hard Rock e incluso el Hardcore Punk de una forma magistral. “Tocamos con instrumentos tradicionales acústicos, banjos, mandolinas, contrabajos, guitarras. Como cuando todo nació, pero con un tratamiento de…

9.5

'Driven By Frustration' es un emotivo y demoledor trabajo que colocará a la banda en otro nivel

Si estos chicos pueden grabar un álbum de este calibre en dos meses por mí pueden llamarse como les de la gana.

Puntuación General

9.5

10

El año pasado terminó de forma bastante abrupta y dramática para Dead Bronco. Después de lanzar el álbum “Bedridden Hellbound” y apoyarlo con varias giras, la andadura de la formación que grabó discos del calibre de “Penitent Man” llegaba a su fin. El futuro de la banda quedó en el aire después del concierto de despedida que tuvo lugar el 30 de diciembre de 2017. Muchos seguidores nos quedamos con la boca abierta y nos preguntamos “¿Por qué?”.

Unos meses después se soltó una nueva bomba desde el Facebook oficial de la banda. El cantante Matt Horan había recapacitado y Dead Bronco volvían a la carga con una nueva formación mucho más joven. Al principio crucé los dedos, pues no me imaginaba la maquinaria de los Bronco rodando sin figuras tan esenciales como el gran contrabajista Oscar Calleja. Pero después de ver el vídeo del tema “Scumbag” comencé a respirar tranquilo. Me convencí al instante que la banda jamás iba a volver al sonido de discos como “In Hell”, pero aun así una gran alivio me invadió por completo al presenciar la fuerza y la actitud de esta nueva formación.

Cuando hace unas semanas conseguí escuchar el álbum al completo y además pude disfrutar de algunos de sus temas en acústico en mi programa de radio, supe que una nueva energía demoledora y oscura había invadido al viejo Bronco. Una energía que parece haber llegado para quedarse durante mucho tiempo. “Driven By Frustration” comienza con “Scumbag”. La oscuridad de la intro de este tema nos atrapa poco a poco como si de una depresión resacosa se tratase para después romper a lo bestia en una auténtica misiva de puro odio. En esta canción Matt se queda a gusto descargando contra puteros y violadores.

Desde el minuto uno se aprecia la impresionante base rítmica formada por Adrián López (contrabajo) y Guille Peña (batería). Por otro lado, el talento con la distorsión y los efectos del guitarrista Adán Gómez es innegable. Este último aporta un nuevo universo de sonoridades nunca vistas en los Bronco. No me cabe duda de que Matt tiene un gran olfato para el talento. Ha sabido rodearse de unos músicos excelentes.

“Nunca sabemos exactamente lo que Adán está tocando, sus aportaciones mutan en cada ensayo. Pero los temas siempre terminan sonando con unos detalles sonoros increíbles”. (Joel Bruna). “Devil’s Road” es uno de los temas que más luminosidad arrojan a este álbum. Los redobles de Guille y el banjo de Joel Bruna nos transportan en un tren de alta velocidad en el que Matt descarga toda su rabia rasgando su voz al máximo.

Para rematar esta trepidante canción el guitarrista Adam Gomez se descuelga con las deliciosas ráfagas de su slide guitar. En esta canción la banda se atreve con varios palos, llegando a navegar entre el Country, el Hard Rock e incluso el Hardcore Punk de una forma magistral.

“Tocamos con instrumentos tradicionales acústicos, banjos, mandolinas, contrabajos, guitarras. Como cuando todo nació, pero con un tratamiento de eléctricos, con distorsiones, efectos, modulaciones, que dan una nueva propuesta sonora, nosotros le hemos llamado AMERICANA SLUDGE.” (Matt Horan).

Después de la acelerada descarga de “I Hate You” y sus desgarradores coros, la banda nos golpea con “Miss Carriage”, unos de los momentos cumbres de este discazo. Joel Bruna vuelve a lucirse con sus veloces banjos y la base rítmica nos deja sin habla. En este country / hardcore punk Matt aprovecha para dejarse la voz alcanzando nuevas cotas de brutalidad. El vídeo que acompaña a este tema es una delicia. Tan solo verás a la banda dejándose la piel en su local de ensayo, pero merece la pena contemplar la nueva furia que les invade.

Tengo que admitir que lo que más me ha gustado de este álbum son sus momento más oscuros y dramáticos. Realmente ha sido alucinante poder escuchar a Matt volviéndose completamente loco en temas como “Driven By Frustration”. El lento comienzo de esta canción te va envolviendo como una mala borrachera que desemboca en un accidente de tráfico o en algo mucho peor. Cuando la escuchas no sabes lo que puede llegar a suceder, pero tienes la sensación de que nada bueno.

La banda baja un poquito de revoluciones en “Floating Down River”, demostrando que pueden transformar un country tradicional en otra gran descarga de decibelios. Después de la endiablada velocidad punk de “Life Of Leech” los Bronco nos atrapan con la preciosa melancolía de “Lord Call Me Home” y la adictiva desesperación de “Stuck In The Mud”, dos composiciones que pueden arrancarte en corazón sin te pillan en un momento bajo. Este último es mi tema favorito del álbum, una canción donde la banda despliega a las mil maravillas toda su maravillosa y dramática musicalidad. La interpretación del cantante Matt Horan es tan desgarradora que hace que se te pongan los pelos de punta.

“La mayoría de los temas de este álbum tratan sobre la desesperación y la frustración de tener que lidiar contra la depresión y los problemas durante demasiado tiempo” (Matt Horan). Los chicos dejan para el final el trallazo más veloz y apocalíptico del disco.“No Name” es una auténtica descarga de decibelios hardcore punk al más puro estilo Assjack (proyecto Hardcore / Country /Metal de Hank Williams III).

El final del disco es el acabose, “Funeral Inhibited” es una oda al odio y a la desesperación que te dejara helado. En esta canción se desatan los infiernos durante dos escasos minutos. Matt llora y maldice mientras la banda atruena de fondo. Un final demoledor y desgarrador. No creo que a Matt le quede ningún demonio interior por maldecir, creo que en este álbum los ha expulsado a todos.

Algunos han llegado a decir que la banda ya no debería de llamarse Dead Bronco y otras muchas frases típicas que se dicen cuando una banda consagrada atraviesa este tipo de situaciones. Pero amigos, si estos chicos pueden grabar un álbum de este calibre en 2 meses por mí pueden llamarse como les de la gana. “Driven By Frustration” es un emotivo y demoledor trabajo que colocará a la banda en otro nivel y les devolverá a los escenarios con más hambre que nunca. Estad atentos a sus nuevos conciertos, se avecina una gira mundial que promete ser la bomba.

Lo mejor

  • Los nuevos registros vocales de Matt y la oscuridad y la energía de la nueva formación.

Lo peor

  • Se echa en falta el pulso y la presencia escénica del contrabajista Óscar Calleja.


Total 3 Votes
0