Reportaje en el festival de Sitges 2010
Reportaje en el festival de Sitges 2010
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En la penúltima jornada de Festival, última para mí por razones que después comentaré, acudí a las proyecciones de ‘Hybrid‘, ‘Metrópolis‘ y ‘A Serbian Film‘. A la primera asistí por ver alguna película en 3D que no estuviera realizada por ningún gran estudio, y la verdad, es que como película, deja mucho que desear… a pesar incluso de contar con unos efectos tridimensionales que sí eran bastante buenos (por lo menos para lo que fue mi primera experiencia con este sistema). Una película automovilística, donde las persecuciones y choques dentro de un garaje resultan lo más destacable, haciendo que resulte muy vistosa para una sesión con las gafas especiales. Salté varias veces de la butaca cuando de los accidentes salían despedidas piezas y cristales al no darme cuenta que estaba en una película. He de decir que la sensación es impresionante, no obstante, terminé con bastante cansancio de ojos.

La proyección del clásico ‘Metrópolis’ resultó muy excitante, sobretodo por tratarse de una nueva versión en la que se han recuperado escenas de una copia encontrada en el Museo de Cine de Argentina. Antes de comenzar el film, la presentadora Fina Brunet comentó las diferencias entre lo que íbamos a ver y las versiones existentes: puesto que desde 1.927 hasta hoy, a la cinta se le habían ido suprimiendo escenas, dando lugar a ediciones con solo dos tercios de película original. Dicho esto, y habiendo sido encontrada una copia completa en Buenos Aires, a pesar de su mal estado de conservación, y tras dos años de restauración, ‘Metrópolis’ se presentó en Sitges casi con total integridad (…) pues algunas escenas, así como algunos de los intertítulos están bastante deteriorados. No hay mucho que comentar sobre este clásico de la ciencia ficción y expresionismo alemán, del que la protagonista, María, es desde hace muchos años el icono de los premios del Festival.

Mi intención era ver por la tarde el film ‘Let me in (Déjame entrar)‘, por la noche el Maratón de Cierre en el Auditori Meliá y el Domingo las dos Maratones en el Auditori. Pero por razones técnicas la sesión de ‘Let Me In’ fue cambiada a la siguiente, y en su lugar se proyectó antes de tiempo ‘A Serbian Film’. Nadie avisó de la modificación, por lo que hasta que me encontré en mi butaca, no me percaté de no estar viendo la película que había elegido. Y transcurridos 45 minutos, tuve que dejar la sala e ir a los servicios a vomitar ante lo que estaba viendo.

He visto muchas películas desagradables, casi todas las barbaridades habidas y por haber en lo que a degradaciones, torturas, mutilaciones y humillaciones se refiere… pero lo que observé en aquella pantalla me pudo completamente. Tuve que salir, no aguanté más, y me fui directamente a casa con tal mal de cuerpo que decidí ya no solo no ir a la Maratón nocturna, si no tampoco a las dos del domingo de cierre de Festival.

Pediría que la película no sea vista ni por curiosidad, pues ese tipo de violencia, con menores de por medio, y de forma tan explícita, no debería aceptarse. Posteriormente me enteré de las razones por las que cambiaron un pase por otro, pero el no haberlo comunicado a los asistentes antes de entrar me ha parecido una dejadez, máxime cuando el cambio se hace por una película de estilo totalmente distinto. Por este detalle he de dar un cero a la organización en lo que a esa proyección se refiere. No obstante, y en general podría decirse que todo ha salido bastante bien, salvo algún que otro retraso durante algún pase.

Esperando ya la próxima edición.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp