Crónica y fotos de Napalm Death en Valencia 2013

Napalm Death, Gruesome Stuff Relish y Skill to Kill en la sala Rock City, Valencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Tremendo bolo el que pudimos disfrutar el pasado viernes en la Rock City de Almássera, Valencia. Los británicos Napalm Death hacían honor a su leyenda con otra exhibición de puro grindcore. Antes, los locales Skill to Kill y los asturianos Gruesome Stuff Relish entretuvieron a una sala que se volvió a llenar, demostrando que hay público en la escena extrema de Valencia.

Los primeros en salir al ruedo fueron los valencianos Skill to Kill, que completaban una semana que difícilmente olvidarán, ya que también han estrenado su primer video y han dado a conocer su disco debut, ‘The game‘. Pese a ser unos recién llegados, demostraron tener aplomo sobre el escenario, desplegando mucha energía y manteniendo la coordinación perfecta para doblar el lomo al unísono. Su sonido está en algún punto entre el death moderno y el deathcore, si es que ese punto existe.

Aparte del lado leñero de su sonido, Skill to Kill también acumulan una buena base de técnica, lo que hace que suenen diferentes a otras formaciones del género.

David, el frontman del grupo, estuvo animando al personal que ya había, que era bastante, y consiguió montar algunos pogos y un más que modesto Wall of death. Me quedé con ganas de disfrutar de un mejor sonido a la batería, y menos acoples en la voz, pero en general creo que pasaron con nota la prueba.

Crónica y fotos de Napalm Death en Valencia 2013
‘Con una puesta en escena más sobria, Gruesome Stuff Relish se dedicaron a desplegar un death grind crudo y primitivo’. Fotografía: Reaktiu

Lejos de florituras, Gruesome Stuff Relish hizo todo un homenaje a la vieja escuela del estilo

Con bastante puntualidad aparecieron sobre el escenario los asturianos Gruesome Stuff Relish, lo cual se agradeció bastante porque fuera de la sala hacía bastante frío. Y ya que venían de tan lejos, decidieron aprovechar el viaje. Con una puesta en escena más sobria, se dedicaron a desplegar un death grind crudo y primitivo.

Con tres discos a sus espaldas, el último de ellos (‘Sempiternal Death Grind‘) editado hace poco se notaba un punto de experiencia y sobretodo, de tener muy claro lo que tienen que hacer. Así, anclados al frente del escenario, los dos guitarristas arañaban las seis cuerdas de sus guitarras mientras apretaban al máximo las de la garganta. Mientras, el desgarbado bajista deambulaba por el espacio libre en las tablas. Y no creáis que les hizo falta mucho más para conseguir que la gente comenzara ya a calentarse seriamente.

En definitiva, estuvieron a la altura y dejaron un buen sabor de boca.

«El nivel de agresividad y el despliegue de energía de Napalm Death es algo que pocas veces eh visto (…) Precisos, profesionales, honestos y muy muy bestias»

Crónica y fotos de Napalm Death en Valencia 2013
‘Mención especial me merece ‘Barney’ Greenway, cuyos movimientos constantes y salvajes habrían conseguido que una compañía entera de quiroprácticos perdiese la presencia de espíritu’. Fotografía: Reaktiu

Pero la gente había venido a por el premio gordo, y no iban a conformarse con menos. A estas alturas la sala ya presentaba un lleno casi absoluto, lo que dice bastante del tirón de los británicos Napalm Death. Su entrada en escena no fue de lo más afortunada, puesto que los problemas en el sonido del bajo tuvieron ocupado a Shane Embury durante varios minutos. Daba igual. El nivel de agresividad y el despliegue de energía de la formación es algo que pocas veces eh visto. Da gusto ver cómo un grupo con treinta y dos años de carrera a las espaldas es capaz de semejante actuación.

Precisos, profesionales, honestos y muy muy bestias. Mención especial me merece Mark ‘Barney’ Greenway, cuyos movimientos constantes y salvajes habrían conseguido que una compañía entera de quiroprácticos perdiese la presencia de espíritu. Pero como decía antes, la gente les estaba esperando, y el recital de patadas, empujones y saltos fue continuo, hasta el punto que para ‘Suffer the children‘ ya no había sitio en toda donde esconderse de los pogos gigantes.

Hubo tiempo para temas del su último disco, pero también para una retahíla de clásicos que a más de uno se le quedo corta. Algo normal, teniendo en cuenta que el grupo tiene más de doscientos temas publicados. Por supuesto, ahí también entraron los microtemas ‘You suffer‘ y ‘Dead‘, que con una duración de un segundo, parecen más un juego para pillar desprevenido al público que una canción.

Como en anteriores ocasiones, la ilustración en fotos nos la presta www.reaktiu.com. Podéis ver algunas capturas más la galería del concierto, aquí.

En resumen, otra noche de éxito del metal extremo en la costa levantina. Un combinado de juventud y experiencia que dejó satisfechos a la pequeña multitud de se reunió en la sala Rock City, referente ya indiscutible del metal en directo. Ahora, a pensar ya en el siguiente.

También te puede interesar...

Comentarios