Inerth - Crítica y portada

INERTH ‘INERTH’, promete poner bases como ya hicieron los LFAA en su estilo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El pasado mes de enero de 2109, los madrileños Looking for an Answer, máximos representantes de la escena grindcore en España, lanzaban un comunicado en redes que corrió como la maldita pólvora. Y es que, imposible pasar desapercibido, el mensaje iba acompañado de su logo con funeraria impronta: 1999-2019. Veinte brutales años; los que tuvieron que pasar para tomar una difícil decisión, o quizá no tan difícil, según se mire. Sobre todo si en el camino ya existen nuevas metas y terrenos que explorar desde otra perspectiva. Son elucubraciones, pero puede que esa sea la verdadera y sobre todo, positiva historia de una despedida.

«Si eres de pezón sensible ante los sonidos de mediados de los ’90 que practicaban bandas como Godflesh, Meathook Seed, Napalm Death o Sepultura; esto te va a molar. Si no es así, posiblemente también»

Santi, Makoko, Ramón y Moya, los cuatro ex-LFAA, se embarcan en esta atronadora propuesta que si algo demuestra sobremanera, es madurez. Algo sorprendente si tenemos en cuenta los meses de vida de la banda, que no son muchos. Si el proyecto llevaba ya tiempo gestándose, es algo que nada más tener oportunidad, le preguntaremos directamente a la banda; pero lo que resulta innegable, es que en este trabajo recogen conexión y experiencia en cuanto a sonido, creatividad y ese placer por lo extremo que se siente a leguas. Prueba de ello es este homónimo EP de 4 cortes editado mediante el sello madrileño Living Dead Society y que os vamos a desmembrar, pero antes que nada, un posible resumen: Si eres de pezón sensible ante los sonidos de mediados de los ’90 que practicaban bandas como Godflesh, Meathook
Seed, Napalm Death o Sepultura; esto te va a molar. Si no es así, posiblemente también.

Todo empieza con un acople, con la voz de Nosferatu advirtiendo: ‘Time is an abyss, profound as thosusand nights’, un bajo distorsionado y un ritmo que invita a sonreír con cara de cabrón. Porque ‘el hecho es simple’. ‘Decrease’ arranca con un ritmo sencillo, si, pero que tiene toda la fuerza y la imaginería necesaria para envolverte desde el principio. Y entre la inmensidad de lo simple y lo directo, el ritmo es pegajoso, por no decir pegadizo, pegajoso y oscuro, pegajoso y enérgico. Además, se van sucediendo los cambios de ritmo y las guitarras cortantes partiendo de una buena base que podría venir de un primigenio death metal, aunque aquello del ‘para más INRI’, viene en uno de los cortes donde encontrarás algo de velocidad. Contrastada muy elegantemente con la pesadez de los medios tiempos. Ahora bien, no esperes ni un solo blast beat en este primer track; ni aquí ni en todo el proyecto. Y ni falta que hace.

«Death doom industrial que sin duda, promete poner bases como ya hicieron los Looking for an Answer en su estilo»

‘Grace’ tiene groove, y por supuesto ‘gracia’. Y esos tientes extremos pero amables que sentaron como un jarro de agua fría entre los sectores más puristas con el lanzamiento de aquel ‘Diatribes’ de Napalm Death; basado en sonidos con síntesis, limpios, futuristas, ralentizados y maquinales. Eran otros tiempos, otros cambios y otras ‘posibles’ decepciones par algunos, pero pura vanguardia para otros tantos. Hoy, desde la perspectiva de Inerth, lo podriamos interpretar como un túrmix de aquella época dorada para los unos, y negra para los otros, pero siempre aderezada con el presente. Entre las cuchillas de la picadora, también encontrarás restos cárnicos, impregnados de guturalidad, jugos apocalípticos, notas bajas y disonancias agudas que acaban tiñendo la receta con bastante crudeza.

Con ‘Collapse’ nos llevan por momentos a los terrenos ya explorados y conquistados por Justin k. Broadrick y sus Godflesh; una posible inspiración latente en todo el EP, pero ellos aportan, cuecen y enriquecen dotando a esta industrialización de un cuasi puro y potente death metal. Y creo que han sabido contrastarlo perfectamente con lo que en su día fue vanguardia. Lo cargan de medio tiempo y doom arrastrado, pero con percusiones muy vivas, cortes inquietantes y lamentos que lo hacen delicioso a la par que duro y chicloso pero siempre, negro como el tizón. Y ojo, que también tiene notas optimistas y riffs agradables, porque joder, en esto de lo extremo, tampoco tiene que ser todo blanco o negro. Y nada más lejos de la realidad; juegan con el equilibrio, con el ying y el yang y con la fusión de la luz y de lo oscuro.

Para finalizar, ponen la guinda con una versión del ‘Wardance’ de Killing Joke, banda de post punk formada a finales de los ’70 y que siempre ha sido una clara influencia dentro de lo que abarca lo industrial, y en especial, para bandas que hemos nombrado en la review como Napalm Death o Godflesh. Y nosotros, también finalizamos esperando que este corto, demasiado corto EP, sea el preámbulo para conocer más material de Inerth, esta nueva banda de death doom industrial que sin duda, promete poner bases como ya hicieron los Looking for an Answer en su estilo; y que así sea.



PUBLICIDAD

También te puede interesar...

Comentarios