Crítica y portada de Echidna, Dawn of the sociopath
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Desde la vecina Portugal nos llega hoy a través de Rastilho Records el segundo disco del grupo Echidna. Hacen un death melódico super producido y bastante influenciado por los padres escandinavos fundadores como At the gates o Dark Tranquillity. No en vano el disco ha sido masterizado en los estudios Fascination Street de Suecia, que cuentan en su curriculum con colaboraciones de altura como Opeth, Paradise Lost, Soilwork o Amon Amarth entre bastantes más.

Los lusos nos reciben con una breve introducción instrumental que desemboca en la energía de ‘Antagonist’, con riffs puramente nórdicos, geniales cambios de ritmo y bastante protagonismo en general de las guitarras, que por otra parte serán las encargadas de llevar la dirección melódica en lo que se refiere a estructura. ‘Violent compulsion’ sigue haciendo gala de una llamativa compenetración entre los cinco músicos, demostrando también precisión, técnica y una violencia bien medida para poder percibir perfectamente lo que pueden alcanzar entre las diferentes etapas de cada canción. En ‘Commanded by demons’ dejan casi totalmente de lado los acordes abiertos para moverse hasta un thrash mecánico, erosivo, gobernado por palmeos y oscurecido por la desgarrada voz de su recién llegado vocalista, Bruno Capela.

Un disco en el que me quedo sin duda con la primera mitad por su acertada mezcla de elementos, ejecución y gran calidad de los cinco componentes.

Con ‘Ágon’ llega un interludio en plan atmosférico de esos que ya se ve venir de lejos que cuando termine te va a caer algo encima, y así aparece ‘Obscuring my reason’. Una canción rápida, bastante furiosa, que juega también con un notable cambio de tiempo, pero que desde mi punto de vista no acaba de conseguir transmitir totalmente esa pretensión que parece buscar el sobresalto, por lo menos en el disco. Para canciones como ‘Sentient nightmare’ y ‘Dawn of the sociopath’ recurren a un grado de acción a toque de caja y guitarra que se podría decir que imita prácticamente el funcionamiento de un fusil automático, mezclando pegadas secas, thrash con death y una voz siempre desgarrada.

Del trío que cierra el disco ‘Bloodlust’ arranca con mucha potencia, abundantes matices como para prestarle atención un rato, y también un agradable punto de atmósfera. ‘Catharsis’ resulta un nuevo interludio acústico con una narración a modo de epílogo para poner fin a lo que ellos mismos concibieron como gran obra conceptual en la definitiva ‘The fallout’. Una canción de seis minutazos donde abarcan y confluyen todas las influencias y virtudes técnicas del grupo.

Un disco en el que me quedo sin duda con la primera mitad por su acertada mezcla de elementos, ejecución y gran calidad de los cinco componentes. Peca quizá de ser algo impersonal, aunque casi siempre lo diga, y lo recomendaría a los aficionados de esos primeros grupos que pusieron la etiqueta melódica al death. Quizá por momentos también tengan un punto thrash a lo Nevermore que resulta curioso, y sobretodo goza de una gran producción para escuchar a lo que den los altavoces.

[Rating:7/10]


Tracklist

01. ‘Synaptic Entropy’
02. ‘The Antagonist’
03. ‘Violent Compulsion’
04. ‘Commanded By Demons’
05. ‘Ágon’
06. ‘Obscuring My Reason’
07. ‘Sentient Nightmare’
08. ‘Dawn Of The Sociopath’ (Escuchar)
09. ‘Bloodlust’
10. ‘Catharsis’
11. ‘The Fallout’ (Escuchar)

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp