Talesien 'The blind carpenter'

Talesien ‘The blind carpenter’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Cuando uno se cría escuchando a ciertos grupos, la mayoría de habla inglesa, y decide emular esa música que le inspira, también cantada en inglés, parece que la crítica debe menospreciarle: ‘por no hacer nada original’, ‘por cantar en inglés’, ‘por ser comerciales’, etc. Pero los gallegos Talesien, formados ‘on the road’ (han compartido cartel con gente como: Anthrax, Lost Horizon, In Extremo, Obús, Barón Rojo, Koma o Killer Barbies), van a dar en los morros a más de uno.

Tras un par de maquetas y un EP (‘No limits in time’), han conseguido al fin lanzar su primer disco, ‘The Blind Carpenter’, que como primer trabajo resulta bastante alentador. Sí es cierto que el disco adolece de algunas cosas, en especial de la producción que, aunque correcta, no consigue transmitir la fuerza que se intuye en los temas. Otro aspecto a mejorar es la pronunciación del inglés por parte de Javier García, que no es la más correcta. Pero el resultado general es bueno.

Tomando como nexo de unión el power metal, Talesien se sale del esquema típico de bandas como Tierra Santa o Saratoga y demás grupos ‘triunfadores’ que tan pocas cosas nuevas aportan al panorama musical. P. Javier García (voz y coros), Xose Caamanho (guitarra y coros), J. Carlos Cotelo (guitarra), Serxio Pérez (bajo), Fernando Sanromán (batería y coros) y J. Barros (Teclado) han grabado este primer disco en el Estudio Bunker. La masterización ha corrido a cargo de Alberto Rionda, y cuenta con la colaboración del guitarrista de Luar Na Lubre, Pedro Valero, de Fernando Calvo (Los Suaves) a los solos de guitarra, la batería de José Martínez Bonham y la voz femenina de Liliana Franco.

La intro ‘Overture’, a base de guitarra española, da paso al primer corte (del que también se ha realizado un vídeo) ‘Dream master’, uno de los temas más pegadizos del disco y en el que se aprecia una mezcla de power metal, toques oscuros e incluso momentos hardrockeros y regustillos del rock progresivo que caracterizan la totalidad del álbum. ‘Relections in te mirror’, con cierta influencia arabesca y constantes cambios de ritmo a la batería, obliga a detenerse en la atmósfera creada por la banda y a reparar en el teclado.

‘Prelude’ da paso a ‘Even evil was an angel’, otro de los mejores temas del disco. ‘Delete to erase’, es el tema power más puro de todo el disco. Está bien llevado aunque resulta mucho más interesante ‘New Horizon’, una bonita balada a base de piano donde colabora en los coros Liliana Franco, que tiene ciertos toques de hard rock ochentero. Sigue ‘The blind carpenter’, un tema power metal con toques progresivos. Le sigue ‘Morbid mind’, donde destacan los pesados riffs de guitarra y el doble bombo, y ‘The last song’, pieza instrumental donde predomina la guitarra de Pedro Valero. El último tema es una versión de los colombianos Kraken, ‘No me hables de amor’, único tema en castellano y de corte mucho más heavy que los anteriores.

También te puede interesar...

Comentarios